Oficialismo define plantear bordes acotados para la discusión constitucional

El objetivo de la coalición de gobierno es acordar una posición formal ante la propuesta de la derecha para instalar principios que acoten el proceso de redacción de una nueva Constitución. En el encuentro hubo parlamentarios del PPD y el Partido Radical que plantearon incluir principios que resguarden la propiedad privada y la inexpropiabilidad de los fondos de pensiones. La opción tuvo un fuerte rechazo de congresistas del FA. En la cita destacó la presencia de la ministra Segpres Ana Lya Uriarte.


La derecha debería ser más cauta y no pasarnos de la raya”. Dando esas palabras el senador del PPD Ricardo Lagos Weber ingresó a la reunión de los partidos oficialistas en el Congreso que se realizó la tarde de este lunes. A la cita asistieron los parlamentarios de las colectividades de gobierno para consensuar una postura común respecto de las negociaciones para llegar a un nuevo acuerdo político que le dé continuidad al proceso constituyente.

¿El tema de la reunión? Tratar de unificar una respuesta a la propuesta que Chile Vamos hizo la semana pasada. El viernes, RN, la UDI y Evópoli pusieron sobre la mesa una propuesta formal en la que piden conformar un comité técnico-político que redacte principios constitucionales para limitar el proceso de redacción del nuevo texto constitucional. Pese a que el gobierno se restó del encuentro del viernes, esta vez estuvo presente la ministra Segpres Ana Lya Uriarte.

La frase del senador Lagos Weber se explica en esa línea. Cuando Chile Vamos habla de principios se refiere a asuntos del contenido constitucional que pretenden dejar fijados previamente para, dicen, evitar cualquier “intento refundacional”. Entre esos temas están, por ejemplo, que Chile sea un Estado unitario, que la judicatura siga siendo un poder del Estado independiente, que exista libertad de elección en salud, educación y previsión, entre otros puntos.

Dada la extensión de esos principios, en el oficialismo consideraron que la pretensión de Chile Vamos es muy ambiciosa. En el Frente Amplio (FA) han dicho que avanzar en la misma línea de lo que propone la derecha significaría escribir la nueva Constitución “por secretaría”. La diputada de RD Catalina Pérez, de hecho, dijo que Chile Vamos quería “gato por liebre”.

En el oficialismo hay conciencia de que Chile Vamos se adelantó y puso los términos encima de la mesa antes que el sector pudiera discutir una postura común. Por eso la reunión en el Congreso era especialmente relevante, ya que el objetivo era que el Socialismo Democrático y el FA pudieran definir una respuesta formal.

Inexpropiabilidad de fondos de pensiones

Tras la cita, ya pasadas las 20.30 horas, los partidos no comunicaron un avance específico -aunque varios parlamentarios han comentado que las coincidencias son superiores al 90%-, pero sí dieron a entender que optarían por acotar los “bordes” que se le puedan otorgar a la discusión.

Es decir, en el oficialismo no descartan incluir principios, pero solo en la medida en que sean generales e institucionales, tal como lo fueron en el Acuerdo por la Paz de 2019. Ese año estos aspectos solo implicaron respetar el carácter de República de Chile, los tratados internacionales y las sentencias judiciales.

Precisamente este punto fue el que llevó a la discusión más tensa de la cita, cuando el diputado Tomás Lagomarsino (Partido Radical) propuso incluir la inexpropiabilidad de los fondos de pensiones. La idea, que fue una bandera política de los convencionales de derecha en la discusión de la disuelta Convención, fue rechazada de forma tajante por el resto de los partidos oficialistas. Esa habría sido la postura que tomaron diputados del FA como Diego Ibáñez (Convergencia Social) y Catalina Pérez (RD).

Minutos después el parlamentario resintió el hecho en su cuenta de Twitter. “Lamento que se hayan vetado propuestas de principios orientadores que son de perogrullo para la ciudadanía. No le tenemos que hablar a la oposición, sino a la ciudadanía para darle garantías de que los errores que se cometieron no se vuelvan a repetir”, publicó en esa red social.

En esa misma línea el presidente de la Cámara Raúl Soto (PPD) propuso incluir en esos principios la protección constitucional de la propiedad privada. Sin embargo le respondieron que ese tema estaba resguardado por los tratados internacionales.

De esa forma el oficialismo se volcó a discutir la propuesta de Chile Vamos, pero el tema estuvo marcado por las resistencias que la idea produce en el sector. Esto es algo que, reconocen en el bloque, será el trasfondo del tema durante los próximos días. Pese a los intentos de algunos parlamentarios por extender los límites, la mayoría de los asistentes estuvo por mantener los bordes que se tuvieron para el Acuerdo por la Paz de 2019, agregando algunos aspectos institucionales, pero nada que tenga que ver con temas programáticos.

“Lo importante es continuar con la proyección de este proceso de manera democrática sin predefinir contenidos a conveniencia de determinadas posiciones políticas sino que resguardar los marcos institucionales y de esa forma dar garantías de un proceso responsable”, dijo a la salida el diputado Ibáñez. En el FA optarán por acuñar el concepto de principios institucionales.

El presidente de la Cámara, Raúl Soto, en tanto, recalcó la importancia de que el nuevo proceso asegure la participación ciudadana. Por su parte, el timonel PC Guillermo Teillier dijo que a diferencia de Chile Vamos no pondrán líneas rojas y no responderán, por ahora, a la derecha. “Cuestiones de fondo tienen que dejarse para la discusión del órgano constitucional porque, si no, la ciudadanía quedaría outside”, afirmó.

Para los próximos días se espera que los partidos del sector sostengan reuniones bilaterales para preparar un documento que reúna las posturas y así llegar con algo a la reunión del jueves.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.