Pedagogías, Artes y Relaciones Públicas: los programas universitarios que más han bajado su oferta

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI / AGENCIA UNO

Según cifras del Mineduc, dentro de los 20 planes de formación que muestran la mayor caída destacan seis carreras de la educación. En el otro extremo, las ingenierías lideran el aumento de la oferta formativa, particularmente las especialidades de Electricidad, Industrial y Minas.


Es un área que está en permanente renovación. Mientras hace unos años eran carreras en pleno apogeo, hoy el interés por matricularse en ellas ha caído al mínimo. O a cero. Y razones son muchas: cambios en la preferencia de los estudiantes, la realidad del campo laboral o el surgimiento de nuevas ofertas que ahora capturan el interés, entre las más comunes.

Según cifras entregadas por la Subsecretaría de Educación Superior, son siete los programas universitarios que han disminuido en más de la mitad su disponibilidad en comparación a 2011. De estas, las pedagogías son las que más se repiten.

Por otro lado, las cifras revelan que la oferta de programas que más han crecido son las ingenierías, que ocupan siete de los 10 primeros puestos de las opciones que más han aumentado su disponibilidad en la última década.

Según explica el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, la oferta programática se determina por la Ley de Educación Superior, la cual “garantiza la autonomía de las instituciones para determinar sus fines y proyectos formativos. De esta manera, las universidades fijan su oferta de carreras anualmente considerando diversas variables”.

Así, por ejemplo, desde la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) detallan que, a la hora de generar nuevos programas, evalúan principalmente cinco variables: sector económico, mercado laboral, políticas de desarrollo regional y nacional, capacidades institucionales y finalmente el “cumplimiento de nuestra misión formadora y de servicio a la sociedad”, explican.

Por otra parte, desde la Universidad de Magallanes (Umag) mencionan que para la elaboración de nuevos programas suelen considerar antecedentes referidos al campo laboral, intereses de sus alumnos y justificación académica, entre otros factores.

Los programas que más han disminuido

Los datos del Mineduc indican que, por ejemplo, la oferta de programas de Criminalística como de Bachillerato y/o Licenciatura desapareció en la última década. Respectivamente, de las 13 y ocho opciones que solían existir en 2011, actualmente no hay ninguna.

Asimismo, las cifras revelan un dato importante: de los tres programas universitarios que más han reducido su número de alternativas, todos pertenecen a distintas disciplinas de la pedagogía. En este sentido, Educación Básica es la carrera con más impacto, habiendo reducido 160 programas -pasó de 286 a 126- en la última década.

“Desde la subsecretaría hemos observado con atención la evolución de las pedagogías, tanto a nivel de oferta como de demanda, lo que nos ha llevado a tomar diversas medidas en la materia. Por el lado de la demanda, estamos impulsando en el Congreso un proyecto de ley que modifica los requisitos para el acceso a carreras de Pedagogía a fin de evitar que personas con talento no puedan acceder a estas carreras”, comenta al respecto el subsecretario Vargas.

A Educación Básica se suma Pedagogía en Historia, Geografía y Ciencias, la cual actualmente tiene 37 menos opciones de estudio de las que tenía hace una década, seguida de Educación de Párvulos, la que contabilizó 23 alternativas menos que en 2011.

Para el vicerrector de Admisión y Desarrollo Estudiantil de la Universidad de Las Américas (Udla), Javier Navarro, son tres los pilares que se evalúan al momento de determinar la continuidad o el cierre de un programa: “La demanda por parte de los estudiantes, es decir, el tema vocacional; los recursos necesarios, adecuados y existentes tanto académicos, de infraestructura, como económicos para entregar una educación con altos niveles de calidad; y tercero, y el más importante, los niveles de empleabilidad de dicha carrera”.

“En este contexto y dados los cambios acelerados del mercado laboral en los últimos 10 años, han hecho crecer ciertas carreras, disminuir e incluso desaparecer otras”, agrega.

En la misma línea, el vicerrector académico de la Universidad Tecnológica Metropolitana (Utem), Juan Óscar Martínez, afirma que “las decisiones acerca de la oferta se basan en estudios de la pertinencia de los planes y programas que ofrece la institución, respecto de la demanda del medio laboral y social. La empleabilidad es para la universidad un aspecto clave en la decisión de su oferta, pues debe estar alineada con las necesidades productivas y de sustentabilidad del país”.

Sumado a las disciplinas de pedagogía, dentro de los 20 programas que más han visto reducida su oferta destacan Artes y Licenciaturas en Artes, con una disminución del 61% respecto de 2011; además de Relaciones Públicas y Publicidad, donde las opciones para estudiarlas cayeron en un 56% y 53%, respectivamente,

Un ejemplo de lo anterior es la Universidad Santo Tomás, donde según su director nacional de Admisión, William Young, la disciplina de Relaciones Públicas se encuentra en plan de cierre y dejará de acoger estudiantes nuevos. Cuenta, además, que Periodismo no se impartió en 2021 porque la cantidad de postulantes “fue bajísima”.

“La institución está presente en todo Chile, entonces hay temas de pertinencia regional. Hay temas de capacidad, de tener docentes para dictar esa carrera en esa zona, y de infraestructura, que puedes tenerla copada”, señala. Y agrega: “Se van revisando programas, su pertinencia, las metodologías, las nuevas tendencias, cada cierto tiempo hay revisiones de los planes de estudio y ahí se van ajustando y revisando. Hay miradas de lo que pasa aquí y afuera”.

Asimismo, la vicerrectora académica de la Universidad Arturo Prat, Liliana Herrera, advierte que la baja en la oferta formativa de Pedagogía en Educación Básica, Educación de Párvulos y en Ciencias Sociales en su universidad se debe “a criterios de equiparar la calidad docente entre las sedes y la casa central (...), así como a variables propias de la demanda por este tipo de carreras en ciertas sedes”.

Los 10 programas que disminuyeron más su ofertaOferta en 2011Oferta en 2021Diferencia en cantidadDiferencia en porcentaje
Criminalística80-8-100%
Bachillerato y/o Licenciatura en Educación130-13-100%
Artes y Licenciatura en Artes187-11-61%
Relaciones Públicas3917-22-56%
Pedagogía en Educación Básica286126-160-56%
Publicidad3818-20-53%
Comunicación Audiovisual y/o Multimedia2914-15-52%
Construcción Civil2111-10-48%
Pedagogía en Historia, Geografía y Ciencias Sociales8548-37-44%
Diseño3019-11-37%

Las ingenierías, en alza

En el otro extremo, de los 20 programas universitarios que más han aumentado su oferta en la última década, 12 corresponden a disciplinas de ingeniería.

Respecto de la decisión de abrir, modificar o aumentar la oferta programática, el vicerrector académico de la Pontificia Universidad Católica, Fernando Purcell, comenta que existe “siempre un empuje institucional que busca aportar de mejor manera a la sociedad. Por eso nuestra universidad ha ido abriendo carreras sistemáticamente en el último tiempo, para aportar al país en áreas que se consideran críticas. Esa es la principal motivación”.

Asimismo, el rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Harald Beyer, sostiene que “la apertura de carreras la consideramos solo si sentimos que podemos hacer un aporte real al país, sobre todo porque nos asiste la convicción de que el futuro requiere de un diálogo permanente entre distintas disciplinas que deben traducirse en programas más interdisciplinarios antes que insistir en programas especializados”.

De forma similar, la directora de Admisión de la Universidad de los Andes, Fernanda Karmy, señala que “todos los años realizamos un estudio para reconocer las necesidades de la sociedad, de modo de descubrir intereses y oportunidades que nos permitan ser un aporte al país”.

Entre los tres primeros programas de educación superior cuya oferta más ha crecido destaca Ingeniería en Electricidad, la cual registra un alza de 417% en la última década. Esto se traduce en un aumento de seis a 31 programas. A esta disciplina le siguen Ingeniería Industrial, con un incremento del 175%, e Ingeniería en Minas y Metalurgia, con 164%.

En contraste con los otros programas que van en declive, Pedagogía en Educación Diferencial es la disciplina que más aumentó en relación con el año 2011. En este sentido, la diferencia entre ambos períodos revela un alza de 79 nuevos programas de esta carrera, lo que se grafica en un incremento de 116%.

Desde hace años hemos venido haciendo esfuerzos por proveer de la mayor información a los postulantes a la educación superior, de forma tal que ellos puedan tomar las mejores decisiones respecto de qué carreras estudiar. Así, como parte de la información que se ofrece a través de los sitios mifuturo.cl o acceso.mineduc.cl, se encuentra la empleabilidad que muestran las carreras al primer año y el nivel de ingresos promedio de sus egresados al cuarto año de terminadas sus carreras. Esta información, sin duda, permite que, junto con otras variables, los postulantes tomen mejores decisiones”, concluye el subsecretario.

Los 10 programas que incrementaron más su ofertaOferta en 2011Oferta en 2021Diferencia en cantidadDiferencia en porcentaje
Ingeniería en Electricidad63125417%
Ingeniería Industrial4412177175%
Ingeniería en Minas y Metalurgia143723164%
Ingeniería en Control de Gestión102616160%
Ingeniería Civil en Minas214928133%
Administración Pública347743127%
Pedagogía en Educación Diferencial6814779116%
Ingeniería Civil Mecánica132815115%
Ingeniería en Prevención de Riesgos275427100%
Terapia Ocupacional40753588%

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La Tercera Noche