El TAS ratifica la suspensión de ocho años al tenista Juan Carlos Sáez

Juan Carlos Sáez, jugando Copa Davis. Foto: AGENCIAUNO.

El tenista apeló al organismo internacional tras la sanción que le impusiera la Unidad de Integridad del Tenis por no colaborar en una investigación sobre arreglos de partidos.


El 19 de agosto de 2019, la carrera de Juan Carlos Sáez tuvo un abrupto quiebre. Ese día, el afamado profesor Richard McLaren (el mismo del informe de dopaje) suspendió por ocho años y estableció una multa de US$ 12.500 para el tenista chileno por no colaborar reiteradamente con una investigación de arreglo de partidos y no denunciar un “acercamiento corrupto”. El jugador decidió apelar, pero sin éxito, ya que el TAS confirmó en esta jornada la resolución inicial y además lo condenó a pagar las costas.

“El fallo del TAS significa que la sanción original de una suspensión de ocho años y una multa de US$ 12.500 permanece vigente. También se condenó al Sr. Sáez a pagar 3.000 francos suizos en costas legales”, informó la Agencia Internacional de Integridad del Tenis, mediante un comunicado.

“Cuando fue entrevistado en relación con las alertas de apuestas en partidos en los que había participado, el joven, de 28 años, se negó repetidamente a cumplir con la petición de proporcionar su teléfono móvil para el análisis forense”, detalló en su momento la TIU.

Juan Carlos Sáez, recibiendo órdenes de Nicolás Massú. Foto: AGENCIAUNO.

El informe que lo condenó

Ese mismo año, La Tercera tuvo acceso al texto redactado por McLaren, quien lo investigó por seis partidos disputados entre 2014 y 2016. Señala que el chileno siguió ocupando su teléfono, pese a haber informado que lo había perdido.

En su informe el catedrático justifica la sanción de ocho años y US$ 12.500 de multa y se refiere en duros términos al exjugador del equipo de Copa Davis. “Me parece que la descarada mentira y esperar varios años antes de revelar un aproximación corrupta, junto con una flagrante falta de respeto al proceso de resolución de disputas, justifican una sanción más severa que solo seis años de inelegibilidad. Yo arreglaría la sanción en este caso a los ocho años de inelegibilidad”, sentenció.

La primera entrevista con el jugador se realizó en Talca, el 28 de noviembre de 2017 en el marco del Futuro Chile 2. Ahí se le preguntó si alguien le había realizado una propuesta indebida. “Respondió admitiendo que había recibido una aproximación corrupta hace unos cuatro o cinco años en un evento de Futuros de la ITF en Chile donde alguien se le acercó directamente. También admitió que no proporcionó esa información a la TIU”, resalta el escrito.

En relación al segundo cargo, el informe detalló cómo se originaron las sospechas en contra del chileno. “La TIU recibió alertas de partidos de múltiples operadores de apuestas en relación con seis de sus partidos de tenis profesionales que tuvieron lugar entre octubre de 2014 y noviembre de 2016”. Y más adelante añade: “Hubo seis partidos de tenis profesionales en los que la persona cubierta (Sáez) estuvo involucrada y desencadenó la investigación de TIU. En los seis partidos, se emitieron alertas de apuestas citando preocupaciones sobre apuestas sospechosas que los operadores de apuestas habían observado. Además, dos de esos seis partidos involucraron al jugador que se asoció con dos tenistas profesionales diferentes, que ahora cumplen largas sanciones por delitos de corrupción”.

Sáez actualmente está retirado del tenis y reside en Estados Unidos, donde trabaja en una academia en Florida.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.