Los dividendos mínimos de la familia Paulmann: 100 mil UF al año

Cencosud reporta pérdidas en el primer trimestre por mayores gastos financieros

Una reforma estatutaria en Inversiones Quinchamalí, la controladora de Cencosud, estableció hace un año que los socios -Horst Paulmann y sus tres hijos mayores- recibirán al año dividendos mínimos por unos US$ 4 millones. El grupo controlador -la familia y las sociedades jurídicas que son accionistas del gigante del retail- recibirá este año en total US$ 60 millones.




Fue hace poco más de un año. Un cambio estatutario realizado en la sociedad matriz de Cencosud, Inversiones Quinchamalí Limitada, estableció por primera vez un dividendo mínimo anual a repartir entre sus socios, el empresario Horst Paulmann (86 años), y sus tres hijos mayores: Manfred, Heike y Peter Paulmann Koepfer.

Si hasta esa fecha era el socio administrador, Horst Paulmann Kemna, quien definía el reparto de utilidades, en febrero de 2020 aquello cambió: a partir de ahora, sus accionistas distribuirán un mínimo de 100 mil Unidades de Fomento, unos $ 2.940 millones.

Paulmann
Los hijos de Horst Paulmann

La nueva disposición fue establecida en el artículo IX de los estatutos de Inversiones Quinchamalí: la sociedad distribuirá al año 100.000 UF a prorrata de la participación de cada socio en el capital social, estableció la modificación realizada en una notaría de San Miguel en febrero de 2020.

Quinchamalí es la controladora final de Cencosud y fue constituida por el patriarca de la empresa en mayo de 1979, bajo el nombre Administradora de Supermercados Limitada. En ella participan como accionistas en casi exactas cuatro partes iguales Horst Paulmann y los tres hijos que tuvo con Helga Koefper.

Con ello, cada socio podría retirar unos $ 735 millones al año, cerca de US$ 1 millón. El capital social de Quinchamalí fue actualizado en esa fecha y se estableció un monto de $ 194.690 millones (unos US$ 270 millones).

La última reforma estatutaria determina, además, que si Horst Paulmann deja de tener la calidad de administrador, los socios podrán por unanimidad, distribuir al año una cantidad mayor a esas 100 mil UF. A contar de febrero, y tras los problemas de salud reportados por el fundador del grupo, todos los hijos socios de Quinchamalí adquirieron la condición de administradores de la empresa, según publicó recientemente La Segunda.

El reparto total: US$ 60 millones

Según la memoria de Cencosud de 2020, la familia Paulmann es la controladora de la empresa con una participación consolidada de 53,25%. Los principales vehículos de inversión son Inversiones Quinchamalí, Inversiones Latadia e Inversiones Tano, pero todos sus integrantes tienen además acciones directas.

Horst Paulmann tiene un 2,457%, Manfred un 0,427%, Peter un 0,529% y Heike un 0,524%. El porcentaje total del grupo equivale a 1.524 millones de acciones. El 26 de marzo pasado, el directorio de Cencosud acordó distribuir este año un dividendo de $ 28 por acción con cargo a las utilidades líquidas de 2020. Ese reparto, que comenzaría a pagarse el 5 de mayo, será votado en la junta de accionistas ordinaria del 23 de abril.

Con ello, el grupo controlador recibiría en total en dividendos por unos $ 42.672 millones, equivalente a US$ 60 millones, a través de las sociedades en las que participan y, además, como personas naturales. La mayor parte de esos recursos, sin embargo, llega luego como flujo a las sociedades de inversión que controlan Cencosud, en especial a Inversión es Quinchamalí.

Y lo que llegue entonces a las cuentas corrientes personales de sus socios dependerá de las decisiones en esa sociedad. Y de las deudas que deban servir a sus acreedores.

En forma directa, según la memoria de la empresa, Heike y Peter tienen unos 15 millones de acciones cada uno, por lo que en la distribución de dividendos obtendrían unos $ 420 millones. Manfred controla directamente 12 millones y esta vez le tocarían $ 342 millones.

Y el padre de todos, Horst Paulmann, es dueño de 70 millones de acciones directas: en el reparto recibiría $ 1.969 millones.

Por último, como remuneración por su cargo de presidente, Horst Paulmann ganó $ 220 millones en 2019. Sus hijos Peter y Heike recibieron $ 110 millones.

La polémica por los dividendos

La discusión sobre los dividendos de las sociedades anónimas estuvo el año pasado en la polémica, a raíz de la Ley de Protección del Empleo, que permitió a las empresas chilenas suspender trabajadores por la crisis sanitaria. Con ello, los empleados suspendidos recibían recursos del Seguro de Cesantía, pero mantenían el vínculo laboral con su empleador.

A cambio, sin embargo, las empresas no podían distribuir dividendos. Y una filial de Cencosud, la cadena de tiendas por departamento Paris, suspendió 7.731 trabajadores. La medida causó polémica y llevó a Cencosud a revertir la decisión de su filial Paris.

“En el día de hoy el directorio de Cencosud S.A. ha tomado la siguiente decisión: el grupo Cencosud no se acogerá a la Ley de Protección del Empleo. Cencosud y sus filiales reintegrarán los montos pagados a nuestros colaboradores por AFC”, señaló el CEO de Cencosud, Matías Videla, mediante un comunicado, en mayo.

Entre otras cosas, la decisión de retrotraer la decisión de Paris se justificó en su momento, porque las sociedades controladoras, donde Inversiones Quinchamalí es la principal, requería un flujo constante de dividendos para pagar sus pasivos y no necesariamente para repartir entre sus socios. Por ello, quizá, Quinchamalí reparte solo 100 mil UF entre sus socios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.