Siches ante el Senado por Macrozona Sur: “No me pidan hacer lo mismo que hizo el gobierno de Sebastián Piñera”

“¿Qué ocurre con esos niños y niñas mapuche que se crían en un Estado militarizado, en donde no hay soluciones de diálogo ni respuesta de los poderes establecidos en una vía democrática? Esos niños van a ser los próximos guerreros, los próximos weichafe que van a seguir agudizando el conflicto que vivimos en La Araucanía”, expresó la ministra del Interior en una sesión especial, en la que también planteó que la “agenda centrada en una respuesta policial está fracasando y haciendo naufragar”.




Una sesión especial se realizó este miércoles en el Senado, en el Congreso Nacional en Valparaíso, para abordar “la situación de violencia en la Macrozona Sur” y presentar una estrategia elaborada por el gobierno del Presidente Gabriel Boric para hacer frente al denominado conflicto.

La instancia en la Cámara Alta -convocada a las 12.00- contó con la presencia de las ministras del Interior, Izkia Siches, de Desarrollo Social, Jeanette Vega, del titular de la Segpres, Giorgio Jackson; además del subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, y de los gobernadores del Biobío, Rodrigo Díaz, y La Araucanía, Luciano Rivas.

Durante los últimos días se han registrado distintos episodios de violencia en la Macrozona Sur. El martes, desconocidos atacaron con armas de fuego un furgón que transportaba a trabajadores forestales en Lumaco, región de La Araucanía. Producto de los impactos de bala que atravesaron el vehículo, dos pasajeros resultaron con lesiones de carácter grave. En tanto, el 1 de abril se registró un ataque incendiario en Contulmo, región del Biobío, que terminó con 15 viviendas quemadas. Tras el hecho, días después desde el gobierno anunciaron que interpondrá una querella por lo ocurrido.

Diagnóstico y presentación de estrategia

En su exposición en el hemiciclo, la jefa de gabinete presentó un diagnóstico elaborado por el gobierno en el cual plantean que el actual “conflicto” tiene “raíces políticas”, que los índices de pobreza, desigualdad e ineficiencia del Estado son “catalizadores de violencia”, y que la “gravedad de la crisisobliga un esfuerzo de todo el Estado, junto con apoyo internacional, para cambiar “esta tendencia”.

Frente a ese escenario, Siches reveló que desde la actual administración han estudiado los modelos desarrollados en países como Canadá, Nueva Zelanda y Colombia para elaborar una estrategia que -en base a la experiencia internacional- pueda ser implementada como una solución. Lo que, según explicó, se concretó en un plan que contiene cinco pilares y que presentó durante la sesión especial.

  • La creación de una Comisión de la verdad y el esclarecimiento histórico en un conflicto intercultural.
  • La implementación de parlamentos y diálogos territoriales.
  • Mejorar la entrega de tierras y, por ende, la activación de la Conadi.
  • La activación del Estado mediante un trabajo interministerial hacia el territorio.
  • El desarrollo de medidas de seguridad.

“Si ni nosotros nos ponemos de acuerdo en que esta es la senda para disminuir la violencia, lo más probable es que lleguen dos o tres gobiernos más antes que las soluciones reales se empiecen a construir en nuestro país”, señaló Siches.

La ministra del Interior también hizo un llamado a elaborar un “diagnóstico común” entre los senadores respecto a la situación en la Macrozona Sur. “Es necesario constatar que no tenemos un diagnóstico común y eso es esencial para poder delinear las estrategias. Me parece que vamos a tener que trabajar profundamente en ello para evidentemente empezar a tener resultados”, enfatizó.

Así también, pidió ante la Cámara Alta “asumir la realidad”: “La agenda centrada en tener una respuesta policial está fracasando y nos está haciendo naufragar y teniendo muchas más víctimas de violencia, tanto mapuche como no mapuche”, indicó.

El 26 de marzo, tras diez prórrogas y cinco meses de vigencia, finalizó el Estado de Excepción Constitucional de Emergencia que fue decretado en la Macrozona Sur por el expresidente Sebastián Piñera, en octubre del año pasado. La medida fue declarada por “grave alteración del orden público” y entregaba facultades especiales a las Fuerzas Armadas con el objetivo de apoyar la labor de las policías desplegadas en el territorio. Sin embargo, el gobierno de Boric estimó no continuar con su vigencia.

“¿Qué ocurre con esos niños y niñas mapuche que se crían en un Estado militarizado, en donde no hay soluciones de diálogo ni respuesta de los poderes establecidos en una vía democrática? Esos niños van a ser los próximos guerreros, los próximos weichafe que van a seguir agudizando el conflicto que vivimos en La Araucanía”, señaló al respecto Siches, y agregó que “espero que salgamos de las peleas pequeñas (...) y nos hagamos cargo del problema de fondo”.

Durante la instancia, la secretaria de Estado también abordó la estrategia de diálogo implementada durante el gobierno del expresidente Sebastián Piñera y que fue encabezada por el exministro Alfredo Moreno.

Si bien expresó que fue una medida “transversalmente valorada”, “lamentablemente, en relación a los distintos hechos de violencia, el gobierno se centró nuevamente en una respuesta policial y militar”. Además, presentó cifras sobre el aumento de hechos de violencia en el territorio.

“En 2013 teníamos en promedio alrededor de 300 hechos de violencia, según los datos de Carabineros, en todo el territorio de Wallmapu. Eso ha crecido más de un 400%. De 305 hemos pasado a más de 1.700 hechos de violencia. Evidentemente es un récord histórico que nos duele, preocupa y creemos que no solo lo podemos resolver como gobierno, lo necesitamos resolver como Estado”, precisó.

Sin embargo, ante esas cifras, hizo un llamado a los senadores presentes en el hemiciclo a que “no me pidan hacer lo mismo que hizo el gobierno de Sebastián Piñera, porque aumentaron 400% los hechos de violencia en el territorio. Algo estamos haciendo mal, no podemos seguir haciendo lo mismo y sí esperaría que eso sea un consenso de este Senado”, puntualizó.

Intervención de gobernadores

Tras la intervención de la ministra Siches, los gobernadores asistentes a la sesión en la Cámara Alta dieron inicio a sus alocuciones.

La autoridad del Biobío, en su turno, expresó que “durante el gobierno del Presidente Piñera y del Presidente Boric he tenido una sola posición al respecto de la situación que vivimos: necesitamos diálogo político para solucionar los problemas de fondo que vive nuestra región y necesitamos seguridad”.

En ese marco, anunció que desde el gobierno regional impulsarán un programa de parlamento, valoró el “requerimiento que hemos tenido en materia de seguridad”, pero solicitó ante las autoridades de gobierno “que tengamos sectoralistas especializados en el Ministerio de Desarrollo Social para que trabajemos las temáticas indígenas, para que el objetivo que plantean de activar el Estado sea eficaz”.

Por su parte, el gobernador de La Araucanía comenzó su discurso mencionando a algunas de las víctimas de la violencia: “Alex Lemún, Matías Catrileo, Osvaldo Zapata, matrimonio Luchsinger Mackay, Camilo Catrillanca, Juan Barrios”.

“Las vidas no tienen ideologías, no importa su origen, no importa su etnia, no importa su color e identificación política, todas las vidas son sagradas. Ninguna causa puede ser tan legítima como para justificar la pérdida de vidas inocentes”, sentenció al respecto.

Rivas, además, apuntó contra la ministra del Interior por el empleo del concepto “Wallmapu”. “Quiero decirle a la ministra Siches que la región que represento se llama Araucanía y viven araucanos de distintos orígenes, mapuches y no mapuches, no se llama Wallmapu. No impongamos conceptos desde Santiago, conceptos que nos dividen. Un ejemplo más que el centralismo a veces no nos ayuda y nos tiene así”, indicó la autoridad regional. Esto, tras la polémica que abrió el empleo del término por parte de la ministra, quien la semana pasada se disculpó luego de reclamos desde Argentina.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.