Ingresan la segunda propuesta de norma constitucional de la Convención: busca garantizar el derecho a una vida libre de violencia contra las mujeres

Sesión del pleno de la Convención Constituyente en Concepción. Foto: Carlos Rodríguez / AgenciaUno.

Dieciséis mujeres convencionales de distintos colectivos firmaron una propuesta de norma constitucional que tiene por objetivo garantizar la seguridad de mujeres, niñas y disidentes sexuales en la propuesta de nueva Constitución. Además de las 16 firmantes, otras 24 convencionales se adhirieron a la iniciativa de forma transversal. Desde la derecha, sin embargo, acusan que no estaban enteradas de la presentación.




En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, un grupo de 16 convencionales feministas ingresaron esta mañana la segunda propuesta de norma constitucional -que aún tiene que ser discutida y aprobada- del que será el proyecto de nueva Carta Fundamental que actualmente redacta la Convención Constitucional.

La norma señala que el “Estado reconoce el derecho de las mujeres, niñas, diversidades y disidencias sexogenéricas a una vida libre de violencia de género en el ámbito público y privado”. Además, se estipula que “el Estado deberá actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar, sancionar, reparar y erradicar todo tipo de violencia de género, sin discriminación, sea cometida por particulares, el Estado, sus agentes o integrantes.

El texto presentado también especifica que las instituciones de justicia “deberán velar por una investigación eficaz y oportuna, un debido proceso con enfoque de género, por la protección y los derechos de las víctimas, y la aplicación de medidas o sanciones, evitando la revictimización”.

La iniciativa fue firmada por las convencionales Bárbara Sepúlveda (PC), Alondra Carrillo (IND), Íngrid Villena (exLista del Pueblo), Constanza Schönhaut (CS), Carolina Videla (PC), Tammy Pustilnick (Ind. No Neutrales), Ramona Reyes (exLista del Pueblo), Bessy Gallardo (Ind-PRO), Damaris Abarca (Ind. CS), Malucha Pinto (PS), Janis Meneses (IND), Patricia Politzer (Ind. No Neutrales), Francisca Arauna (ex Lista del Pueblo), Alejandra Pérez (exLista del Pueblo) y Tania Madriaga (exLista del Pueblo). Además de las 16 firmantes, la propuesta fue adherida por otras 40 convencionales.

Cabe destacar que, desde que se abrió el debate constitucional, los convencionales han estado habilitados para presentar iniciativas constituyentes, las que deben ser presentadas por escrito, con articulado y firmadas por al menos ocho y máximo 16 convencionales. Hasta la fecha, se han presentado un total de dos propuestas. La primera de ellas, sobre el “Derecho a una vivienda digna”, fue ingresada el 10 de noviembre.

Antes de la presentación oficial de la iniciativa, la convencional Bárbara Sepúlveda comentó: “Nosotras hemos querido de, forma transversal, con las constituyentes de todos los colectivos políticos que se representan como fuerzas transformadoras y feministas, incorporar, para que la nueva Constitución tenga el derecho a vivir una vida libre de violencia”.

Además, Sepúlveda explicó que considera que la iniciativa “es una demanda histórica del movimiento de mujeres” que permite que a las convencionales hacerse parte de la búsqueda de una solución a un problema que “afecta a toda la población de mujeres, y que tiene en una situaciones tremendamente precaria a miles de mujeres en nuestro país, que en este momento son abandonadas por el Estado”, pues, según ella, la Constitución del 80 no dice nada de los derechos específicos de las mujeres ni de violencia contra ellas.

Durante la presentación de la norma, la convencional Patricia Politzer sostuvo: “creo que es fundamental mostrar que con esta norma no solo estamos haciendo realidad la perspectiva de género que imprimió una Convención paritaria, sino que además es un hito histórico que comienza aquí (en Talcahuano), en una de las regiones que no es la Metropolitana. Es un gran día para todas las mujeres de Chile”.

La convencional Malucha Pinto, quien también firmó la iniciativa, explica que Chile ha tratado una serie de tratados internacionales en esta dirección, pero que “no son respetados”, por lo que espera que con esta eventual norma instalada en la Carta Magna se podría “lograr hacer un avance importante en esa dirección”. Por su parte, la convencional Francisca Arauna reconoce que las convencionales tienen un compromiso con los sectores rurales, en los que las mujeres “siguen viviendo la violencia y se sigue desinformando acerca de lo que efectivamente es el feminismo”.

La iniciativa, a modo de contexto, señala que a través de otros procesos constituyentes alrededor del mundo, se ha reconocido progresivamente el derecho a una vida libre de violencia contra las mujeres a nivel constitucional, como ha pasado en Bolivia (2009), Túnez (2014) y Sudáfrica (1996).

Cuestionamientos a la transversalidad de la propuesta

Aunque Sepúlveda señaló que la presentación de la iniciativa fue algo transversal, que incluso suscribieron convencionales mujeres de derecha, desde ese sector desconocen haber sido informadas.

En concreto, la convencional Sepúlveda señaló que Ruth Hurtado (Ind. RN) apoyaba la propuesta pero ella asegura que se enteró hoy mismo de su existencia, tras su presentación. Además, revela que ninguna de las convencionales de Chile Libre, Un Chile Unido y Unidos por Chile estaba enterada. “No tenía idea. Nadie me envió la iniciativa para conocerla. Sin duda apoyaría si va en la línea de lo que creo en estos temas”, señala Hurtado.

Así mismo, Bárbara Rebolledo (Ind. Evópoli) y Geoconda Navarrete (Evópoli) también afirman no haber estado enteradas de la propuesta. Angélica Tepper (Ind. RN), por otra parte, comenta que tampoco le informaron de la iniciativa y que le hubiese gustado leer el texto, pues siempre ha estado “en contra de la violencia desde donde venga”.

Frente a estos reclamos, la convencional Constanza Schönhaut, quien sí firmó la iniciativa, sostiene: “Acá están todas las mujeres. No solo de la Convención, sino que de todo Chile, para que combatamos juntas la violencia de distintas forman que vivimos mujeres, niñas y disidencias. Para eso, evidentemente las puertas y las adhesiones están abiertas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.