¿Por qué la U sufre tanto ante Colo Colo? Sicólogos deportivos diagnostican el mal azul

El peso que tiene el Superclásico, la estadística a favor de los albos y los ocho años sin saber de victorias, son tres factores fundamentales para entender por qué los azules duraron diez minutos ante los blancos en Rancagua. Pero los expertos creen que hay luz al final del túnel.


Las horas pasan y los fanáticos de la U aún no encuentra una explicación convincente para entender los motivos de la dolorosa caída frente a Colo Colo. Una más que se sumará en el favorable historial del Cacique, pero que tardó apenas 10 minutos en consumarse. Los albos terminaron festejando por 1-3.

Si bien es cierto que Colo Colo llegaba como favorito por sus casi ocho años invicto, el proceso de Esteban Valencia, tener al goleador del Campeonato (Joaquín Larrivey) en sus filas y volver a jugar con su público en las gradas, ilusionaba a los seguidores del Romántico Viajero.

Pese a la esperanza de los fanáticos estudiantiles, la historia volvió a repetirse. Patricio Yañez, quien jugó en ambos equipos, lo verbalizó en radio Agricultura: “Los jugadores de la U vieron la camiseta de Colo Colo y se cagaron enteros”.

¿Tendrá razón el campeón de la Copa Libertadores? “Es muy extraña la situación. Venían jugando bien y en el partido que tenían que ratificarlo, jugaron su peor encuentro del año”, aseguró Sandrino Castec, quien jugó en los estudiantiles.

Idea que es complementada por el sicólogo deportivo, Rodrigo Cauas, quien aseveró que “este es un partido que tienen un enorme componente mental. No es lo mismo que otro encuentro. Posee una carga y por más que se diga que la estadística no pesa, se entra a jugar de otra manera”. Acto seguido, el profesional argumentó su sentencia: “Los jugadores de la U saben cuáles son los números que poseen ante Colo Colo, cuántos años llevan si ganar y cómo salieron la última vez. En cambio, no les pasa lo mismo con La Serena. Y aquí es donde entra la profecía autocumplida: tanto pienso que no hemos podido ganarle a Colo Colo que me convenzo de que será difícil quedarme con los tres puntos, aunque este sea mi primer clásico”, enfatiza.

Su colega, Fernando Azócar, complementa la idea: “Cuando uno se siente más exitoso, tiene la confianza necesaria para desarrollar la actividad de buena manera. Y la dinámica de juego del equipo de Quinteros está mucho más estructurada que la de Valencia. Si a esto le sumas el caso exclusivo de que Colo Colo posee muchos años de paternidad ante Universidad de Chile, estos últimos no rendirán de la misma manera que ante otros elencos”.

El sicólogo Enrique Aguayo agrega su punto de vista: “No se entra a la cancha pensando que se va a perder, pues tienes la oportunidad de entrar a la historia. Pero eso pesa también y si bien el técnico lo puede usar durante la semana para incentivarte, un gol en contra o un error te devuelve al escenario de que otra vez te va a pasar lo mismo y terminas perdiendo”.

Para otro símbolo de los laicos, Patricio Mardones, esta verdad no es tan absoluta. “Vamos a ver cómo termina el campeonato. Se perdió, pero si eres campeón, pasa a ser un partido más. Por lo mismo, esto duele más. Por suerte, se juega en la semana (miércoles, 16:00 horas) y se puede sumar para seguir luchando por el Torneo y obtener un cupo en la pelea internacional”.

¿Será esta la solución para sacarse el estigma? Aguayo concuerda con que “no se debe trabajar pensando en un rival específico, sino en tener un buen campeonato. Es más fácil trabajar cuando se obtienen buenos resultados y si pierdes el clásico, puedes ser campeón de todas formas. Por eso hoy les duele más la derrota. Pero hay que ser capaz de administrar las derrotas y también el éxito”.

Azócar complementa con que “si debes tratar el miedo institucional, debes identificar el factor clave para optimizar el trabajo. Por ejemplo, si bombardeas toda la semana con la paternidad alba, esa información entra en el inconsciente social de los jugadores y son aspectos no menores. En cambio, logras que el plantel se aísle de este ruido mediático y trabajas en obedecer la planificación técnica, es más fácil que no seas presos de tus nervios”.

Por último, Cauas concluyó que hay “una posibilidad al realizar un trabajo mental intensivo durante la semana previa al clásico, llenarlos de imágenes positivas, mostrar compromiso institucional y comprometer a los jugadores para que no hayan dudas en el mensaje que se entrega y se realice un trabajo sin presión negativa”.

Sigue leyendo El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.