Claudio Orrego: “Debiéramos tener una facultad de poder decir cómo se construye en aquellas áreas de influencia metropolitana”

Claudio Orrego

El recién electo gobernador de la Región Metropolitana entrega sus primeras definiciones en materia económica y de ordenamiento territorial. Orrego afirma que el Plan Regulador Metropolitano debiera tener más atribuciones que solo establecer densidades y uso de suelo. "Tenemos que buscar la manera de generar densificación porque hay un déficit de vivienda", sostiene.




El domingo logró convertirse en el primer gobernador electo por la Región Metropolitana, al obtener 785 mil votos, el 52,71% del total y superar por 80 mil sufragios a su contrincante, Karina Oliva. Claudio Orrego, en esta entrevista, entrega sus primeras definiciones en materia de ordenamiento territorial.

“Tenemos que definir los principios de este plan regulador. Uno de los principios es la equidad territorial, segundo la protección ambiental o la sustentabilidad ambiental, y tercero, la integración social y una cuidad integrada”, afirma.

Una de las atribuciones que tendrá el nuevo cargo de gobernador es la injerencia en los planes reguladores de la región, ¿cuál será el alcance que pueda tener esa labor? ¿El Plan Regional de Ordenamiento Territorial es el principal instrumento que tendrán?

-Hoy día el único instrumento que tenemos es el Plan Regulador Metropolitano. Hemos planteado la necesidad de revisarlo, para darle una mayor coherencia, porque ahí se discuten todos los temas importantes desde el punto de vista de dónde se puede construir, cuáles son las áreas verdes, las áreas silvestres que hay que proteger, cuáles son las zonas de sacrificio. Eso se debe discutir en el plan regulador. He planteado que debiera permitirse que el Plan Regulador Metropolitano, que sólo define densidades y uso del suelo, pudiera tener una última palabra en condiciones urbanísticas en área de influencia metropolitana.

¿Esto, con el objetivo de tener una región más cohesionada territorialmente hablando?

-Hoy día todo lo que tiene que ver con la densificación, con espacios públicos, lo definen los planes reguladores comunales. Sin embargo, hemos planteado que esa facultad se amplíe a nivel metropolitano. Se requiere no solamente esta suerte de archipiélago donde cada comuna dice acá el límite son dos pisos, otros tres pisos, sino que queremos tener una visión de ciudades. Eso no existe, pero queremos plantearlo a futuro. Tenemos que buscar la manera de generar densificación, porque hay un déficit de vivienda y para eso tenemos que ser capaces de generar condiciones para que esa densificación no se haga a costa de la calidad de vida de las personas, sino que sea compatible con buenos espacios públicos, construcciones en alturas adecuadas. Será un debate arduo, pero si queremos tener una visión de ciudad, es lo que tenemos que hacer.

¿Será prioridad revisarlo?

-Vamos a revisar el Plan Regulador Metropolitano, porque hoy las atribuciones son de uso de suelo, si se puede o no construir, pero no nos permite decir cómo se puede construir. Lo que estamos planteando es que debiéramos tener una facultad metropolitana de poder decir cómo se construye, por lo menos en aquellas áreas de influencia metropolitana.

¿Podrá tener injerencia en las zonas no urbanas y determinar qué instalar en esos espacios: industrias, rellenos sanitarios, cárceles?

-El Plan Regulador Metropolitano es para eso. Todo el debate que hubo en Tiltil, de que fuera zona de sacrificio (instalación de vertederos), fue porque el plan regulador dice que sólo ahí se puede hacer ese tipo de actividades. El regular el uso del suelo es claramente parte de las atribuciones del Plan Regulador Metropolitano.

¿Se buscará el equilibrio territorial?

-Tenemos que definir los principios de este plan regulador. Uno de ellos es la equidad territorial, la protección ambiental y la integración social. Se buscará un equilibrio en todas las comunas para que puedan estar integradas y que exista espacio de desarrollo y de esparcimiento.

A nivel de recursos, ¿cuál es el presupuesto con el cual se contará?

-En principio, nuestro presupuesto es el mismo que rige actualmente, que son $140.000 millones, pero es probable que con la nueva ley de rentas regionales eso aumente. Solamente para tener una comparación, en los países de la OCDE, en promedio, el 50% de los recursos públicos se deciden en las regiones o municipios. En Chile, en el caso de la Región Metropolitana es el 18% y en regiones es 10%, es decir, de cada 100 pesos sólo 10 se definen en la región. Eso es algo que queremos cambiar. Queremos al menos duplicar lo que tenemos hoy, y llegar al 20% en regiones y 28% en la Metropolitana.

En su programa hay un eje importante relacionado con el empleo. En él se detallan una serie de iniciativas que quiere impulsar para recuperar las plazas laborales perdidas. En la práctica, ¿todo lo que propone lo puede realizar o son medidas para que los privados lo impulsen?

-Hay varias medidas que podemos hacer desde la gobernación y otras en alianza con el sector privado. Una de nuestras principales medidas es generar una mesa regional de empleo y emprendimiento, donde queremos sentar a todos los actores públicos y privados, para determinar qué medidas concretas se pueden hacer en el corto plazo para poder estimular la generación de empleo y apoyar a las pymes que lo están pasando mal.

¿Habrá algún plan para incentivar los proyectos de inversión con alta demanda de empleo?

-Tenemos una cartera muy importante de proyectos en obras públicas, financiados tanto con recursos del gobierno regional como por otras entidades públicas, que teniendo el financiamiento no se ejecutan. Y la pregunta es por qué. La tramitología y la burocracia pública siguen estando muy presentes, entonces a veces se puede tener los recursos, pero demorarse dos años antes que ese proyecto se ejecute. Eso significa que hay empleo rezagado que se pudo haber generado. Para agilizar estos proyectos, es necesario crear una comisión antiburocarcia. No se trata de saltarse algún trámite ambiental o de otra índole, sino que agilizar los trámites para que esas obras se puedan ejecutar.

Para ejecutar estos planes de manera efectiva necesita una buena coordinación con los alcaldes. ¿Cómo será la forma de trabajar con los distintos alcaldes de la región?

-Tenemos que ver la mejor manera de hacerlo. Es probable que les pida que nombren a un encargado y con él nos vamos a coordinar en el trabajo que le estoy señalando. Uno de los grandes roles de los nuevos gobernadores es la de coordinar a los distintos alcaldes, y en eso tenemos mucho que hacer todavía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.