Proceso constituyente: definición UDI incluirá "salida" para Lavín

Imagen-BANCADA-UDI11638

El senador UDI Juan Antonio Coloma junto a la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe, y al diputado Javier Macaya.

En el consejo general de hoy, la colectividad adoptará una definición institucional de cara al plebiscito del 26 de abril. El "rechazo" sería la postura, pero agregando que quienes estén por aprobar, como el edil de Las Condes, tendrán un espacio.


Unos 400 militantes se espera que lleguen al consejo general que la UDI realizará hoy, desde las 15.30, con el fin de zanjar la postura institucional del partido para el plebiscito del 26 de abril.

Durante los últimos días, dirigentes de la colectividad comentaban que había "gran expectación" en torno a la instancia, que reúne a parlamentarios, alcaldes, presidentes regionales, miembros de la comisión política y la directiva nacional, entre otros. Y muestra de ello sería que, a diferencia de otros años, un porcentaje mayoritario de los diputados decidió no viajar a sus regiones para participar en el encuentro.

¿La razón? Si bien desde el inicio de las conversaciones en torno al proceso constituyente una mayoría de dirigentes UDI ha ido expresando su rechazo a una nueva Carta Magna, no se ha dado un debate formal del partido en torno a este tema y, además, existen ciertas figuras de la tienda que, al contrario de la mayoría, se inclinarán por la opción de una nueva Constitución.

Tal es el caso del alcalde de Las Condes y principal carta presidencial del gremialismo, Joaquín Lavín -está previsto que asista hoy-, quien afirmó el martes en La Segunda que "estoy por el 'apruebo', porque una nueva Constitución debe ser la gran oportunidad de construir un Chile integrado".

Pero, por otra parte, también existe preocupación respecto de algunos alcaldes que, ya sea por convicción o por una cuestión electoral -por el lugar que representan-, no están en condiciones de adoptar una postura abierta de rechazo, como es el caso de Nora Cuevas (San Bernardo), Rodolfo Carter (La Florida), Cathy Barriga (Maipú) o Rodrigo Delgado (Estación Central), entre otros.

En este contexto, el voto político con que concluirá el consejo de hoy no solo consignará la postura institucional de rechazo, sino que también incluirá de manera expresa la idea de que aquellos que se inclinen por el "apruebo" podrán expresarlo libremente.

Así lo explicó el diputado y vicepresidente de la UDI Juan Manuel Fuenzalida, quien dijo a La Tercera que "queremos asumir una postura institucional respecto del proceso constituyente y, específicamente, respecto del plebiscito del 26 de abril. Suponiendo que la postura mayoritaria sea la opción del rechazo, si bien esa va a ser la definición del partido, a quienes estén por otra opción se les va a respetar su posición. La idea es tener al partido con una postura clara, pero que igual ciertos militantes puedan expresar libremente una postura distinta".

De esa manera, según fuentes de la UDI, lo que se busca es "dar una salida" tanto a Lavín como a otros alcaldes y parlamentarios que, por distintas razones, no se sumarán al "No" a la nueva Constitución.

"Hace tiempo que nuestro partido dejó de funcionar como una tropa (...). Me parece absolutamente válido y legítimo que se establezcan algunas posiciones que vayan en una dirección contraria (al rechazo), como en el caso del alcalde Joaquín Lavín y, eventualmente, de algún otro parlamentario o de autoridades locales", explicó el senador David Sandoval.

Para el diputado Jaime Bellolio, uno de los pocos representantes gremialistas que se mantiene en la opción del "Sí" a la nueva Carta Fundamental, lo que va a ocurrir en esta jornada "ratificará lo que acordamos hace un tiempo, esto es, que es legítimo tener diferencias en el 'apruebo' o 'rechazo' y tener, al mismo tiempo, un futuro político común. ¿Cómo? Porque, a diferencia de la izquierda, nosotros coincidimos en el contenido de la Constitución".

Descongelar con condiciones

Un segundo punto que será incluido en el voto político tiene que ver con la decisión que el partido había adoptado tras la votación con que la Cámara aprobó, con votos de RN y Evópoli, la paridad de género en una eventual convención constitucional. Tras esto, la UDI anunció que congelaba su participación en el bloque, cuestión que deberá resolverse hoy.

De acuerdo a distintas fuentes partidarias, la opción será "descongelar" las relaciones, pero imponiendo "ciertas condiciones", tales como el establecimiento de reglas de comportamiento internas y un mecanismo de resolución de conflictos en el bloque.

Luces en esa dirección dieron ayer tanto la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe, como el senador y extimonel UDI Juan Antonio Coloma. "No tengo problemas personales con ninguno de ellos, ni con la gente de Evópoli ni con la gente de RN, y mucho menos con sus presidentes, lo que sí me parece que tiene que haber acá es una decisión política para poder evaluar el rol que va a jugar la UDI dentro del gobierno y de Chile Vamos", dijo la senadora, mientras que Coloma sostuvo que "para mí es momento de unirnos; veo con buenos ojos cómo se van generando acuerdos importantes".

Comenta