Nature, la revista científica más prestigiosa del mundo, anuncia su apoyo a Joe Biden y critica duramente a Trump

La publicación califica de "vergonzosa" su capacidad para interferir en los temas e salud y ciencia, y de "desastrosa" su respuesta a la pandemia de coronavirus. Lo acusa de "fracasar catastróficamente cuando más importaba”, y de ponerse a sí mismo en primer lugar en vez de su país.




Hace un mes, Scientific American, la revista científica más antigua de Estados Unidos, decidió involucrarse por primera vez en sus 175 años de vida en la carrera política por la Casa Blanca entre Donald Trump y Joe Biden, apoyando a este último debido al constante negacionismo al cambio climático mostrado por el empresario, sumado a su rechazo ante las evidencias científicas en relación al tema.

“El ejemplo más devastador es su respuesta deshonesta e inepta a la pandemia de Covid-19”, agregó la editorial. “En su negación de la realidad, Trump ha obstaculizado los preparativos de Estados Unidos para el cambio climático, afirmando falsamente que no existe tal cosa y retirándose de los acuerdos internacionales destinados a mitigar su impacto", indicó la revista.

Pero Scientific America no fue la única. Este miércoles, Nature, otra de las publicaciones científicas más prestigiosas y rigurosas del mundo, se sumó al apoyo al candidato demócrata a la presidencia de EE.UU., criticando fuertemente al actual mandatario.

“Ningún presidente estadounidense en la historia reciente ha atacado y socavado tan implacablemente tantas instituciones valiosas, desde agencias científicas hasta los medios de comunicación (... ) Trump afirma poner a ‘América primero’. Pero en su respuesta a la pandemia, Trump se ha puesto a sí mismo en primer lugar, no a Estados Unidos”, dice Nature.

La publicación critica las peleas “con amigos y aliados de larga data del país, alejándose de los acuerdos y organizaciones científicos y ambientales internacionales cruciales: en particular, el acuerdo climático de París de 2015; el acuerdo nuclear de Irán; la agencia de ciencia y educación de las Naciones Unidas UNESCO; e incluso, impensable en medio de una pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

Por otro lado, la revista se enfoca en la importancia y urgencia de poner fin a la pandemia de Covid-19, abordar el calentamiento global y detener la proliferación y la amenaza de las armas nucleares, que “no se superarán sin los esfuerzos colectivos de los estados nacionales y las instituciones internacionales que la administración Trump ha tratado de socavar”, haciendo hincapié como uno de sus “legados más peligrosos” a su “vergonzoso historial de interferencia en las agencias de salud y ciencia, lo que socavará la confianza pública en las mismas instituciones que son esenciales para mantener a las personas a salvo”.

“Fracaso catastrófico”

La editorial continúa criticando “la indiferencia de la administración Trump por las reglas, el gobierno, la ciencia, las instituciones de la democracia y, en última instancia, los hechos y la verdad se han mostrado plenamente en su desastrosa respuesta a la pandemia de Covid-19”.

“En los primeros días de la pandemia, Trump decidió no elaborar una estrategia nacional integral para aumentar las pruebas y el rastreo de contactos, y para reforzar las instalaciones de salud pública. En cambio, burló y ridiculizó públicamente las pautas de salud basadas en la ciencia establecidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. para el uso de máscaras faciales y el distanciamiento social”, dice la publicación.

“La administración luego reescribió las pautas cuando el mensaje no se alineó con su agenda. Trump ha mentido sobre los peligros que representa el virus y ha alentado a la gente a protestar contra las políticas destinadas a frenar su transmisión. El resultado, si no el objetivo, ha sido restar importancia a la mayor crisis que el país y el mundo han enfrentado en al menos medio siglo”, añade la publicación.

De acuerdo a Nature, las acciones dispuestas por la administración Trump “han tenido consecuencias devastadoras. Con un número de muertos que ahora supera los 215.000, el coronavirus ha matado a más personas en los Estados Unidos que en cualquier otro lugar. Incluso ajustando el tamaño de la población, al país le ha ido espectacularmente mal. A pesar de tener vastos recursos científicos y monetarios a su disposición, Trump fracasó catastróficamente cuando más importaba”, sostiene la revista científica de 151 años de existencia.

Portada de la primera edición de Nature, de 1869.

Negacionismo y xenofobia

Por otro lado, Nature también subraya el papel del actual mandatario de EE.UU. en relación al cambio climático, y su conocida postura anti inmigración.

“Ningún presidente en la historia reciente ha tratado de politizar las agencias gubernamentales y purgarlas de conocimientos científicos en la escala que ha emprendido este. Las acciones de la administración Trump están acelerando el cambio climático, arrasando la naturaleza, ensuciando el aire y matando a más vida silvestre, así como a personas”, asevera la editorial.

“Trump también ha promovido el nacionalismo, el aislacionismo y la xenofobia, incluido el apoyo tácito a los grupos de supremacía blanca. La administración ha reescrito las políticas de inmigración, comenzando en 2017 con una controvertida prohibición de viajar a personas de siete países, incluidos cinco estados de mayoría musulmana. Incluso ahora, cuando faltan semanas para las elecciones, el Departamento de Seguridad Nacional propone limitar la duración de las visas para estudiantes internacionales”, señala Nature.

Apoyo a Biden

Por el contrario, la revista manifiesta abiertamente su apoyo a la opción demócrata, llamando a votar por Joe Biden el 3 de noviembre.

Para Nature, Biden “ha demostrado que respeta los valores de la investigación y se ha comprometido a trabajar para restaurar las fracturadas relaciones globales de Estados Unidos (...) ha trabajado en estrecha colaboración con los investigadores para desarrollar planes integrales sobre Covid-19 y el cambio climático. Ha prometido que las decisiones sobre la respuesta a la pandemia las tomarán los profesionales de la salud pública y no los políticos; y se compromete con razón a restaurar la capacidad de estos profesionales para comunicarse directamente con el público”.

“Además, Biden promete aumentar los programas de prueba y rastreo y brindar más apoyo a las personas más afectadas por el coronavirus. Combinados con vacunas y medicamentos, estos son los tipos de políticas que serán esenciales para poner fin a la pandemia”.

Sobre el cambio climático, “Biden devolvería a Estados Unidos al acuerdo de París y está proponiendo las políticas climáticas nacionales más ambiciosas jamás defendidas por los nominados de los principales partidos del país. Un plan de US $ 2 billones invertiría en energía limpia e infraestructura baja en carbono, con la ambición de alejar a los Estados Unidos de la electricidad generada con combustibles fósiles para 2035”, explica la revista.

Vaticinio

A diferencia de Scientific American, no es la primera vez que Nature se involucra en la carrera presidencial estadounidense. En octubre de 2016 manifestó su apoyo público a la contendora Hillary Clinton, y tras conocer el resultado que dejó a Trump en la Casa Blanca, manifestó sus dudas sobre su gestión debido a su discurso anti inmigración, sus “actitudes tóxicas contra las mujeres”, y su conocida postura contra el cambio climático.

“Es imposible saber la dirección que tomará Estados Unidos bajo su dirección, sobre todo porque su campaña fue inconsistente, contradictoria y tan llena de falsedad y evasión”, dijo Nature en 2016.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.