Sofía del Sante, de ProChile: “Queremos posicionar la innovación chilena como altamente competitiva en el mercado europeo”

La representante de esta entidad en Múnich explica los detalles de unanueva convocatoria para posicionar a las startups y scaleups locales en elViejo Continente.




El pasado 23 de julio finalizó la convocatoria a ProChile Global X, un nuevo programa para acelerar la expansión e ingreso de productos y servicios chilenos de alto valor agregado, al mercado europeo. La idea es aumentar la presencia de startups en el Viejo Continente, con un foco en empresas y scaleups de base tecnológica, preferentemente exportadoras o que cuenten con ventas o presencia en mercados internacionales, de los sectores Movilidad, Logística y SmartCities, Salud Digital, Biotech, Cleantech & Energy, Industry Tech (AI, IOT Etc), Agtech, Foodtech y SaaS B2B.

Las 40 startups ganadoras podrán acceder a servicios especializados por parte de las oficinas comerciales de ProChile (Alemania, España, Francia, Reino Unido, Holanda y Bélgica), apoyo en visibilidad y posicionamiento en dichos mercados y acceso a redes y apoyo que permitan acelerar su proceso de expansión en la región, entre otros elementos.

“Hemos estado trabajando en identificar todas las necesidades que tiene una empresa de cara a su internacionalización. Pero no tiene que ver solo el apoyo de levantamiento de capital o el acceso a redes comerciales. Queremos posicionar la innovación chilena como altamente competitiva en el mercado europeo”, comenta Sofía del Sante, representante de ProChile en Múnich (Alemania).

¿Qué puede esperar del programa una startup que resulta seleccionada?

-Se va a trabajar con las empresas seleccionadas una a una para poder entender cuales son sus necesidades y sus vías de acción de cara a Europa. Por ejemplo, hay algunas que necesitan crecimiento comercial junto con levantamiento de capital, pero hay que partir por algún lado. Otras empresas ya han levantado capital y necesitan aumentar su visibilidad y posicionamiento, para así aumentar la demanda. Hay otras empresas que por el contrario tienen una muy buena oportunidad para entrar a Europa, pero sus desafíos están en torno a las certificaciones. Cada caso es distinto.

¿Pero cuál es el perfil de las empresas?

-Que idealmente ya tengan experiencia internacional. Es decir, que tengan presencia en Latinoamérica y ojalá en Norteamérica, porque por lo general tienen más probabilidades de éxito en Europa, que es un mercado altamente competitivo. Buscamos más scaleups que startups. Siete de los 10 mejores ecosistemas del mundo están en Europa. Y en ese sentido se viene a competir a las grandes ligas y por eso necesitamos que las empresas tengan esta solvencia tanto a nivel de equipo como a nivel comercial y financiero. Sino, la verdad termina siendo un gran gasto tanto de recursos como de tiempo para la empresa el tratar de escalar a un mercado no estando preparados.

Según la convocatoria, la innovación un punto esencial que debe tener la empresa. ¿Puede haber alguna que tenga un buen negocio pero sin mucha innovación? En otras palabras, ¿cómo miden ese factor de innovación?

-Lo que nosotros acá buscamos con ProChile Global X es conectar a las empresas con el ecosistema local, con fondos de inversión, áreas de Corporate Venture Capital e innovación abierta. En ese sentido este programa en particular esta hecho para empresas innovadoras. O sea, que tengan un valor agregado. Un diferencial. Que sean competitivas a nivel global y que además sean altamente escalables. Es decir, que tengan la capacidad de crecer muy rápido, de atraer inversionistas de riesgo y de al mismo tiempo ofrecer soluciones distintas a las que están disponibles hoy día en el mercado europeo.

¿Tienen que ser empresas con su base en Chile?

-No. Entendemos que, por lo general, las empresas innovadoras escalan abriendo filiales en distintas locaciones en el mundo para así poder operar, algo en que las que vamos si es que esa es su necesidad. Pero si es que esa empresa tiene o no filiales en el extranjero es parte de la estrategia de cada una de ellas de cara a su expansión. Tiene que haber sido eso sí, una empresa en Chile con Rut Chileno, porque ProChile es la agencia de promoción de exportaciones, por ende, nosotros trabajamos para apoyar a empresas chilenas.

Otras veces lo que se busca es un reseller que pueda vender tus productos o servicios en otros mercados, pero lo que nosotros buscamos al final con este programa es impactar en la economía de Chile. Es mover la aguja hacia una oferta exportadora de mayor valor agregado y con mayor grado de sofisticación. Muchas políticas públicas de innovación hoy en día están apuntando a la diversificación de la economía chilena hacia una importante participación de los servicios, de las soluciones basadas en conocimientos y todo lo que sea productos y servicios con alto valor agregado y alto grado de sofisticación.

¿Cómo influye en este programa el tema de la pandemia?

-La pandemia obviamente influye en todos los sectores, y el comercio internacional se han visto afectado en la forma en la que hacemos negocios. Pero creo que eso también nos ha exigido a todos, el probar nuevas formas de hacer las cosas. En ese sentido, este programa lo hemos estado configurando entendiendo que en los próximos años nos vamos a estar enfrentando a un modelo híbrido donde a veces se van a poder hacer temas presenciales y otras veces vamos a estar digital. Hemos visto casos como el levantamiento de capital de Fracttal en medio de la pandemia. Obviamente con algunos desafíos para poder hacer un apretón de manos, pero se logró. Somos positivos al respecto, porque ya hemos tenido un año y un poco más para pilotear soluciones, realizar softlanding y hacer pitchs a kilómetros de distancia.

¿Ya están en conversaciones con fondos de inversiones o capitales de riesgo para este programa? -Efectivamente, ya hemos estado trabajando y colaborando con distintos inversionistas en Europa, donde hay más de 2.000 fondos de inversión de riesgo. También lo hemos hecho con corporate venture capital, áreas de innovación abierta, incubadoras y hubs de innovación. No estamos partiendo de cero. Prochile ya lleva años trabajando en apoyar a estas empresas, pero hoy día nos encontramos en un punto de inflexión donde vemos que gran parte de la oferta chilena está tratando de entrar a Europa

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.