BofA apuesta por aumento de 25% en ganancias corporativas en EEUU en primer trimestre...y el segundo vendría mejor

In this photo provided by the New York Stock Exchange, trader Ashley Lara uses her handheld device as she works on the trading floor, Tuesday, Dec. 1, 2020. U.S. stocks rose broadly in morning trading Tuesday, sending the S&P 500 toward another record high, as investors focus on the possibility that coronavirus vaccines could soon help usher in a fuller global economic recovery. (Colin Ziemer/New York Stock Exchange via AP)

El sector financiero abrirá la partida y mostrará sus cartas. Se esperan incrementos de 160% de sus utilidades en los primeros tres meses del año.




Esta semana se da inicio a la temporada de resultados del primer trimestre de 2021 y Bank of America (BofA) anticipa grandes festejos. En tanto que los inversionistas “se ponen al día con una economía al alza”, la entidad estima que las compañías estadounidenses obtendrán una ganancia promedio de 24,8%, el mayor salto desde el tercer trimestre de 2018.

El sector financiero es el que dará la bienvenida con los reportes de JPMorgan, Goldman Sachs y Wells Fargo este miércoles, a los que le seguirán dentro de la misma semana BofA, Citigroup, Morga Staley y Bank of NY Melon.

Se trata justamente los bancos y corredoras las que liderarían las alzas, con un aumento en sus ganancias de 160%, de acuerdo al reporte elaborado por el equipo que lidera Hans Mikkelsen, estratega de crédito de Bank of America.

Le seguirán de lejos a estas empresas las de tecnología, que estarían por anotar un incremento de 55,9%. En los siguiente puestos del listado quedan las automotrices y materias primas, con avances de 46,1% y 38,6%, respectivamente. En tanto, de un total de 18 sectores, sólo quedarían en terreno de pérdidas las compañías de telecomunicaciones y transportes.

Los mayoritariamente positivos reportes que se esperan, y que incluyen una estimación de un alza de 9,3% promedio de los ingresos, quedarían opacados con los resultados del segundo trimestre del presente ejercicio, periodo en que las firmas estadounidenses se dispararían 45,1%, para luego moderarse a un nada despreciable alza de 16,8% en el tercer trimestre.

Firmas del S&P 500

Los pronósticos de BofA están perfectamente alineados con lo que espera específicamente para el S&P 500 Factset, una de las consultoras más citadas para dar cuanta de las expectativas del reporte de cada compañía.

De acuerdo al informe desarrollado por John Butters, vicepresidente y analista senior de la compañía, el incremento que conseguirán las compañías del índice alcanzará “al menos” un 28%, lo que se configura como el salto más amplio en una década.

La clave de este positivo resultado obedecería a las numerosas sorpresas positivas que se llevarán las grandes empresas estadounidenses. “Cuando las empresas del S&P 500 informan ganancias reales por encima de las estimaciones durante una temporada de ganancias, la tasa de crecimiento general de ganancias para el índice aumenta porque los números de EPS reales más altos reemplazan los números de EPS estimados más bajos en el cálculo de la tasa de crecimiento”, indica Butters.

Según detalla en el informe divulgado el viernes, durante los últimos cinco años las ganancias reales reportadas por las empresas del S&P 500 “han superado las ganancias estimadas en un 6,9% en promedio”. De esta manera, en el periodo indicado el 74% de las empresas del S&P 500 han informado EPS reales por encima de la media de EPS estimada.

En Goldman Sachs se pliegan a los buenos pronósticos, aunque por otros motivos. Desde su punto de vista, la clave de una ganancia promedio un 4% superior a la del mercado, está “impulsada por mercados de capital más fuertes” y por la expectativa de que en los reportes se encontraran “liberaciones de reservas grandes y continuas”.

Lo anterior resultará particularmente notorio, nuevamente, en la banca. “Según nuestros cálculos, los bancos liberarán US$5.600 millones de reservas y estas representan un 15% de ganancias por acción (EPS, en inglés) al alza”, se lee en el informe que lideró Richard Ramsden, director ejecutivo de Goldman Sachs.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.