Valentine Goddard, abogada experta en IA: “El ecosistema digital refleja una desigualdad de género cada vez mayor y debemos actuar antes de que sea demasiado tarde”

En el último día de Congreso Futuro, la abogada canadiense experta en Inteligencia Artificial y DDHH, junto Renata Ávila, abogada especializada en derechos digitales y la activista chilena Valentina Muñoz conversaron sobre el rol de la I.A. para la equidad de género y lo importante que es comenzar a legislar en derechos digitales desde un enfoque de inclusión hacía la mujer.




“Digitalizadas: hackear lo binario” es el nombre de la última jornada de Congreso Futuro 2022, un evento co-organizado por Congreso Futuro, Fundación Encuentros del Futuro (FEF), junto a la iniciativa Nuestra Voz y BHP Foundation, con el patrocinio del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, que dedicó un día exclusivamente a la discusión de equidad de género en el campo de lo digital.

Dentro del bloque dedicado a la Inteligencia Artificial, las invitadas y encargadas de conversar sobre las dificultades que significa que al día de hoy aún no existan legislaciones en derechos digitales y especialmente que no existan desde un enfoque de género, fueron las abogadas Valentine Goddard y Renata Ávila, moderadas por la co-fundadora y presidenta de la Asociación Latinoamericana de Mujeres Jóvenes por las Ideas (AMUJI ONG), Valentina Muñoz.

Goddard, quien volvió nuevamente como panelista de CF, es reconocida por su trabajo en IA y DDHH, y fundadora y directora ejecutiva de AI Impact Alliance, una organización independiente sin fines de lucro que opera a nivel mundial, y cuya misión es facilitar una implementación ética y responsable de la Inteligencia Artificial.

La también miembro de los Grupos de Expertos de las Naciones Unidas sobre “El papel de las instituciones públicas en el impacto transformador de las nuevas tecnologías”, quien expuso sobre las transformaciones que debe crear hoy en el mundo sobre derechos digitales, planteó la urgencia de abordar ahora más que nunca la igualdad de género “porque en muchos países se enfrentan a oportunidades históricas para cambiar la forma en que se crea el valor, cómo se distribuye la riqueza y cómo valoramos nuestros recursos naturales” dijo.

Además, recalcó que ahora mismo “el ecosistema digital está reflejando una desigualdad de género cada vez mayor en la sociedad y debemos actuar antes de que sea demasiado tarde”.

Haciendo hincapié en que actualmente no existe un enfoque y análisis de género en las políticas de los gobiernos de datos de I.A. “No hay una visión del sistema que garantice una distribución equitativa, incluso cuando hay potencial y el sector privado está presionando contra las regulaciones emergentes que planean requerir el seguimiento de los datos en los sistemas de esta tecnología” señaló.

Por su parte, Ávila, abogada guatemalteca, y directora ejecutiva de la Fundación Ciudadano Inteligente, organización que tiene como misión fortalecer la democracia y reducir la desigualdad en América Latina promoviendo la transparencia y la participación ciudadana a través del uso innovador de las tecnologías de la información, también dijo que “el sector público y el académico y el sector social son los mejores aliados para traducir e incrustar la igualdad de género en un conjunto diferente de políticas y tecnologías de Inteligencia Artificial”.

Renata Ávila, abogada guatemalteca especialista en derechos digitales.

Lo que ve posible en Chile luego escuchar el discurso lleno de esperanza del presidente electo Gabriel Boric con el cual se emocionó al saber que la igualdad de género son acciones, no palabras. Y que cuando se habla de IA “son acciones que deben ser tomadas por el sector público” planteó.

Una oportunidad

Ambas expertas también concuerdan y destacan la idea de que también se debe entender que la Inteligencia Artificial no lo es todo en las discusiones de género en el mundo digital, es una arista muy importante y que seguirá aumentando su relevancia, pero no es lo único que se debe tomar en cuenta.

Sin embargo, analizan esta desigualdad de género dentro del mundo digital como una oportunidad para comenzar a generar acciones.

Goddard, planteó que la brecha de género en la Inteligencia Artificial ahora mismo “debe verse como una oportunidad”, pero que debe entenderse que eso no significa que esto sea empezar de cero “no es un lienzo en blanco sobre el que podamos dibujar nuevos y brillantes escenarios. Tenemos que luchar por un equilibrio de género espaciado en la mirada de los desarrollos y de los gobiernos”.

Esto porque según la fundadora de AI Impact Alliance, la oportunidad que presenta la Inteligencia Artificial ya está bajo la influencia de los primeros inversores que quieren un retorno de su inversión. “Pero nosotras tenemos el poder, porque su inversión de retorno no valdría nada si la sociedad civil rechaza la adopción de las tecnologías de la I.A”, ya que “sólo los seres humanos pueden garantizar que la I.A. se encargue de todos los derechos humanos, incluidos los de las mujeres”.

En tanto, Ávila plateó que se debe reimaginar la Inteligencia Artificial desde una óptica femenina y situar la igualdad de género y la interseccionalidad de la igualdad de género que incluya cuestiones de raza, económicas, lingüísticas, etc.

Lo que podría entregar la oportunidad de abrir un nuevo espacio o una nueva era de interés público en la Inteligencia Artificial al servicio de la inclusión de género. “En resumen, la inclusión de género y la I.A. combinadas pueden ser la superpotencia que impulse una inclusión sin precedentes y acelerada de las mujeres en un futuro diferente y tal vez en Chile se empiece por ello” señaló.

Por último, Valentine realizó un recordatorio a los políticos expresando que el plan de recuperación económica que se centra en la innovación y las tecnologías “debe tener estrategias para la igualdad de género para contrarrestar el impacto negativo que el sistema de Inteligencia Artificial tendrá en las mujeres si no hacemos nada” y así asegurarse de que las mujeres sean participantes activos y beneficiarias de la riqueza que las economías digitales pueden crear.

“La organización internacional del trabajo ha dicho antes de la pandemia que las economías digitales, si siguen su propio curso, trazarán la igualdad de género regional a escala global. Así que quiero asegurarme de que el mensaje sea fuerte y se escuche, de que los sistemas de enfoque de género también pueden monitorear en su lugar para asegurarse de que los gobiernos no exponen a las mujeres más que a los hombres al impacto de la I.A. y ve un potencial positivo” concluyó.

Revive y disfruta de la conversación completa sobre Inteligencia Artificial y equidad de género (minuto -2:49:00) en la transmisión en vivo de www.congresofuturo.cl o a través de su canal de YouTube.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.