Se acaba la Eurocopa para la revelación: Países Bajos remonta ante Turquía y se medirá con Inglaterra en semifinales

Foto: REUTERS/Fabian Bimmer.

En Berlín, la Naranja Mecánica venció al cuadro otomano por 2-1. El miércoles 10 de julio, ante los Tres Leones, buscarán meterse en una nueva final continental.



Tenemos semifinalistas. Países Bajos superó a la revelación Turquía y se metió dentro de los cuatro mejores de la Euro 2024. En el Olímpico de Berlín, la Naranja Mecánica logró remontar ante la sorpresa del torneo y se impuso por 2-1. Ahora, van por Inglaterra.

Los neerlandeses, comandados por Virgil van Dijk, llegaron como favoritos a la serie. No obstante, al frente se plantó un elenco que ha sido la sorpresa del certamen y que prácticamente hace de local, pues la mayor cantidad de migrantes en Alemania son de nacionalidad turca. Sin dudas, se anticipaba como un rival que no pondría las cosas fáciles. Y así fue.

El partido arrancó con una leve dominación por parte de la Naranja Mecánica. Con más iniciativa y un juego propositivo, con Cody Gakpo como estandarte, intentaron adueñarse de la pelota y manejar los tiempos del partido. Esto, sin embargo, poco a poco se fue diluyendo.

Rápidamente salieron a relucir las carencias que los han atormentado en varios pasajes del certamen continental. Hubo poca disposición ofensiva, poca articulación, pocas ideas y nulas oportunidades de marcar. Turquía, en tanto, se las arregló para complicar a través de transiciones rápidas y balones detenidos. Así llegó la apertura de la cuenta.

En el 35′, Arda Güler capturó un rebote tras un tiro de esquina. La perla turca, de derecha, sacó un preciso centro al segundo palo. Este fue conectado por Samet Akaydín, que anotó su primer tanto con la camiseta de su país. Y en qué momento. El central desató la locura en las tribunas del recinto de la capital alemana. El infierno turco se trasladó a Berlín y se comenzó a vivir una fiesta.

La remontada

En el complemento, Ronald Koeman intentó hacer reaccionar a su escuadra con el ingreso de Weghorst, quien realizó un gran trabajo como referencia. El espigado ariete se las arregló para complicar a la zaga otomana fijando a los centrales, generando espacios, pivoteando y amenazando en las alturas.

Las más claras seguían viniendo desde la vereda del país euroasiático, sin embargo, llegó el empate gracias a Stefan de Vrij, que conectó un centro de Depay. A 20 minutos del cierre, el central se elevó en el área y selló la paridad con un potente cabezazo.

La anotación fue un golpe para ambas escuadras. De hecho, el impacto se evidenció al instante. Seis minutos después vino el desenfreno neerlandés. Dumfries, que ya era prácticamente un extremo derecho, desbordó y sacó un centro que cruzó toda el área. Mert Müldür se durmió, dudó con la presencia del arquero Günok y Gakpo le comió la espalda. El atacante provocó el autogol del lateral. Éxtasis en Países Bajos y tristeza absoluta en Turquía, las dos caras de la moneda.

Vincenzo Montella movió la pizarra para buscar alguna reacción, pero todo estaba escrito. La Naranja Mecánica cambió su distribución y se replegó. También intentaron mantener el resultado con la pelota, aunque casi fallan en su intento. Los turcos tuvieron un par de ocasiones claras, pero no estuvieron finos de cara a la portería rival. El meta Verbruggen también fue trascendental para mantener el triunfo.

Finalmente, el tiempo se acabó y la sorpresa de la Euro se quedó en cuartos de final. Por su parte, Países Bajos se enfrentará ante Inglaterra por un pasaje a la final del torneo, el próximo miércoles 10 de julio. Los neerlandeses están en búsqueda de su segunda corona.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.