Reforma previsional: las pensiones de las mujeres aumentarán más de 50% en algunos casos, según cálculos de Hacienda

Anuncian la entrega de más de 1 millón de aguinaldos de Navidad a pensionados

12 de Diciembre de 2014/SANTIAGO Varias personas cobran su pension, durante el anuncio que realizo la ministra del Trabajo de la entrega de más de 1 millón de aguinaldos de Navidad a pensionados, por un monto superior a los 39 mil millones de pesos a miles de personas afiliadas a la caja Los Heroes. FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

De acuerdo a una minuta de la subsecretaría de esa cartera, entre los beneficios que permitirán elevar las jubilaciones de las mujeres están la compensación por tablas de mortalidad, a las tareas del cuidado y medidas especiales por maternidad.


Un foco especial que el gobierno le introdujo a la reforma previsional que presentó la semana pasada es mejorar las pensiones de las mujeres. Esto, porque actualmente la pensión mediana autofinanciada, que entregan las AFPs para una mujer, equivale a sólo el 22,3% de la de un hombre.

Así, de acuerdo a una minuta de la subsecretaría de Hacienda, la pensión mediana autofinanciada del hombre es de $137.310, mientras que para una mujer es sólo de $30.685. Esto en la práctica significa que cerca de 315.000 mujeres jubiladas tienen pensiones autofinanciadas menores a $31.000. Si bien la Pensión Garantizada Universal (PGU) ha contribuido en aumentar las pensiones de mujeres, los bajos montos de la pensión autofinanciada de ellas siguen generando diferencias importantes entre las pensiones de los hombres y las mujeres.

Por ello, en Hacienda resaltan que “la reforma de pensiones busca mejorar las pensiones de los actuales jubilados y jubiladas, así como las de las próximas generaciones”. Pero precisan que “la creación del seguro social con el 6% de cotización adicional de los empleadores permite entregar beneficios y compensaciones de género, que aumentan de forma significativa la pensión de las actuales y futuras jubiladas”.

La subsecretaria de Hacienda, Claudia Sanhueza, sostiene que “en el componente de capitalización individual no hay equidad de género, sin embargo, con el 6% del empleador que financia el seguro social se avanza en este sentido, a través de subsidio por los costos de la maternidad, la compensación por discriminación en expectativas de vida de la capitalización individual y el reconocimiento de las tareas de cuidado no remuneradas”.

La minuta detalla estos beneficios. Uno de ellos es la compensación por tablas de mortalidad. Según explica Hacienda, a las actuales y futuras pensionadas se les compensa por la diferencia en la tabla de mortalidad. “El objetivo es que hombres y mujeres que han cotizado lo mismo y se jubilan al mismo tiempo, tengan la misma pensión. Es decir, si producto de la tabla de mortalidad la mujer recibe menos pensión que un hombre, este beneficio compensa dicha disminución”.

El segundo eje son las tareas del cuidado: en el proyecto se registran hasta 24 cotizaciones por 6% del salario mediano de los cotizantes, a todas las personas (hombres y mujeres) por cada período de inactividad por cuidados de personas con dependencia severa o moderada. Estas personas cuidadoras deben estar inscritas en el Módulo de Cuidadores del Registro Social de Hogares (RSH), con un tope de dos años. El beneficio se aplica para máximo tres episodios de cuidados.

Otro punto se refiere a la maternidad: “A las madres por cada hijo(a) nacido o adoptado se les registran 24 cotizaciones por 6% del salario mediano de los cotizantes, que se agregan al actual bono por hijo del 10%. El beneficio se aplica para máximo tres hijos”, describen en el gobierno.

De acuerdo al análisis de Hacienda, debido a estos beneficios adicionales para las mujeres, “la reforma aumenta sus pensiones de manera significativa”. Por ejemplo, explican que “para una persona actualmente pensionada que tuvo 50% de densidad de cotización y un salario al jubilarse de $400.000, las pensiones de las mujeres aumentan 52%, mientras que las pensiones de los hombres aumentan 46%”.

Para mostrar los cambios que habría en caso de que la reforma se apruebe, se indica que un pensionado actual con 50% de lagunas y salario de $400.000, al terminar su vida laboral su pensión sin reforma es de $257.651, pero con reforma es de $392.525, y $10.963 del aumento es por beneficio de maternidad.

Ahora, para las futuras pensionadas en este mismo caso, su pensión sin reforma es de $302.416, mientras que con reforma es de $497.173. De ese monto, $23.220 del aumento corresponde a beneficio por maternidad y $16.795 a la compensación por tabla de mortalidad. Es decir, los beneficios de género aumentan la pensión en $40.015. Además, añaden que, si esa persona cuidó a dos personas con dependencia, su pensión aumenta a $518.092, sumando $22.358 más. En total, para este caso, los beneficios por género aumentan la pensión en $62.373.

Otro ejemplo que entregan es para una actual pensionada con 20% de lagunas y salario de $960.000 al terminar su vida laboral: su pensión sin reforma es de $437.716, pero con reforma será de $634.995. De ese total, $41.936 del aumento corresponde a beneficio por maternidad.

Ahora, para una futura pensionada con 20% de lagunas y salario de $960.000 al iniciar su vida laboral, su pensión sin reforma sería de $664.917, pero con reforma llegará a $1.045.230. Del total, $23.220 del aumento corresponde a beneficio por maternidad, y $61.214 a la compensación por tabla de mortalidad. Es decir, los beneficios de género aumentan la pensión en $84.434.

Si además “esa persona cuidó a dos personas con dependencia, su pensión aumenta a $1.199.063, es decir, $22.358 más. En total, los beneficios por género aumentan la pensión en $106.792″, concluye Hacienda.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La startup hizo pública su intención de revivir al ave conocida como Dodo, que desapareció en el siglo XVI.