Hacienda le responde a sus críticos: las 5 fuentes con las que pretende financiar la reforma previsional

22 Abril 2010 Fachada del Ministerio de Hacienda Foto Ximena Nava

Desde que se presentaron las indicaciones al proyecto de pensiones, un punto donde se ha centrado el debate es el financiamiento para hacer frente a los US$4.500 millones que cuesta en régimen el nuevo sistema.




El debate sobre el financiamiento que tiene el gobierno para hacer frente al mayor gasto que significa la reforma previsional sigue generando debates y dudas entre los expertos.

Es por ello que el gobierno salió a aclarar sus números entregando nuevos antecedentes sobre los recursos disponibles. En un principio, cuando se ingresaron las indicaciones, la principal fuente para allegar recursos eran las holguras fiscales, en gran medida por el crecimiento.

La Reforma de Pensiones en su totalidad, considerando la Ley corta aprobada en diciembre de 2019, el proyecto que fue aprobado en la Cámara de Diputados, y las indicaciones ingresadas la semana pasada, tiene un costo total en régimen de 1,2% del PIB que equivale a US$4.500 millones.

Así, de aprobarse en lo inmediato, el costo para este año sería de 0,8% del PIB. Cabe destacar que las indicaciones tienen un costo de 0,3% del PIB, ascendiendo a US$824 millones este año y aproximadamente US$1.300 millones en régimen.

Ante las críticas de expertos y parlamentarios de oposición el gobierno detalló cinco fuentes de financiamiento.

  1. Ingresos transitorios por licitación 5G: Se recibirán aproximadamente US$500 millones este año, los que no estaban contemplados en la última proyección de ingresos fiscales publicados por Dirección de Presupuestos que se publicó en febrero de este año. Esta es una fuente de financiamiento solo para el corto plazo.
  2. Mayores ingresos en 2020. Según los cálculos de Hacienda, el año pasado cerró con una sorpresa de ingresos en el cuarto trimestre, que elevan la base de proyección de ingresos fiscales para 2021 en US$2.700 millones. Parte de esta mayor base también se mantendría para 2022 en adelante. Esta es una fuente de financiamiento para el corto y mediano plazo.
  3. Holguras fiscales. En el desglose se menciona que las holguras fiscales por definición corresponden a la diferencia entre los ingresos estructurales de gobierno, menos los gastos que ya tiene comprometido, considerando la meta de balance estructural que se desee delinear. La última estimación de holguras del Informe de Finanzas Publicas del cuarto trimestre de 2020, considera dentro de sus gastos comprometidos la Ley corta de pensiones y el proyecto de Ley aprobado en la Cámara de Diputados, pero no las nuevas indicaciones de la semana pasada. Sin embargo, subrayan que las holguras allí estimadas son suficientes para financiar las nuevas indicaciones de esta reforma. De acuerdo a la última información entregada por Hacienda, las holguras para 2023, por llegan a US$2.800 millones; para 2024 por casi US$4.300 millones y para 2025 hay espacio por US$2.800 millones. “Esta es una fuente de financiamiento para el mediano plazo”, precisan.
  4. Modernización tributaria. En este punto se explica que originalmente el proyecto de Reforma de Pensiones estaba siendo discutido a la par con el de Modernización Tributaria. Este proyecto recauda en régimen 0,8% del PIB (US$2.204 millones en moneda actual) y a partir de 2021 se alcanzarán recaudaciones por sobre los US$1.000 millones gracias a estos ajustes tributarios. Esta es una fuente de financiamiento para el mediano y, sobre todo, el largo plazo.
  5. Liberación de recursos asociados a la reforma de pensiones anterior, de 2008. De acuerdo a lo estimado por Dipres, presentado a la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados en octubre de 2018, y una actualización el pasado viernes 12 de marzo de 2021 al Consejo Fiscal Autónomo, el déficit operacional del sistema antiguo liberará recursos en el largo plazo por 1% del PIB. Estos recursos, que es menor gasto permanente, también entrega financiamiento a la Reforma de Pensiones. Esta es una fuente de financiamiento para el largo plazo. De hecho, la proyección de la liberación total de recursos apunta al 2050.

Con estas fuentes de financiamiento, Hacienda sostiene que “todas las etapas temporales de la Reforma de Pensiones, tanto para el corto, mediano y largo plazo, cuentan con fuentes de financiamiento”. Y por ello afirman que “se mantiene el principio de que gastos permanentes se financian con fuentes permanentes”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.