Oposición impone exigencia para libertad condicional

Autor: Isabel Caro

El ministro de Justicia, Hernán Larraín.

Bloque rechazó acuerdo con gobierno y logró incluir, en comisión mixta, el requisito de arrepentimiento.


Por 6 votos a favor y 4 en contra la comisión mixta de libertades condicionales aprobó ayer la propuesta presentada por los parlamentarios de la oposición -desde la DC al Frente Amplio- para incluir como requisitos obligatorios para optar a ese beneficio el arrepentimiento y la colaboración eficaz cuando se trate de condenados por delitos de lesa humanidad.

Y es que pese a los esfuerzos del Ejecutivo para lograr un consenso en la materia, finalmente los diputados y senadores de la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio optaron por presentar su propia indicación.

El texto aprobado establece que para que se le otorgue la libertad condicional a un condenado por delitos de lesa humanidad deben haber cumplido al menos los dos tercios de la pena, haber colaborado “sustancialmente” en la investigación y manifestado “su arrepentimiento mediante una declaración pública que signifique una condena inequívoca a los hechos y conductas por las cuales fue condenado”.

Así, la oposición logró incluir en la normativa un punto clave para el sector que impulsa una acusación constitucional en contra de tres ministros de la Corte Suprema por haber otorgado este beneficio a exuniformados que cumplían condena en Punta Peuco y que, según los informes de Gendarmería, no habían manifestado arrepentimiento de sus crímenes.

El titular de Justicia, Hernán Larraín, reiteró ante la instancia que no se puede exigir el arrepentimiento a personas que en su fuero interno no se consideran culpables. En ese sentido, ejemplificó con el caso del exsenador Jaime Orpis, formalizado por cohecho. “Voy a poner una situación todavía más dolorosa para mí, que es la situación del exsenador Orpis. A él se le acusa de cohecho y el jura que hizo muchas leseras, pero cohecho no (…). Prefiere pasar en la cárcel que arrepentirse de algo que sostiene que no ha hecho”, dijo.

Así, Larraín aseguró que la propuesta de la oposición “establece exigencias imposibles de cumplir”.

El debate de la comisión también estuvo marcado por la conmemoración de los 45 años del Golpe. El diputado Juan Antonio Coloma (UDI) acusó a sus pares de oposición de tener segundas intenciones e intentar aprobar una normativa inaplicable cuando el libelo que impulsan en la Cámara “se está cayendo a pedazos”.

El senador Felipe Harboe (PPD) calificó sus palabras como una “falta de respeto”.

El texto que ayer fue rechazado en la mixta, planteaba como uno de los requisitos que el condenado “acredite” mediante el informe psicosocial que elabora Gendarmería, conciencia de la gravedad del delito, lo que a juicio de la oposición no era suficiente. Otro punto que trabó el acuerdo, según señalaban ayer en la oposición, fue que el gobierno optara por reincorporar en su propuesta el deterioro físico y mental de los condenados.

A la salida de la comisión, Larraín descartó un veto y dijo que no veía vicios de constitucionalidad en la propuesta aprobada ayer .

Seguir leyendo