En medio de la guerra comercial, China y Estados Unidos facilitan comercio a Chile

En octubre con los estadounidense se lograron aperturas sanitarias y una simplificación del pacto, mientras que con China se aprobó en el congreso una actualización del TLC.


Con diálogo interrumpido y amenazas de más aranceles sobre la mesa se encuentran China y EEUU, enfrascados hace meses en una guerra comercial. En contraste, durante octubre se han dado importantes pasos en la facilitación del intercambio de ambas potencias con Chile, que ha logrado mantener las buenas relaciones con quienes califican como sus principales socios.

“Esto es parte de nuestra vocación comercial. Chile es un socio confiable, porque somos un país que está activamente participando en el comercio y también en su mejor”, señala a PULSO Rodrigo Yáñez, director de la Direcon, a la luz de los últimos acontecimientos.

A mediados de mes en la XII Comisión de Libre Comercio celebrada en Washington, de la cual participó el representante de comercio adjunto de EEUU, C.J. Mahoney, se firmó una actualización de las normas de origen, que simplifica el uso del acuerdo comercial con ese país. “Lo que hicimos fue actualizar el sistema de estandarización armonizado, lo que significa que los exportadores van a tener descripciones mucho más simples para usar los beneficios arancelarios del TLC”, detalla Yáñez.

Adicionalmente, se consiguió la apertura sanitaria para los cítricos y chirimoyas chilenos que se exportan a territorio estadounidense. Ambos productos serán sometidos a un nuevo sistema que permite pasar con mayor facilidad los controles de plagas, enfoque que se podría aplicar en un futuro cercano a las uvas y arándanos que viajan a Canadá y a las cerezas que van a Japón.

Primeros en la región.

Por otra parte, la semana pasada se aprobó en el Senado el Protocolo de Modificación del TLC y del Acuerdo Complementario sobre Comercio de Servicios suscrito entre Chile y China. Nuevamente a la vanguardia, nuestro país se transforma en el primero que moderniza un acuerdo comercial con Beijing, entre las naciones latinoamericanas.

“Esta es una muy buena noticia para Chile. China no sólo es un mercado inmenso, sino que también es un actor clave en el área del Asia Pacífico, un centro neurálgico comercial y con creciente influencia a nivel mundial”, indicó en un comunicado el canciller Roberto Ampuero.

En la actualización se incluyen áreas como el comercio electrónico, facilitación del comercio, políticas medioambientales y políticas de competencia, entre otros.

Seguir leyendo