“Tiene mucha letra chica”: Oposición dice que anuncio de Piñera para la clase media debe ser analizado y que no compite con el proyecto de retiro de pensiones

Foto: AgenciaUno

Foto: AgenciaUno

Diputados de oposición manifestaron que el anuncio del gobierno excluye a gran parte de los trabajadores y que hay que confiar en la libertad de las personas para que puedan optar a cualquiera de las dos opciones.




“He escuchado con atención el mensaje de la gente”, dijo esta tarde el Presidente Sebastián Piñera al anunciar una serie de medidas para beneficiar a la clase media que se ha visto afectada por la crisis social y económica provocada por la pandemia del coronavirus, mientras en paralelo la Cámara de Diputados discute en particular el proyecto que permite el retiro anticipado del 10% de los fondos previsionales.

Como parte de los anuncios está la entrega de un bono de 500 mil pesos para los trabajadores que hayan tenido ingresos formales entre 500 mil y 1,5 millones de pesos mensuales y que hayan sufrido una reducción del 30% o más en los últimos meses.

Además, para aquellos que hayan visto caer sus ingresos y lo necesiten, el Estado otorgará adicionalmente un préstamo solidario que compensará hasta un 70% de la caída de los ingresos y se otorgará en 3 cuotas mensuales, con un máximo de 650 mil pesos por cuota y un monto máximo del préstamo de $1 millón 950 mil pesos.

Igualmente se anunció la postergación por 6 meses de los dividendos hipotecarios, gracias a una garantía estatal, y un subsidio de arriendo durante tres meses.

Estas medidas fueron escuchadas con atención por los parlamentarios de oposición, quienes manifestaron que el proyecto del gobierno contiene “mucha letra chica”, por lo cual debe ser analizado con detención.

El diputado DC Matías Walker señaló que “el anuncio es regresivo” y que el jefe de Estado se vio “desesperado en ofrecer esta medida que favorece a los sectores más de clase media versus los más vulnerables. Él no hubiera hecho este anuncio si es que no hubiéramos puesto en tabla y aprobado el proyecto que permite el retiro de fondos. Esperamos un anuncio concreto en favor del 50% de los trabajadores que ganan menos de 500 mil pesos y los cientos de miles que tienen ingresos informales, quienes han sido los más perjudicados”.

“Vamos a ver bien este proyecto, pero ya nos estamos dando cuenta de que tiene bastante letra chica, por tanto nos quedamos más preocupados que antes”, agregó.

El PS Leonardo Soto sostuvo, en tanto, que este anuncio “es un triunfo de la gente”. “Vamos a estudiar en profundidad el proyecto, no sabemos cuál es el monto global de dinero que atrae aparejado, no sabemos a cuántas personas beneficiará, hay mucha letra chica. Se excluye a los trabajadores que ganan menos de 500 mil pesos que es la mitad de los trabajadores chilenos y además, hay que probar que se tuvo una caída significativa en los ingresos y sabemos que cuando se ponen estos requisitos, el resultado es siempre el mismo: la gente no clasifica”, añadió.

Asimismo, el parlamentario aseguró que el proyecto de retiro anticipado de fondos de AFP sigue adelante y que la idea es que “la gente decida. La gente sabe muy bien cómo puede sobrevivir a la pandemia. Creamos en la gente, los chilenos tendrán que decidir entre una y otra alternativa, eso es lo más justo”.

Por su parte, el independiente Raúl Soto -parte de la bancada PPD- manifestó que la propuesta “llega tarde” y que debió haber sido planteada en marzo pasado.

“Queremos ser claros como bancada y oposición: el proyecto de retiro es sin retorno, no hay vuelta atrás, no es negociable ni intercambiable por ninguna otra medida. No son dos proyectos que compiten. Si el gobierno pretende obstruir el retiro del 10% créanme que no lo va a lograr. Muy por el contrario, yo creo que son medidas compatibles, una no excluye a la otra. Tenemos que confiar en la libertad de los chilenos y que voluntariamente tomen la mejor decisión para acceder a los recursos”, dijo.

En la misma línea, el diputado del Frente Amplio Gabriel Boric, indicó que el gobierno “llega tarde” y “con letra chica” con los anuncios y que “tengo la convicción de que en el estado de necesidad en el que se encuentran miles de chilenos y chilenas, tienen el derecho a elegir cuál es la mejor alternativa, qué es lo que más les conviene. Por eso mantengo mi apoyo al proyecto que permite el retiro de fondos de las AFP y crea un fondo colectivo que actuará como compensación y de manera progresiva. La gente no es tonta, sabe elegir, démosle esa posibilidad”.

Comenta