La campaña en redes sociales que complicó la semana al gobierno

Foto: La Tercera/Archivo

Expertos en comunicación digital explican en qué consiste el “activismo-hashtag” y las técnicas para fabricar un trending topic. La arremetida en Twitter contra el ministro Chadwick durante tres días obligó a Piñera a salir a defenderlo en La Moneda.

El martes 8 de enero, a las 10.31 de la mañana, la diputada PC Karol Cariola publicó en su cuenta de Twitter: “Hemos concurrido a La Moneda para solicitar al presidente @sebastianpinera la renuncia del Ministro @andreschadwickp. También comenzamos a estudiar posibilidad d Acusación Constitucional #RenuciaChadwick (sic)”.

El comentario pronto tuvo más de 2 mil interacciones y el hashtag #RenuciaChadwick comenzó a ser replicado por distintas cuentas hasta que se convirtió a las 13.00 en el primer trending topic (tema de tendencia) a nivel nacional, consiguiendo reactivar la campaña que se había iniciado el día anterior.

El error ortográfico -la ausencia de la letra “n” en la palabra renuncia- no era una casualidad. Los expertos en estrategias digitales y redes sociales saben que cambiar una letra es una de las tantas formas de manejar el algoritmo de Twitter que determina los conceptos que serán trending topic (TT).

“El algoritmo de Twitter puede ser engañado en función de objetivos políticos. Puede ser engañado cambiando partículas dentro de un hashtag, una letra. Detrás de eso hay una táctica de gente que conoce cómo funciona”, explica Francisco Dagnino, profesor de redes sociales y nuevas formas de comunicación política de la Universidad Católica.

Coincide el académico Sebastián Valenzuela, de la Facultad de Comunicaciones de la UC e investigador del Instituto Milenio Fundamento de los Datos: “Cualquier grupo interesado puede explotar el algoritmo de Twitter para conseguir que su tema o campaña sea tendencia. Es más fácil que entre a la lista de trending topics un hashtag nuevo que uno que ha acumulado muchas menciones en el último mes. Por eso, quienes promueven la renuncia del ministro Chadwick pasaron del #RenunciaChadwick a #RenuciaChadwick. Y si, además, se hace un esfuerzo concertado para que un grupo considerable de usuarios use el nuevo hashtag de forma simultánea, más aumentan las probabilidades de éxito”.

La campaña viral pidiendo la dimisión del ministro del Interior había sido utilizada varias veces durante el año pasado, pero esta semana -a raíz de las declaraciones del general (R) de Carabineros Mauro Victtoriano revelando una conversación que tuvo con Chadwick el mismo día de la muerte de Camilo Catrillanca- la arremetida en redes sociales fue particularmente eficiente. Cambió el clima político y logró golpear al gobierno.

Pese a que la oposición no cuenta con los votos para una acusación constitucional contra el ministro y este sigue manteniendo el respaldo del Presidente, ante la fuerte presión, y en un hecho inusual, Piñera debió salir el miércoles al patio de La Moneda a apoyar a su jefe de gabinete. “Es un muy buen ministro y cuenta con toda mi confianza”, dijo.

¿Cómo impactan las redes sociales en las actuaciones de los políticos y el gobierno? ¿Cómo opera el “activismo-hashtag” en Twitter? ¿Los temas que se debaten en redes sociales son un reflejo fiel de lo que pasa en la calle?

Cómo se fabrica un TT

Según diversos expertos contactados por La Tercera, existen varias fórmulas que utilizan los activistas de redes sociales para lograr que su tema sea el más compartido o comentado. “En este momento puedes ser trending topic mundial con 1.200 tuits. Existen varios trucos que los activistas y los trolls conocen. El algoritmo de Twitter mide volumen, pero también frecuencia y novedad”, señala Dagnino.

“Hoy, un grupo de 50 personas puede tomar control de un trending topic en la medida que tuiteen con la misma etiqueta en un breve lapso”, agrega Enzo Abbagliati, excoordinador de comunicación digital del gobierno de Michelle Bachelet.

Una de las fórmulas más utilizadas es coordinarse previamente a través de WhatsApp, acordando una hora a la cual tuitear cierta palabra clave y compartir el mayor número posible de tuits en un plazo de media hora. “Pasó en la campaña de Brasil y está pasando en España. Es tan relevante el uso de WhatsApp, porque si todos nos ponemos de acuerdo que entre las 9.00 y las 9.05 vamos a decir tal cosa, eso será trending topic o tendrá relevancia en la red social. Es una oportunidad de tener un gran volumen de menciones en un periodo determinado”, explica Pablo Matamoros, experto en marketing político digital.

“Un hashtag que tiene un rápido aumento de tráfico puede ser tendencia, pero no uno que crece gradualmente, aun cuando este último tenga más interacciones en total. Esto explica por qué #Chimuelo o #RenunciaChadwick dejaron de ser trending topics aun cuando ambos se sigan mencionando”, señala Sebastián Valenzuela.

Como Twitter premia la novedad, es muy difícil que un TT se repita dos días seguidos, por eso los activistas optan por cambiar el hashtag cada día. “El caso de #RenunciaChadwick funcionó dos veces. Pero después se trató de utilizar al día siguiente y comete un error Beatriz Sánchez. La excandidata tuitea con solo el hashtag, sin ningún comentario. Ella, como líder político, entrega la pauta pero comete el error en poner un hashtag idéntico al anterior. Sobre la marcha lo cambiaron”, sostiene Dagnino.

El algoritmo también premia especialmente los tuits que vayan con algún comentario y no solo el hashtag.

Si un partido político o una organización pretende instalar un tema tuiteando masivamente desde una misma oficina, fracasará. El algoritmo reconoce y castiga a los tuits que provienen desde computadores de una misma red wifi y da más valor a los que se publican desde teléfonos móviles. Esto para evitar que bots programados puedan instalar los temas de conversación. De hecho, en #RenunciaChadwick, el 60,9% de los mensajes fue publicado desde equipos Android y el 18,8% fue publicado desde iPhone.

También es importante la cantidad de personas influyentes, cuentas con muchos seguidores y en particular cuentas verificadas que compartan la información. En el caso de la campaña que solicita la renuncia del ministro, tanto el lunes como el martes la diputada del PC Karol Cariola fue la tuitera más influyente, según el Observatorio Política y Redes Sociales de la Universidad Central. También lideraron la campaña las cuentas de @pamjiles, @valdebenitonata, @boris_barrera, @carmen_hertz, @prensa_Karol y @waldocarrado, y cuentas anónimas como @todospescamos, @andrés20ad, @marcatuvoto, @chileconvoca o @difamadores.

Según los expertos consultados, los sectores políticos que mejor manejan las redes sociales son, en la derecha, los simpatizantes de José Antonio Kast y, en la izquierda, el Partido Comunista.

Para Nicolás Freire, cientista político y director del observatorio Política y Redes Sociales de la U. Central, “las influenciadoras en este caso fueron Karol Cariola y Carmen Hertz, pero son influenciadoras de un mundo influenciable, que es el de ellas. Los canales digitales permiten a determinados actores instalar temas, pero no únicamente en las redes sociales. La clave del éxito es cómo logras colonizar los medios de comunicación, cosa que hace muy bien José Antonio Kast”.

Impacto político

Según el analista político Max Colodro, “la oposición tiene claro que Andrés Chadwick juega un papel decisivo en el diseño político original del gobierno, y cualquier circunstancia o situación que permita golpearlo, cuestionarlo, criticarlo, es tomada y sobredimensionada por la oposición. Los sectores críticos del gobierno juegan desde las redes sociales un rol muy importante desde el punto de vista de articular una masa crítica de cuestionamientos”. En este escenario, dice, Piñera evaluó los riesgos y debió salir a apoyarlo, anticipándose a la posibilidad de que la oposición reuniera los votos para una acusación constitucional.

Para el analista político Carlos Correa, lo sucedido en la semana refleja cómo “Twitter está configurando la opinión pública. Es un fenómeno nuevo”. “Karol Cariola, muy apoyada por las brigadas del PC en redes sociales, instaló el tema de la acusación constitucional. Y se instaló un estado de ánimo entre los indecisos de la oposición, provocó un giro en la oposición que se coordinó por primera vez. Es curioso porque, según los datos de la CEP, la cantidad de gente que lee política en redes sociales es muy baja, y por tanto es un grupo más ilustrado el que está configurando estado de opinión y el gobierno los está escuchando”, señala Correa.

A su juicio, Piñera sigue con mucha atención lo que pasa en redes sociales, como la presión que hubo en los casos del exministro Mauricio Rojas o recientemente con la exagregada comercial Fernanda Bachelet, que terminaron renunciando tras un movimiento que se inició en las redes sociales: “Yo digo en broma que el encargado digital de La Moneda es el más poderoso de la historia, ellos las leen mucho, hacen campañas y mandan a sus parlamentarios a tuitear”, dice Correa.

Sin embargo, advierte que “lo que pasa en Twitter es una burbuja de opinión. Pero, tal como ocurre en la economía, las burbujas influyen en los estados de ánimo. Estas burbujas valorizan y desvalorizan políticas públicas. Crean realidad”. Por eso, advierte, el desafío de los gobiernos “es monitorear las redes sociales, pero ser capaces de ponderar y cruzar con otras fuentes de datos”.

Haz click en la imagen para ampliar

Seguir leyendo