Se inicia la cuenta regresiva: las cruciales 72 horas que determinarán el puzzle presidencial

La debacle que enfrentaron las fuerzas tradicionales de todo el arco político harán que los próximos tres días, antes de la inscripción de las primarias a La Moneda, se rebaraje el naipe presidencial. Las posibilidades están abiertas y tanto en la oposición como en Chile Vamos ya prevén que habrá que hacer sacrificios.




El guion original estaba escrito, pero anoche quedó en foja cero. Tanto en la derecha como en la centroizquierda los bloques tradicionales sufrieron derrotas mayores que aún deben procesar, pero que dejan una certeza: el puzzle presidencial está abierto y las próximas 72 horas serán cruciales.

Las decisiones que tomen las colectividades y sus cartas a La Moneda de aquí al miércoles a las 23.59 horas, cuando se inscribe la primaria legal del próximo 18 de julio, estarán marcadas inevitablemente por el efecto de los fracasos -y también los triunfos- que se anotaron las distintas fuerzas en las históricas elecciones de este fin de semana.

Mientras la derecha sufrió un duro golpe -no estuvo ni cerca de lograr el tercio de los constituyentes y perdió alcaldías emblemáticas-, la ex Concertación tuvo que enfrentar un desplazamiento inesperado por parte del Frente Amplio y el PC, pero también de una izquierda más polarizada que irrumpió con fuerza en la Convención Constitucional.

El retroceso global y los necesarios “sacrificios”

El plan de la Lista del Apruebo -Unidad Constituyente y Nuevo Trato- era celebrar juntos lo que todos proyectaban como una certeza: que las elecciones de este fin de semana terminarían por consolidar al bloque y -por el peso de los números- también una primaria presidencial entre sus abanderados Paula Narváez (PS), Ximena Rincón (DC), Heraldo Muñoz (PPD), Carlos Maldonado (PR) y Pablo Vidal (NT).

Pero eso no se cumplió. El ánimo estuvo lejos de una celebración. Al conocerse los resultados preliminares, pasadas las 22.00, las caras de los representantes de la centroizquierda eran elocuentes y reflejaban una conclusión categórica: sufrieron una derrota mayor. “Es un desastre”, se escuchaba decir a los representantes de las colectividades, quienes se reunieron en las calles París y Londres, afirmando que era preciso leer los resultados con “humildad”.

Antes de hablar con los medios de comunicación, los presidentes Álvaro Elizalde (PS), Fuad Chahin (DC), Camilo Lagos (PRO), María Ignacia Gómez (Ciudadanos); los abanderados Maldonado, Muñoz, Narváez y Rincón, y otras figuras del bloque, como Guido Girardi (PPD) y el candidato a la gobernación metropolitana Claudio Orrego (DC), se reunieron en la sede socialista e hicieron un primer análisis: los resultados obligan a revaluar todo y hay que estar disponibles a hacer sacrificios en materia presidencial.

En la cita, según presentes, también se constató que el castigo a la política tradicional fue transversal, sobre todo en la integración de la Convención Constitucional y que la derrota de la derecha no podía ser consuelo para el sector. El análisis sobre los resultados de Apruebo Dignidad (Frente Amplio y PC) también estuvieron sobre la mesa: la fuerza que demostraron al anotarse municipios clave como el de Santiago, con la comunista Irací Hassler, o el de Maipú con Tomás Vodanovic (RD), además de superarlos en escaños en la constituyente, no dejó a nadie indiferente.

Para los dirigentes de Unidad Constituyente esos cómputos reforzarán la campaña de recolección de firmas del candidato Gabriel Boric (CS) y, por tanto, una posible primaria presidencial entre el Frente Amplio y Daniel Jadue (PC). Esa medición, según leen en la centroizquierda, podría terminar alcanzando mayores niveles de participación que la del sector y, peor aún, con riesgos de que la carta de la ex Concertación no pase a segunda vuelta.

DC acusa golpe y se enciende duelo Provoste-Rincón

Tres eran los escenarios que la Democracia Cristiana tenía preparados anoche en su sede para celebrar un triunfo que no llegó. El partido liderado por Fuad Chahin proyectaba que, tal como ocurrió en las primarias de gobernadores regionales el 29 de noviembre del año pasado, la colectividad se convertiría en la fuerza más gravitante al interior de la Unidad Constituyente.

Los números adversos fueron recibidos con sorpresa por el líder de la falange, quien esperó los resultados junto a su abanderada presidencial, Ximena Rincón; su secretario general, David Morales, y su vicepresidenta, Joanna Pérez, en el segundo piso de Alameda 1460. La colectividad esperaba obtener 12 escaños en la Convención Constitucional, de los que sólo logró tres, mientras que en municipales perdieron comunas clave como Quinta Normal. El golpe más duro quizás lo recibieron en la gobernación metropolitana, donde el desempeño de Claudio Orrego, quien estuvo sólo dos puntos sobre la frenteamplista Karina Oliva (Comunes), con quien deberá medirse en un balotaje, no fue reconocido como una victoria. “No era lo que esperábamos”, sinceraban anoche dirigentes de la tienda.

Lo que es claro es que esos resultados tendrán un impacto en el clave consejo nacional de hoy, que desde las 16.00 tiene previsto someter a votación la proclamación de la abanderada presidencial Ximena Rincón. La senadora por El Maule llegará a esa instancia, además del peso de los números de su partido, con el peso de otras cifras: las que ayer reveló la última versión de la encuesta Cadem ubicando con un 57% de aprobación a Yasna Provoste, lo que la convierte en el personaje político mejor evaluado por la ciudadanía, superando a la diputada Pamela Jiles (PH), a Joaquín Lavín (UDI) y a todo el resto de los presidenciables.

Y si bien antes de los comicios de este fin de semana en la DC decían que el margen para que el partido desconozca la primaria interna que ganó Rincón era reducido, los cómputos de anoche reinstalaron las dudas. “Todo está en evaluación”, afirmaban desde la directiva.

El diputado Gabriel Silber (DC), de hecho, llamó ayer a suspender la junta nacional y revaluar todo. “Obviamente que una candidata con un partido en estas condiciones, sea Yasna Provoste o Ximena Rincón, no avanza muchos metros”, afirmó.

En ese mismo contexto, cercanos a Chahin incluso no descartaban anoche que si la merma en alcaldes y concejales era importante pusiera su cargo a disposición. Con todo, el timonel afirmó ayer que no ve “espacio” para que hoy la junta nacional “desconozca la candidatura por la que votaron 30 mil personas en una primaria”.

El triunfo del PS y el balance del PPD

Los únicos que celebraron anoche en la Unidad Constituyente fueron el PS, quienes obtuvieron la bancada más grande de la oposición en la Convención Constitucional y no registraron bajas demasiado relevantes en materia municipal, y el PR, colectividad que pasó de tener nueve a 22 alcaldías.

En el partido liderado por Álvaro Elizalde leían que sus cómputos los dejaban en una posición privilegiada tanto en materia presidencial como parlamentaria. “Sin duda fortalece la opción de Narváez”, afirmaban ayer en la colectividad, aunque otras voces advertían que era necesario mirar el cuadro completo.

Antes de conocerse el desempeño del partido, en la tienda de París 873 admitían que existe preocupación dado que la opción de la exministra no se ha logrado consolidar como competitiva. De hecho, la pregunta de si se insistirá con inscribir su carta presidencial seguía abierta para algunos, aunque ella ha sido tajante en que es en la primaria legal donde se debe concursar ante la ciudadanía. De hecho, Narváez tiene previsto una proclamación simbólica para reforzar su opción este martes con todos los ganadores del partido, diputados y senadores.

Como sea, el PS concentrará desde hoy las miradas en materia presidencial. Son ellos, dicen en la Unidad Constituyente y en el Frente Amplio, quienes tienen ahora una decisión que tomar: o se inclinan por una medición que incluya a la DC o insisten en la idea de una primaria con las fuerzas afines al socialismo democrático.

La posición que adopte el PS, en todo caso, dependerá, de qué pase con Provoste en la DC, pero también con lo que ocurra con Heraldo Muñoz en el PPD. En la colectividad liderada por el excanciller afirmaban anoche que los escenarios están abiertos, aunque en su comando no.

Y más allá de los análisis, en el sector no descartan que por el poco margen de tiempo que tienen para resolver el dilema presidencial del bloque, este se termine de zanjar después de inscritos los cinco abanderados presidenciales.

¿Se consolida opción de primaria Boric-Jadue?

En el mundo de Apruebo Dignidad -Frente Amplio, PC, FRVS, Acción Humanista e Igualdad- el triunfo en materia constitucional y municipal terminó consolidando a ese bloque como una fuerza de cara a las primarias presidenciales.

Si antes de los resultados había resistencia en el Frente Amplio a quedar aislados en una primaria con Jadue, anoche algo de eso se disipó. Y si bien Gabriel Boric, el candidato de CS, RD y Fuerza Común, insistió en la idea de una medición amplia, el presidente del PC, Guillermo Teillier, sostuvo que la definición “tiene que hacerse entre las fuerzas que están acá”.

Todo dependerá de si Boric logra juntar las firmas que requiere para su inscripción, lo que comunicarán durante las primeras horas de este miércoles. Hasta el cierre de esta edición sólo le faltaban 4.280. Con eso despejado, el Frente Amplio tendrá que tomar otra decisión: si le pide a Marcelo Díaz, el candidato presidencial de Unir, que se baje y respalde al diputado por Magallanes o si compiten con ambos. Todos esos escenarios ya han sido abordados entre los timoneles del bloque.

Chile Vamos: el castigo al gobierno y todos los ojos sobre la UDI

La derrota fue dramática para Chile Vamos y el gobierno y eso traerá consecuencias en el puzzle presidencial oficialista. Así lo reconocían en el sector anoche, donde las recriminaciones cruzadas y los análisis descarnados sobre los resultados de la jornada se proyectaron también en la carrera por La Moneda.

Si antes de este fin de semana, la derecha estaba confiada de su capacidad electoral, los cómputos, al menos, en materia de alcaldes, constituyentes y gobernadores, instalaron la incertidumbre en el sector.

Y si en la centroizquierda dicen que todo está en evaluación, en el oficialismo no se descartan movimientos de última hora antes de la inscripción.

La lectura es que los partidos se desfondaron junto a sus presidenciables. Varios destacaban anoche que los apoyos que entregaron los abanderados del sector, por ejemplo, a figuras como Catalina Parot no tuvieron los efectos esperados: la militante de Evópoli no logró pasar a segunda vuelta y quedó tercera en la competencia por la gobernación metropolitana.

Pero este lunes, todos los ojos estarán sobre la UDI. Pasadas las 17.00 se espera que se desarrolle un consejo general que será clave para el futuro presidencial del bloque y donde definirán si llevan uno o dos candidatos a la primaria del sector.

En ese contexto, la estocada a Joaquín Lavín no pasó desapercibida. Si bien su carta para Las Condes, Daniela Peñaloza, logró imponerse en la municipal, sólo alcanzó un 39,72% de los votos, muy lejos del 78% que logró obtener el exalcalde en los comicios de 2016. “No logró traspasar sus votos”, era el análisis anoche.

Tampoco dejó a nadie indiferente el hecho de que Evelyn Matthei subiera su votación alrededor de un punto porcentual respecto de hace cuatro años, llegando sólo a un 55%.

Ese escenario, sin duda, marcará el desenlace del consejo de este lunes. Si bien antes del fin de semana en la tienda de Suecia 286 aseguraban que la directiva se inclinaría por despejar el camino a la opción de Lavín, forzando que Evelyn Matthei decline su opción presidencial, ese desenlace ya no es tan claro.

En el mando gremialista incluso hay quienes creen que con esto Sebastián Sichel tiene mejores posibilidades en la primaria. Pero que eso -y él lo sabe- no garantiza llegar mejor aspectado a primera vuelta. En el equipo del exministro, en tanto, se prepara para jugar a distanciarse capitalizando el mensaje antipartidos que se expresó en las urnas.

En RN, en tanto, en algunos grupos de WhatsApp internos hubo cuestionamientos a la carta presidencial del partido y del PRI, Mario Desbordes, quien asumió como el coordinador político de la pasada campaña. “Hay que recibir con humildad este resultado. No hay duda que estamos viviendo una derrota, una derrota que nos tiene que hacer reflexionar”, dijo el exministro de Defensa.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.