Suprema: gobierno da un giro ante presión opositora y se abre a diálogo en futuros nombramientos

La ministra de la corte de Valparaiso Maria Angelica Repetto expone en la comision constitucion del Senado. 03/07/2019

Valparaiso, 3 de julio de 2019 El ministro de justicia Hernan Larrain y la ministra de la corte de apelaciones de Valparaiso Maria Angelica Repetto conversan al termino de la comision constitucion del Senado. Raul Zamora/Aton Chile

En medio de la decisión del PPD, la DC y el PS de rechazar la carta del gobierno para integrar el máximo tribunal, María Angélica Repetto, el ministro de Justicia reiteró que no se volverá al sistema de "cabildeo", aunque afirmó esta mañana que "conversar siempre será posible". En el gobierno afirman que para destrabar su designación de cara a los próximos nombramientos, se abrirán conversaciones con los senadores previo a la decisión del Presidente, pero de manera institucional, ante la Comisión de Constitución.




"En los tres casos que nos ha tocado actuar hemos consultado sistemáticamente a todos y cada uno de los comités del Senado (…). En esta oportunidad, no hemos seguido ese camino, sino que el camino institucional". Con esas palabras. el ministro de Justicia, Hernán Larraín, anunciaba el 16 de mayo pasado, a solo horas de que el Presidente Sebastián Piñera se viera forzado a retirar el nombre de Dobra Lusic al no contar con los votos para su ratificación, la decisión del gobierno de modificar el proceso de nombramiento de los ministros de la Corte Suprema.

El hecho generó duras críticas de la oposición, desde donde acusaron al Mandatario de una "pataleta" y una verdadera "revancha" hacia la Cámara Alta por la frustrada nominación de Lusic. Fue esa decisión la que hoy mantiene en un dilema a La Moneda luego que ayer, en una reunión con Larraín, los senadores de todos los comités de la oposición le notificaran que no darían sus votos para la nominación de María Angélica Repetto a menos que el gobierno reconociera públicamente su error y rectificara este procedimiento "inconsulto" para los próximos nombramientos.

Y hoy día el ministro dio un giro en esa línea al señalar que "no puedo creer que por un problema de procedimiento no lo podamos solucionar, tenemos que seguir conversando para encontrar las fórmulas que nos permitan resolver esa inquietud (…). Entiendo lo que algunos puedan haber pensado sobre esta materia, pero lo más importante es que espero que luego podamos avanzar para seguir trabajando juntos en esta materia que requiere, por cierto, el acuerdo de las instituciones para lograr el nombramiento de la Corte Suprema".

Y agregó: "El cabildeo que se practicó no se puede repetir, si incluso no dio resultado ese cabildeo. Por lo tanto, hubo que terminar con él, al contrario, derivó en una imagen que para la ciudadanía no es muy favorable, una imagen de cocinar las cosas. No, eso no va a volver. Conversar siempre será posible, pero el futuro el cabildeo no creo que sea una práctica deseable".

Fórmula para destrabar las nominaciones

En La Moneda señalan que la fórmula que impulsaría el gobierno para destrabar este nombramiento es la de que sea en la misma Comisión de Constitución del Senado, de forma abierta e institucional, donde antes de que el Presidente seleccione los nombres de la quina propuestos por la Corte Suprema, estos puedan ser sometidos a la consideración de los senadores y se genere finalmente un diálogo previo. Lo que marca un claro contraste con la decisión inicial del gobierno.

En esa línea, el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), reiteró que "le hemos pedido al gobierno, particularmente al ministro Hernán Larraín, retomar el camino del diálogo porque no hay otra alternativa cuando se trata del nombramiento donde intervienen los tres poderes del Estado, por lo tanto, si el diálogo se retoma, de buena fe, con todos los actores, en los próximos días, creo que podríamos buscar fórmulas de destrabar esto".

En la oposición advierten que no hay forma de que la fórmula que impulsó La Moneda se pueda sostener en el tiempo y que van a ejercer presión para evitar que el Senado se transforme en un mero buzón en estas materias.

Desde el máximo tribunal, en tanto, su presidente Haroldo Brito señaló que "lo que dice relación con el nombramiento que está pendiente en el Congreso, en el Senado, se trata de una nominación que tiene un curso y que está, en mi entender, llevando efecto, y ya se alcanzará un acuerdo. Es todo lo que les puedo decir. No es una discusión en que nosotros participemos, pero sí estamos atentos a lo que está ocurriendo".

Comenta