Cámara aprueba proyecto que obliga a instituciones financieras a informar saldos de cuentas al SII y queda a un paso de ser ley

Foto. Agencia Uno.

De acuerdo con la iniciativa, las entidades deben informar al Servicio de Impuestos Internos los saldos de cuentas que registren un movimiento diario, semanal o mensual, igual o superior a 1.500 UF (unos $46,5 millones). La ministra de Hacienda (s), Claudia Sanhueza, calificó este avance como “un paso fundamental en la lucha contra la evasión y la elusión”.




Un avance importante tuvo la jornada de este miércoles, el proyecto de ley que obliga a las instituciones financieras a informar al Servicio de Impuestos Internos (SII) sobre los saldos de cuentas que registren un movimiento diario, semanal o mensual, igual o superior a 1.500 UF (unos $46,5 millones), ya que fue aprobado por la sala de la Cámara de Diputados en su segundo trámite legislativo.

Ahora, la iniciativa debe volver al Senado para que ratifique las modificaciones realizadas y así convertirse en ley.

La propuesta fija obligaciones de información por parte de contribuyentes respecto de inversiones en Chile, en el extranjero y sobre los trusts u otros instrumentos asimilables que se mantengan fuera del país. Estas modificaciones conducen a la legislación a una redacción más cercana a la existente antes de la ley de modernización tributaria que eliminó esta obligación.

Claudia Sanhueza, ministra (s) de Hacienda

Así, de acuerdo con Hacienda, se repone la obligación de los contribuyentes de informar anualmente sus inversiones en el extranjero, independiente del destino de estas, para verificar el correcto cumplimiento tributario. Adicionalmente, se establece que, en caso de no informar, se presumirá abuso o simulación en caso de incumplimiento (elusión).

La ministra de Hacienda (s), Claudia Sanhueza, calificó este avance como “un paso fundamental en la lucha contra la evasión y la elusión”. Destacó que “se trata de un avance significativo al permitirle al SII acceder a información relevante respecto de personas de altos ingresos y así mejorar sus facultades de fiscalización respecto de posibles focos de evasión de impuestos de aquellos que más tienen”.

Sanhueza planteó que “este proyecto no afecta los derechos fundamentales de las personas, puesto que lo que establece es una obligación de informar saldos de cuentas, y en ningún caso movimientos de las cuentas, ya que dicha información, tal como lo establece la legislación actual, solo puede accederse mediante autorización expresa del contribuyente o de tribunales”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.