Presidentes del Congreso descartan quiebre en diálogo constitucional: “Si se han producido bilaterales que han generado alguna suspicacia, veremos la forma de corregir aquello”

Los timoneles del Senado, Álvaro Elizalde, y de la Cámara de Diputados, Raúl Soto, se refirieron esta tarde al anuncio de un grupo de parlamentarios sobre la creación de una “coordinadora paralela” a la mesa de diálogo encabezada por los titulares de ambas cámaras del Congreso. "Nadie puede pretender imponer sus puntos de vista, porque esto es un diálogo", indicó Elizalde, mientras que Soto hizo un "llamado a la humildad" por el "interés superior de Chile".


El presidente del Senado, Álvaro Elizalde (PS), descartó esta tarde que se separen las fuerzas en el camino hacia un nuevo proceso constituyente, luego de que un grupo de parlamentarios compuesta por algunos militantes del Partido Republicano, el PDG, la DC Amarillos por Chile e independientes, anunciara esta jornada la creación de una “coordinadora paralela” a la mesa de diálogo encabezada por los titulares de ambas cámaras del Congreso.

“Nosotros estamos haciendo un esfuerzo unitario, y de hecho el próximo jueves va a haber una nueva reunión en que van a estar representados todos los partidos que tienen bancadas y todas las fuerzas con representación parlamentaria para arribar a un amplio acuerdo que nos permita avanzar en el proceso constituyente”, sostuvo Elizalde desde el Congreso en Valparaíso.

En este sentido, destacó que “vamos a insistir en ese diálogo unitario, porque nos parece que nadie, a priori, puede ser excluido de un diálogo que es tan importante para el país. También hemos dicho que nadie puede vetar temas o puntos, nadie puede pretender imponer sus puntos de vista, porque esto es un diálogo, y nadie está obligado a firmar el acuerdo final al cual se arribe para continuar con este proceso”.

Sobre la postura de parlamentarios que han expresado su molestia por la forma en que se han llevado a cabo las tratativas constitucionales entre fuerzas políticas con representación parlamentaria que, a juicio de algunos legisladores, no han incluido la diversidad de opiniones, Elizalde afirmó que “lo que ha habido en estos días son diálogos bilaterales y multilaterales entre distintas fuerzas”.

Agregó, en este sentido que “respecto de las coordinaciones que se pueden establecer de determinados grupos de partidos o fuerzas con representación parlamentaria, bienvenidos sean si hacen llegar documentos específicos con sus puntos de acuerdo, porque eso va a enriquecer el diálogo que estamos impulsando”.

Por su parte, el presidente de la Cámara, Raúl Soto (PPD), consultado sobre el anuncio de esta “coordinadora paralela”, cuyos representantes anunciaron que se reunirán este jueves en una sala distinta del Congreso, indicó: “Quiero hacer un llamado a todos los actores políticos a la humildad. Este diálogo constitucional es con todos y con todas y dejando de lado las diferencias políticas, ideológicas, las pugnas de poder internas de los partidos políticos y también los egos. Necesitamos todos desprendernos de aquello para poner por delante el interés superior de Chile”.

En la misma línea de Elizalde, destacó que “si se han producido bilaterales que han generado alguna suspicacia, veremos la forma de corregir aquello para hacerlo de la manera más inclusiva posible, porque entendemos que un acuerdo como el que estamos buscando requiere ser lo más transversal y amplio posible para tener a los menos 4/7 en ambas cámaras, pero lo que queremos es que sea mucho más amplio que aquello”.

Al respecto, destacó que “personalmente he conversado con el senador Matías Walker (DC), junto a Álvaro, también con la senadora Ximena Rincón (DC), con los presidentes de la UDI y de RN, con la presidenta de Evópoli, Luz Poblete, con el presidente del PDG, Luis Moreno, y creo que todos y cada uno tenemos la voluntad de avanzar en conjunto en un buen acuerdo para Chile que nos lleve a una buena nueva Constitución, sin exclusiones”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.