Ministro de Hacienda no se cierra a la compra de bonos del Tesoro por parte del Banco Central. Pero no en lo inmediato

Fachada Banco Central

En tanto, los senadores de la Comisión de Hacienda mostraron reacciones contrapuestas ante la propuesta del ex consejero del instituto emisor, Enrique Marshall.




Fue el ex banquero central y ex superintendente de bancos, Enrique Marshall, quien planteó una medida excepcional para Chile pero que los bancos centrales de otros países, sobre todo desarrollados, están implementando. Propuso que el instituto emisor chileno pudiera comprar bonos del Tesoro, o sea deuda pública.

“Este es un tema muy profundo. La mayoría de los banco centrales del mundo partiendo por la FED, tienen la posibilidad de hacerlo, lo cual se llama quantitative easing, que es fundamental para problemas financieros o de liquidez. El Banco Central en Chile no dispone de esa facultad ya que en su ley orgánica se señala que no puede financiar ni directamente ni indirectamente al fisco, y ni siquiera puede adquirir bonos de Tesorería en el mercado secundario”, explicó el ministro de Hacienda, Ignacio Briones al ser consultado por el senador Juan Antonio Coloma (UDI) en la Comisión de Hacienda sobre esta idea.

Ante ello no descartó que podría ser un tema a discutir en un mediano plazo. “Esta no es una restricción fuerte en la medida que el país tenga amplio acceso a mercados de deuda; pero, puede serlo si ese acceso y los ahorros se acabasen algún día. Sería bueno tener esa herramienta. Es un tema que uno puede esbozar y vale la pena ver, aunque no hay que hacerlo en lo inmediato porque requiere cambio constitucional y a la Ley Orgánica”, acotó la autoridad.

Una iniciativa en este sentido abriría una compuerta que se ha mantenido cerrada por varias décadas y que incluso fue uno de los fundamentos para establecer la autonomía del Banco Central en 1990 e impedir el intercambio o préstamo entre dos entes públicos. Por lo mismo, los senadores de la Comisión de Hacienda observaron con sigilo esta posibilidad y expresaron visiones contrapuestas.

De hecho el presidente de la instancia, senador Jorge Pizarro (DC) no estuvo de acuerdo con la propuesta de Marshall: “Abrir nuevas puertas no es necesario aún porque aún accedemos a tasas bajas. Hoy el Fisco no tiene un problema de acceso al financiamiento externo. Nuestro endeudamiento es bajo comparado con economías OCDE, por tanto, tenemos aún espacio para una mayor deuda y aquí en Parlamento como oposición estamos disponibles para autorizar y ampliar del límite que fijó la ley de presupuesto”.

De igual forma opinó el senador Ricardo Lagos (PPD) desechando la posibilidad, por ahora: “No es momento de buscar fórmulas que no sabemos adónde nos pueden llevar. Prefiero que usemos el arsenal que tenemos y que aún no desplegamos. El Banco Central ha actuado proactivamente y ha abierto espacios para movilizar el crédito. Si la situación escala podríamos considerar nuevas ideas”.

En cambio los otros tres integrantes de la instancia legislativa valoraron la propuesta del ex consejero y ex superintendente de Bancos. “Sería un camino posible. Muchos países permiten que sus bancos centrales compren bonos del Tesoro. Vivimos una situación muy excepcional y para responder adecuadamente debemos abrir alternativas. Acotada, sujetas a quórums especiales de aprobación, pero debemos analizar la posibilidad de levantar restricciones” manifestó el senador José García (RN).

Mientras que el senador Carlos Montes (PS) lo secundó: “Si la Comisión para el Mercado Financiero considera que esta medida ayudaría a generar liquidez estoy dispuesto a apoyar la flexibilidad. En determinadas circunstancias, ello puede ser un gran aporte para mover la economía”.

Asimismo el senador Juan Antonio Coloma (UDI) remarcó su acuerdo, pero con restricciones: “Me parecería adecuado, pero sólo en el mercado secundario, para casos extremos o excepcionales de riesgo financiero severo, fundado y aprobado por al menos 4 consejeros”.

Lo claro, eso sí, es que una autorización de este tipo requeriría un cambio de la normativa actual.

Comenta