“Poco aprecio por la democracia” y “una jugarreta política de mala fe”: Ministros rechazan llamados de sectores de la oposición a acusar constitucionalmente a Piñera

Imagen referencial de ministros de la Secretaría General de la Presidencia, Juan José Ossa, y vocero de gobierno, Jaime Bellolio.

La idea de presentar un libelo en contra del Mandatario, tras su decisión de recurrir al TC para frenar el tercer retiro de los fondos de AFP, ha ido sumando apoyos durante esta jornada. Desde el PS, por ejemplo, su mesa directiva pidió a la bancada de diputados estudiar dicha propuesta.




“Una jugarreta política de mala fe” y “poco aprecio por la democracia”. Así calificaron los ministros Jaime Bellolio -de la Secretaría general de gobierno- y Juan José Ossa -de la Secretaría general de la Presidencia- los llamados de sectores de la oposición a analizar una eventual acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera, luego de que el Ejecutivo anunciara que ingresó un requerimiento en el Tribunal Constitucional (TC) para frenar el tercer retiro del 10% de los fondos de AFP.

Según consignó La Tercera en esta edición, hasta ayer la visión mayoritaria en la centroizquierda es que impulsar un libelo contra el Mandatario solo traería costos. La dispersión opositora actual, el temor de sufrir una nueva derrota y darle un “factor de unidad” a un oficialismo dividido son algunas de las razones por las que hoy las principales bancadas del sector le dieron un portazo a la idea.

Sin embargo, luego de que se conociera que el gobierno acudió al TC, los impulsores de la acusación constitucional sumaron apoyos a su iniciativa. Por ejemplo, este miércoles, la mesa directiva del Partido Socialista (PS) pidió a su bancada de diputados analizar esta alternativa.

Consultado sobre este tema en Radio Agricultura, el vocero Jaime Bellolio, sostuvo que “hay una cuestión política que es simplemente absurda, o sea, acusar constitucionalmente al Presidente por hacer uso de la facultad constitucional para defender la constitucionalidad de una medida que un tribunal (Constitucional) declaró inconstitucional”.

“Es francamente absurdo, ridículo que algunos quieran hacer eso, y significa que tienen poco aprecio por la democracia, que no pueden soportar que hayan personas que hagan políticas públicas distintas a las que ellos quieren, que amenazan con la violencia o la destitución, esa no es la forma en la cual debe llevarse un debate democrático, tiene que llevarse a través de valorar las diferencias”, agregó el ministro.

En esta línea, Bellolio sostuvo que los ministros pueden expresar sus opiniones “con la fuerte crítica, eso está bien, votar en contra o favor, pero otra cosa muy distinta es saltarse las reglas, amenazar con violencia o con destituir, por una atribución que tiene el Presidente, eso sería francamente ya el absurdo máximo”.

En paralelo, en conversación con Radio Universo, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Juan José Ossa, también rechazó los llamados a acusar constitucionalmente al Mandatario: “Que se diga que no hemos dado lo suficiente a las familias, como causal de una acusación constitucional, nos parece totalmente incorrecto”.

“Ahora bien, siempre se puede hacer más, pero pretender que un país que es ejemplar en materia de vacunación, se está incurriendo en un total abandono de deberes, es una jugarreta política de mala fe”.

“Lo que tenemos que hacer es dialogar ayudar a los chilenos y no entrar en las lógicas de las acusaciones constitucionales que ya muchas sesiones legislativas nos hicieron perder el año pasado”, expresó la autoridad, y agregó que “yo sé que estos parlamentarios con una mano en el corazón saben lo que están haciendo, un punto político, pero en ningún caso creen en las causales”.

“A ver si quieren presentar una acusación constitucional en tres meses más cuando haya terminado el proceso de vacunación ¿Usted cree que lo van a hacer? quieren ocupar los momentos de mayor dificultad para hacer puntos políticos y eso no me parece la forma en la que tenemos que conducirnos cuando el país pasa tan malos momentos”, criticó Ossa.

El ministro, también calificó como una “amenaza y una validación de la violencia” los dichos del presidente del PS, Álvaro Elizalde, -partido que estudiará los antecedentes para una eventual acusación constitucional contra Piñera-, de que el Presidente “estaría jugando con fuego” al intentar frenar el tercer retiro de los fondos de AFP en el TC.

“Creo que hablar de ‘jugar con fuego’ deslinda una especie de amenaza y de validación de la violencia. Todos tenemos que estar firmes en contra de la violencia y para partir tenemos que debatir en un lenguaje mucho más amistoso y tener nuestras diferencias mirándonos al os ojos y no sacándonos los ojos”, sostuvo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.