Creación de empleo vuelve a decepcionar en Estados Unidos y abre duda sobre inicio del retiro de estímulos

Estatua-de-la-Libertad

El mercado, que cede tras conocerse el resultado, anticipaba 500.000 nuevos puestos de trabajo y apenas se lograron 194.000.




El reporte de empleo de Estados Unidos de septiembre, repitió los decepcionantes resultados del correspondiente al mes de agosto, al dar cuenta de la creación del 194.000 nuevos puestos de trabajo, cifra que queda bastante lejos de los 500.000 que estaba anticipando el mercado.

Aunque eso contribuyó a un descenso de la tasa de desempleo desde 5,1% hasta 4,8%, Wall Street no manifestó rápidamente su descontento, Con el Dow Jones y el S&P 500 pasando de alzas a bajas acotadas en la previa de la apertura del mercado.

Aunque la Fed ha sido clara en otorgar señales que apuntan a un pronto inicio de la reducción de la de la compra de bonos del Tesoro y respaldados por hipotecas, el denominado tapering, entre los inversionistas se instalan las duda, a conciencia de la relevancia del mercado laboral en el análisis del cuerpo colegiado liderado por Jerome Powell.

De hecho, los mismos funcionarios de la institución han indicado que Estados Unidos todavía está muy lejos del pleno empleo, parámetro considerado como fundamental para la futura evaluación de un alza de la tasas de interés.

Así, la Reserva Federal queda enfrentada a un dilema no menor, porque mientras debe seguir apoyando la recuperación del mercado laboral, no puede desatender la inflación, que aumentó 5,3% en agosto, tras las alzas de 5,4% registradas tanto en junio como en julio.

De acuerdo al detalle del reporte recién publicado por el Departamento del Trabajo, el pobre resultado de las contrataciones obedeció a una disminución de 123.000 nóminas gubernamentales, mientras que en el sector privado se crearon 317.000 nuevos empleos.

Estos resultados tienen lugar en medio de las crecientes alarmas sobre un ajustado mercado laboral. Recientemente, Ann Silver, directora de la Cámara de Comercio local en Reno, Nevada, indicaba que “puede que sea necesario incrementar la producción, pero no se pueden encontrar empleados para hacerlo”. En ese marco subrayó, de acuerdo a lo consignado por The Wall Street Journal, que “no se puede encontrar gente. Todo el mundo se apresura a decir: ‘Vaya, la economía se está recuperando’. Bueno, no puede ser sin seres humanos“.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.