¿Cuándo se paga el bono por $500 mil? Las claves para entender el anuncio que fortalece el plan para la clase media

¿Cuándo se paga el bono por $500 mil? Las claves para entender el anuncio que fortalece el plan para la clase media

14 de Julio de 2020 / SANTIAGO El Presidente de la Republica, Sebastian Piñera, realiza un punto de prensa en el patio de los Naranjos del Palacio de La Moneda, para dar a conocer nuevas medidas para la clase media en medio de la pandemia por Covid-19 FOTO: SEBASTIÁN BELTRÁN /AGENCIAUNO

Acá las claves para entender el nuevo plan fortalecido para la clase media.




Subsidio directo, ampliación en la cobertura y del universo de beneficiarios y extensión de los beneficios. A eso apunta el Plan Fortalecido para la Clase Media que anunció el Presidente Piñera y que supone una mejora el anuncio que hizo hace una semana, el cual no convenció ni a la ciudadanía (de acuerdo las encuestas) ni al mundo político de la oposición y el propio oficialismo.

“He escuchado con atención el mensaje de la gente”: Piñera anuncia bono de $500.000 a clase media y mandata a ministros para alcanzar “en breve plazo” acuerdo en pensiones
“Tiene mucha letra chica”: Oposición dice que anuncio de Piñera para la clase media debe ser analizado y que no compite con el proyecto de retiro de pensiones
Anuncio para la clase media será financiado por el fondo Covid y bono tendrá costo de US$ 500 millones

¿En qué consisten? Acá las claves para entender los anuncios del Presidente Piñera.

Bono no reembolsable

Esta es una de las nuevas incorporaciones que se hizo dentro de este Plan para la Clase Media, y como su nombre lo indica, consiste en un aporte financiado por el Estado no reembolsable (subsidio directo) de $500 mil. Atención: en primer término a este bono, podrán acceder todos aquellos trabajadores que previo a la crisis tenían ingresos formales entre los $500 mil y $1,5 millones y que tras esto, sus remuneraciones cayeron cerca del 30%.

Sin embargo, también podrán acceder aquellos que estén suspendidos, cesantes, a honorarios o por cuenta propia, y que en iguales términos, hayan sufrido una caída de 30% o más en sus ingresos formales. Es decir, este componente de subsidio es compatible con la Ley de Protección al Empleo, la Ley que resguarda a los trabajadores con boleta de honorarios y con otras realidades laborales, como la cesantía.

Pero eso no es todo, en el caso de los trabajadores cuyas rentas sean superiores a los $1,5 millones pero inferiores a los $2 millones también habrá un bono, pero eso sí, para segmento operará bajo una lógica decreciente que estaría por definirse en el proyecto de ley que se ingrese al Congreso.

Respecto a cuándo se paga, el Presidente Piñera dijo que una vez tramitada y promulgada la ley, este aporte se pagará 10 días hábiles después.

Otra novedad, es la postergación de pago de contribuciones para las primeras viviendas habitacionales con un valor hasta 5.000 UF de avalúo fiscal y para familias que han visto caídas significativas en sus ingresos. En este sentido, se postergarán las dos cuotas restantes del año 2020, y dichas cuotas serán reprogramadas en partes iguales junto con las 4 cuotas que se paguen el 2021, sin tasa de interés alguna.

Crédito solidario

Este, al igual que los que siguen, forman parte de los aspectos mejorados en esta nueva propuesta. La novedad de todo esto es que, además de este subsidio directo (punto 1), el Estado otorgará un préstamo solidario contingente al ingreso que compensará hasta un 70% de la caída de estos. Este se otorgará en 3 cuotas mensuales, con un máximo de $650 mil por cuota y al monto máximo al que podrán acceder será de $1,9 millones.

En todo caso, se mantiene el año de gracia, y tres años para poder pagarlo. Y si es que al término de los cuatro años esa familia no ha podido cancelar íntegramente ese préstamo, el Estado lo condonará, eso también se mantiene.

¿Cuál es la diferencia de lo anterior? Fácil, antes el gobierno planteaba el acceso a un un crédito blando de hasta $2,6 millones dividido en cuatro giros mensuales de un máximo de $650 mil. Ahora, en cambio, se considera el subsidio como una especie de primer giro y en ese sentido y si es que se quisiera solo podrá solicitarse por el monto que exceda del aporte Estatal Directo de $500 mil, es decir, $150 mil.

Ampliación de los montos en el subsidio al arriendo

De acuerdo a lo dicho por el Presidente, el tiempo de duración del beneficio se mantiene, pero se amplían los montos y el universo de beneficiarios. La novedad es la siguiente: ahora la cobertura se aumenta hasta $250 mil, se amplía el tope máximo a $600 mil y se aumenta de 50 mil a 100 mil los cupos.

El monto del subsidio será creciente en función del arriendo hasta llegar a un subsidio máximo de $250.000 para un arriendo de $400.000 mensuales. Para el tramo de arriendo entre $400.000 y $600.000, el subsidio se mantendrá en $250.000.

En todo caso, se mantiene la condición de caída en los ingresos cercanas al 30% y cobertura del 70% del valor del arriendo por tres meses.

¿Y cómo era antes? El planteamiento inicial involucraba un componente de subsidio de hasta $150 mil, válido hasta arriendos de $400 mil mensual, y el universo que se abarcaba era de 50 mil potenciales beneficiarios.

Modificaciones a la ampliación de acceso al CAE

Además de la apertura del nuevo plazo para que los estudiantes de la educación superior que lo necesiten, puedan postular a financiamientos preferentes del Estado, lo nuevo es que se incorpora la postergación de hasta 3 meses del pago de las cuotas del Crédito con Aval del Estado.

Podrán optar al crédito del CAE quienes no cuenten con otros beneficios estudiantiles (gratuidad, beca y/o crédito), y hayan visto significativamente afectada su situación económica a partir de marzo de este año.

Se espera que un universo de 130 mil estudiantes podrá acceder a este crédito. La medida permitiría que, este año, 8 de cada 10 estudiantes de la Educación Superior cursen sus carreras con un apoyo del Estado.

El proceso de postulación extraordinario se inició ayer lunes 13 de julio, y se extenderá hasta el 27 del presente mes.

¿Y cómo era antes? Inicialmente solo se hablaba de la apertura de un nuevo plazo.

Lo que se mantiene

Finalmente, el único punto que no fue modificado y que se queda tal y como se presentó inicialmente, es el de la postergación de los créditos hipotecarios.

En este sentido, se mantiene la postergación del 100% de los seis dividendos, incluyendo dividendos que se hayan eventualmente postergado a partir de abril, y el Fisco entregará una garantía por las nuevas cuotas postergadas. La garantía entregada por el Fisco está destinada a cubrir las cuotas postergadas en caso de incumplimiento y ejecución de la hipoteca, y tendrá una vigencia de 60 meses desde la postergación del crédito.

Comenta