¿Puede ser campeón ante la UC? La deuda que dejará Colo Colo aunque se corone matemáticamente frente a los cruzados

Colo Colo y la UC igualaron en San Carlos. FOTO: Agencia Uno.

Colo Colo y la UC igualaron en San Carlos, en la primera rueda. FOTO: AGENCIAUNO.

Por puntaje, el Cacique puede sellar el título del Torneo Nacional frente a los cruzados, este domingo 2 de octubre, si es que se dan una serie de resultados. Sin embargo, hay un ítem importante que el Cacique tendrá pendiente: los minutos de juveniles.



El desarrollo del Torneo Nacional de Primera División se reanudará este fin de semana, tras el receso por la fecha FIFA. El plato fuerte será el duelo entre Colo Colo y Universidad Católica, programado para este domingo 2 de octubre, en el estadio Monumental.

Las matemáticas muestran que el Cacique tiene una posibilidad de concretar su estrella 33 con prontitud. Lideran la tabla de posiciones con 54 puntos, después de 25 partidos (16 triunfos, seis empates y tres derrotas). Tiene 11 unidades de ventaja sobre Curicó Unido y Ñublense, sus escoltas, cuando restan 15 en disputa. Los albos aún deben enfrentar a ambos. En la fecha 27, reciben a los torteros. Y en la última jornada, visitan a los chillanejos.

Los más fanáticos de Colo Colo se frotan las manos ante la sensación de poder dar la vuelta olímpica ante los cruzados, los que han gobernado el fútbol chileno durante las recientes cuatro temporadas, pero añadido a otros resultados que se deben dar en la fecha. No solo basta con un eventual triunfo ante el actual tetracampeón. Requerirían también que Curicó no le gane a Deportes La Serena y que Ñublense no supere a O’Higgins. Ambos partidos están programados antes que el clásico.

No obstante, en esta historia hay un pero. Y uno no menor, desde lo reglamentario. Aunque matemáticamente a Colo Colo le den los números para ser definitivamente el primero en la clasificación de la Primera División (que se den los resultados en los tres partidos antes mencionados), podrá ser campeón chileno ante la Católica y celebrar con el trofeo del Huemul de Plata en su cancha, pero dejando una deuda no menor de cara a las cuatro fechas restantes.

La norma de inclusión de futbolistas Sub 21 obliga a los equipos a disponer de ellos como un requisito a cumplir dentro de la competencia. El artículo 31° de las bases de Primera División se refiere a las “reglas relativas a los jugadores que se pueden incluir en la planilla de alineación del partido”. La norma establece que los jugadores chilenos nacidos a partir del 1° de enero de 2001, deberán haber disputado, a lo menos, el 70% de los minutos efectivamente jugados, considerando para cada partido solo los primeros 90 minutos. Planteado de otra manera, cada equipo tiene que cumplir con un mínimo de 1.890 minutos de juveniles. Si no se cumple, los equipos se exponen a sanciones, tanto deportivas (resta de puntos) como económicas (multas que ascienden a 500 UF).

Lo que dice el artículo 31 de las bases del Campeonato Nacional, respecto a los minutos juveniles.

De los 1.890 minutos que se deben cumplir, Colo Colo contabiliza 1.726, hasta el duelo ante Cobresal, correspondiente a la jornada 25. El que más ha aportado a esta cuenta es el volante Vicente Pizarro, con 772′. Entonces, al elenco de Gustavo Quinteros le faltan 164′ para completar el mínimo y cumplir con la normativa reglamentaria. Ante la UC aún le faltarían 74 minutos, los que sí puede sellar en la fecha 27, cuando deba enfrentar a Curicó Unido, justamente, uno de sus escoltas.

Entonces, ¿puede Colo Colo ser declarado campeón sin cumplir aún una de las reglas más importantes del torneo? Desde la ANFP aseguran que en este caso prima la deportividad, por lo que el Cacique sí recibirá la copa luego de terminado el duelo ante el tetracampeón de torneos largos, en caso de que se den los resultados anteriormente mencionados. El cuadro de Quinteros, sin embargo, tendrá que cumplir los minutos exigidos en los partidos restantes. En caso de que no alcance lo que exige la norma, se le restarán tres unidades y se le pasará la multa que establecen las bases.

Este intrincado asunto implica que, desde lo matemático, el elenco albo pueda ser inalcanzable en la tabla de posiciones al cabo de la próxima jornada y, al mismo tiempo, ser declarado como campeón por la ANFP, pero su título estará levemente en suspenso hasta que llegue al mínimo del minutaje Sub 21 que exigen las bases.

Claro, en el caso de que se dé la serie de resultados que permiten un escenario de estas características. Una victoria de Curicó o de Ñublense sí o sí postergaría cualquier definición del título hasta la fecha subsiguiente.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.