“El valor es incalculable”: las costosas obras de arte que destruyeron los atacantes en Brasilia

“El valor es incalculable”: las costosas obras de arte que destruyeron los atacantes en Brasilia. Fotos: Getty Images / Agência Brasil.

Entre las piezas que fueron destruidas o estropeadas por los adherentes de Jair Bolsonaro, se encontraron obras de elogiados artistas como Emiliano Di Cavalcanti, Jorge Eduardo y Bruno Giorgi, además de un reloj de Balthazar Martinot, de los cuales solo hay dos en el mundo. Acá, el balance de las autoridades en torno a los daños.


A tres meses de las elecciones presidenciales de Brasil que dieron por ganador a Lula da Silva por una estrecha diferencia, un grupo de adherentes del ex mandatario Jair Bolsonaro causó disturbios este domingo en edificios como el Congreso, el Supremo Tribunal de Justicia y el Palacio de Planalto, todos ubicados en Brasilia, la capital del país.

Pero más allá de los análisis de carácter político que han hecho numerosos analistas, estos ataques a las sedes estatales dejaron otra consecuencia: la pérdida de obras de arte invaluables, las cuales fueron destruidas o estropeadas por los asaltantes.

Asalto en Brasilia. Foto: Andre Borges / EPA / Efe / Shutterstock.

Así lo confirmó el director de Curaduría de los Palacios Presidenciales, Rogério Carvalho, quien detalló que “el valor de lo destruido es incalculable por la historia que contiene”.

“La colección es un reflejo de todos los presidentes que representaron al pueblo brasileño durante este largo período, que comienza con JK (Juscelino Kubitschek). Ese es su valor histórico”, añadió.

Las costosas obras de arte que dañaron los asaltantes en Brasilia

Entre las piezas que fueron estropeadas, se encuentra una de las pinturas de Emiliano Di Cavalcanti, As mulatas, la cual según informaciónes reunidas por la BBC, tiene un valor de al menos $1.5 millones de dólares.

Aun así, eso no le importó a los asaltantes, ya que la perforaron en siete puntos distintos.

As mulatas de Emiliano Di Cavalcanti. Foto: Getty Images.

También resultó afectada la Bandeira do Brasil de Jorge Eduardo, un cuadro que como su nombre lo sugiere, muestra la bandera del país. Tras los incidentes, la obra resultó empapada con agua, debido a que los atacantes inundaron el piso del Palacio de Planalto con líquidos para detener incendios.

En ese mismo edificio, también se encontró en pedazos la escultura de bronce O Flautista de Bruno Giorgi, la cual está valuada en $48.000 dólares, mientras que las Esculturas de madera de Frans Krajcberg —valoradas en $47.000 dólares— terminaron con varias roturas en su estructura.

Esculturas de madera de Frans Krajcberg. Foto: Getty Images.

A ello se le sumó que usaron la Mesa de trabajo del ex presidente Juscelino Kubitscheck (1955-1960) como barricada, que rompieron la Mesa vitrina de Sérgio Rodrigues y que destruyeron un Reloj de Balthazar Martinot, de los cuales solo hay dos en el mundo.

“El otro está en exhibición en el Palacio de Versalles, pero tiene la mitad del tamaño de la pieza que fue completamente destruida por los invasores”, sentenciaron desde el gobierno en un comunicado, el cual fue revisado por el citado medio.

Asalto en Brasilia. Foto: Marcelo Camargo / Agência Brasil.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.