Inversionistas locales se vuelven más activos en las M&A de la región andina

Autor: Pulso

Energía y commodities continúan como tendencia dentro de las transacciones de los últimos dos meses


El sector de fusiones y adquisiciones (M&A) ha mostrado dinamismo, con transacciones que demuestran que el crecimiento de la región no siempre depende de una inversión extranjera.

Esto se ha visto con varias operaciones, dentro de las que destaca el último anuncio de Agrosuper para adquirir hasta el 100% de Empresas Aquachile a través de una oferta pública de acciones (OPA).

La operación podría alcanzar un valor de US$850 millones y ya tiene en firme la adquisición del 67% de sus accionistas mayoritarios, destaca en su reporte Hudson Bankers. Con este negocio, Los Fiordos (filial salmonera de Agrosuper) se convertirá en el principal actor de la industria chilena, con 23% de la producción, y escalaría a la segunda posición mundial con el 7% de la producción global.

Ésta no es la primera transacción que se realiza recientemente en el sector. Tres inversiones se anunciaron en junio por un monto total de US$500 millones, involucrando a estos jugadores en este proceso de consolidación.

Otro ejemplo se dio en Perú, con la compra del 41,18% de Talsa Berries (del Grupo Rocío) por parte de la chilena Hortifrut. La transacción incluye la fusión entre Hortifrut y Talsa Chile, permitiendo consolidar este mercado con dos jugadores regionales. Hortifrut pasaría a lograr el 25% del mercado mundial de arándanos, tras la suma de 2.200 hectáreas en Perú, que se añaden a la producción que ya tiene la firma en otros países.

Por otro lado, continúan las transacciones alrededor de energía y commodities.

En Chile, la estadounidense Pattern Energy cerró la venta de su participación en el proyecto eólico “El Arrayán” a Arroyo Energy Compañía de Energías Renovables, con la venta del 70% por un valor de US$70 millones. El proyecto contempla el desarrollo de una planta eólica con capacidad de generación de 115MW, de los cuales 81MW corresponden a la participación de la estadounidense.

Asimismo, en Perú, la canadiense Inca One Gold firmó un acuerdo definitivo para adquirir el 90,14% de la planta de procesamiento Koricancha, de propiedad de Anthem United (de Equinox Gold). La planta se encuentra en la región de Arequipa y tiene una capacidad de 350 toneladas por día. Con esta compra, Inca One Gold se consolida como líder de las empresas procesadoras de oro que cotizan en Bolsa, con una capacidad combinada de 450 toneladas por día.

Además, la región sigue teniendo inversiones relevantes de origen canadiense.

Dentro del mismo sector de minería chileno, Aftermath Silver anunció la firma de un acuerdo no vinculante por US$9 millones para comprar a Minera Mandalay Challacollo.

Por su parte, Canopy LATAM (subsidiaria de Canopy Growth) adquirió a Colombian Cannabis (ahora Spectrum Cannabis Colombia) por un monto que podría rondar los US$90 millones, acompañado de una inyección de capital de US$60 millones.

Cabe mencionar que Canopy Growth anunció una inversión en equity en agosto de parte de Constellation Brands, por aproximadamente US$3.800 millones, resultando en la adquisición más significativa en la historia de la industria de cannabis.

“El apetito canadiense no es nuevo para el sector de M&A en la región Andina. La estabilidad macroeconómica, similitudes con la región, éxito en inversiones anteriores y las perspectivas de crecimiento, son apenas algunos de los factores prometedores que atraen la inversión en diferentes industrias. Chile ha sido exitoso en diferentes transacciones dentro de la minería o servicios financieros, atrayendo cada vez más a este tipo de inversionistas”, destacan desde Hudson Bankers.

Seguir leyendo