Las “Big Four” también compiten por un sillón en la Sofofa

Tras de las cuatro grandes auditoras internacionales -Deloitte, EY y KPMG- postulan a uno de sus socios al consejo de la Sofofa. En teoría, pueden entrar todos. O ninguno, como en 2015. PwC ya tiene un consejero hasta 2023. Los tres postulantes dicen que no van al gremio a buscar clientes, explican qué pueden aportar y descartan conflictos de interés.




Las 160 empresas socias de la Sofofa provienen de muchas y variadas industrias. Hay firmas forestales, pesqueras, retailer, textiles, embotelladoras, petroleras, tecnológicas. Pero todas, sin excepción, tienen un proveedor común: las auditoras que revisan y certifican sus balances financieros.

Y entre las empresas socias del gremio empresarial también están las big four, el grupo de cuatro grandes auditoras a nivel internacional que también tienen presencia en Chile: Deloitte, PwC, EY (ex Ernst & Young) y KPMG.

Esa industria -que es mucho más que auditoría, también hay consultoría y asesoría- tendrá, en la Sofofa, una poco común competencia: la representación en el Consejo General del gremio, que este mes renueva a 30 de sus 60 integrantes electivos.

El peso de los grandes electores en los comicios de la Sofofa
Los socios de la Sofofa comienzan a votar hoy bajo “seis llaves”

De las big four, dos de ellas, PwC y KPMG, tuvieron presencia en el Consejo en el último bienio. El socio de la primera, Renzo Corona, termina su período en 2023. Y el de KPMG, Cristian Bastián, concluyó su período este año.

En la elección de ahora compiten socios de tres de las cuatro. Hasta ahora no había habido tanta competencia como en la de 2015, cuando participaron sus tres socios principales: Cristian Bastián, de KPMG, quien obtuvo 65 votos; Luis Enrique Alamos, de PwC, logró 46, y Cristian Lefevre, de EY, 44. Ninguno, sin embargo, obtuvo los 68 votos que consiguió el último candidato en entrar ese año al selecto grupo de los 30 consejeros electos esa vez.

Mejor suerte tuvo Bastián en 2017, cuando logró ingresar al consejo y fue el único de las big four en postular. Su período como consejero ya terminó: el año pasado dejó la dirección de KPMG tras 14 años.

En 2019 entró otro auditor: Renzo Corona, socio de PwC, consiguió 81 votos y entró en el lugar número 21 al grupo de consejeros que se renovó ese año. Ese año hubo en total 39 postulaciones y quedó fuera Javiera Contreras, de EY.

Este año, al igual que en 2015, vuelven a competir tres de las big four. Y por primera vez participa Deloitte, que junto a PwC disputa año a año la supremacía en facturación a nivel mundial. Un exauditor cree que para las compañías estar en el consejo de la Sofofa tiene tintes estratégicos: en su seno están, dice, quienes toman las decisiones en las grandes compañías del país, los directores o gerentes generales. Y entre esas decisiones, qué auditora revisará sus balances y estados financieros de cada año.

Las definiciones del nuevo secretario general de la Sofofa
La Sofofa suma 32 nuevos postulantes en sus 52 candidaturas a consejero

“Es un plus de relaciones. Para mejorar tu network, hay que estar ahí”, dice un profesional de larga experiencia en el rubro. Un auditor actual lo relativiza: “ya tenemos conexión con todas las grandes empresas y conocemos a todos los gerentes”.

Para algunos consejeros, incluso, la presencia de las auditoras con voz y voto no tiene mucho sentido: no son técnicamente empresas industriales y quizá, dicen deberían ser socios institucionales. Con voz, pero no voto. Como sea, aquello no está en cuestión ahora, que postulan socios de las tres big four.

Van Arturo Platt, senior partner de Deloitte, en la primera postulación de la esa auditora; Francisco Lyon, socio principal de KPMG; y Macarena Navarrete, country managing partner de EY Chile.

SOFOFA (12498354)

KPMG: “Las big four somos superpluralistas”

Francisco Lyon, abogado y socio de tax de KPMG, reemplazó a Cristian Bastian en enero de este año al mando de la auditora. Dice que su postulación la decidió a última hora, el día de cierre de las inscripciones. Y fue por una razón muy sencilla. “Cómo país se nos viene un sinfín de desafíos”, afirma. “Lo que me anima es que se nos vienen por delante un alto número de debates en el que la opinión de los empresarios y la Sofofa será clave. No para defender intereses particulares de un grupo de empresarios, sino porque es importante para el país participar”, afirma.

Lyon afirma que, independientemente del resultado de las elecciones, la presencia de estas empresas enriquece mucho la mirada empresarial, con opiniones técnicas y fundadas.

“Las Big Four somos superpluralistas y tienen esa mirada colectiva de todas las empresas. Yo tengo contacto con todo el mundo empresarial y no estoy comprometido con ningún grupo de empresas específicas”, afirma el socio de la auditora que tiene más de 1.000 profesionales en Chile.

Francisco Lyon

EY: “No vamos a buscar nada, sino a entregar muchas cosas”

La abogada Macarena Navarrete dirige el equipo de 1.400 personas de EY en Chile. Decidió a postular porque, cree, Chile vive un momento muy significativo. “El mundo privado no debiera restarse del asunto público y eso sin eliminar las preocupaciones tradicionales del empresariado”, opina.

Navarrete dice que los aportes son de las personas más que de las empresas. “No creo que lo más relevante sea que las empresas auditoras que llevan candidatos sean auditoras. Sí siento que las empresas multinacionales podríamos aportar visiones diferentes (..) Tenemos un bagaje de aprendizaje internacional, de estudios internacionales, de la manera que estamos organizados hoy, y eso es algo que tenemos en común las auditoras que estamos postulando”.

Navarrete llegó a EY en 1998 al área de consultoría tributaria y fue promovida a socia en 2006. No ve grandes conflictos de interés en la presencia de empresas cuyos clientes son también los electores de Sofofa y responde que no van a buscar clientes en el Consejo.

“En lo personal, tenemos oportunidades para estar con los gerentes generales de las empresas en muchas instancias. Nosotros no vamos a la Sofofa a buscar nada, sino a entregar muchas cosas. Y espero tener la oportunidad de entregarlas, estoy muy ilusionada con eso”.

Macarena Navarrete, country managing partner de EY Chile.

Deloitte: “No hay cabida a temas particulares”

Deloitte tiene casi 97 años en Chile, tres décadas en la Sofofa y más de 2.000 trabajadores. Pero por primera vez postulará al Consejo, con su socio principal, Arturo Platt. “Nos motivó postular al Consejo porque vemos que el país vive una coyuntura relevante, en la cual podemos contribuir significativamente, con conocimiento acabado de temáticas que hoy son claves para valorar el rol de las empresas en nuestro país”, responde Platt, repitiendo un símil de los tres candidatos: el momento estelar de Chile.

Platt es licenciado en finanzas y lleva 36 años en Deloitte, “con énfasis en las mejores prácticas de gobierno corporativo”, dice. “Todas las empresas tienen algo que aportar, desde sus diferentes realidades y experiencias”, opina. ¿Qué ganan las big four con estar en el Consejo de la Sofofa? “No es un tema de ganar, mi propósito es esencialmente aportar con conocimiento y convicción”, responde Platt.

E igual que sus ocasionales competidores, cree que no hay conflicto de interés al estar con sus clientes en un mismo Consejo. “En ningún caso. Hemos participado activamente en otras organizaciones gremiales y en ellas se trabaja para generar e impulsar las mejores prácticas. No hay cabida a temas particulares. Se trata de compartir ideas, experiencias y visiones para construir un Chile más desarrollado, inclusivo y sostenible”.

Arturo Platt

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.