“Te dije que trajeras al Mago”: el detalle del conflicto entre Herrera y Sabino Aguad

Otro incendio en la U. En la sala de masajes del CDA, frente a jugadores y parte del cuerpo médico, Herrera le reprochó a Sabino Aguad, gerente deportivo, la falta de refuerzos de jerarquía. Le sacó en cara la no contratación de Luis Jiménez.


Johnny Herrera explotó. El capitán de Universidad de Chile, en su condición de referente del plantel, golpeó la mesa luego del desastroso arranque del equipo que hoy dirige Frank Kudelka. La inesperada eliminación ante Melgar, por la Copa Libertadores, y el empate en el estreno del Torneo Nacional frente a Cobresal, han generado un tenso clima que hoy tiene a los estudiantiles en una serie de conflictos extradeportivos.

Y si hace unas semanas los futbolistas habían dejado en claro su malestar por el estado del complejo deportivo, ayer Herrera increpó con dureza a Sabino Aguad, gerente deportivo, por la política de contrataciones de la temporada 2019. El guardameta está disconforme y se lo hizo saber. La discusión, que no es la primera que sostienen dos de las actores más importantes del club, ocurrió en la sala de masajes, en la que estaban presentes cinco jugadores y parte del cuerpo médico. “Herrera le recriminó a Sabino la falta de un jugador de experiencia. Le repetía que no entendía cómo habían dejado la posibilidad de fichar a Luis Jiménez”, relata uno de los que se enteró del conflicto. Otro fuente del CDA es más detallista: “‘¡Te dije que trajeras al Mago!’. Eso fue lo que le lanzó”.

Samurai le recriminó a Aguad la falta de personalidad en la plantilla. Se lo ha dicho en todos los tonos, aseguran desde la institución. Su molestia radica principalmente por la frustrada llegada de Jiménez, futbolista que finalmente continuó en Palestino, pese que el propio Mago le hizo saber a Kudelka sus ganas de fichar en los azules. El capitán tampoco entiende el arribo de Edson Puch a la UC, jugador por el que los estudiantiles no hicieron un mayor esfuerzo por reclutarlo. Hoy, Comando es la gran figura del equipo de Gustavo Quinteros.

En la concesionaria aseguran que el arribo del Mago se complicó por el alto sueldo que exigía. Además, pese a sus 34 años, pidió un contrato por dos temporadas, lo que iba en contra de la política de bajarle la edad al plantel. Palestino, frente al interés de la U, se opuso al asegurar que no tenía cláusula de salida.

Herrera fue claro en que su molestia no pasa por los 10 refuerzos que llegaron. Sabe que no pueden llevar la presión de cargar el mal momento de la institución: “Quizás es un poco frío lo que digo, pero es muy difícil que todos los que llegaron den resultado altiro. De hincha, hasta yo puteé a Montillo y veía que no pasaba nada. Después, todos le celebramos goles. La experiencia te dice que puede suceder esto cuando se llega a un equipo tan grande. Es de esperar que Oroz y Jimmy se logren afiatar lo antes posible. En esos puestos, se necesita más experiencia que talento”,dijó en entrevista con La Tercera.

Anoche, en diálogo con CDF, el golero de los laicos reconoció la distancia con Aguad: “No hay mucho que decir. No hemos tenido muy buena afinidad, pero le he dicho las cosas y eso me deja tranquilo. Uno lleva tanto tiempo en esto que los detalles hacen la diferencia. Esos detalles nos han llevado a no tener un buen inicio de campeonato”.

Además, Herrera afirmó que decidió permanecer en el club por afecto: “Obviamente soy un hincha más de este club. Siempre he estado donde he querido estar. Uno se cuestiona cosas, pero aunque estemos peleando el descenso me voy a quedar”.

Por otra parte, la U cerró el arribo del reemplazante de Gustavo Flores, expreparador de arqueros. En su reemplazo asumirá Stephano Somoza, quien ya estuvo en las inferiores y formó parte del cuerpo técnico de Miguel Ponce en Temuco.

Seguir leyendo