Ernesto Silva: "Haremos todo lo posible para sacar con éxito este acuerdo"

ERNESTO SILVA (47427820)

Consciente de su responsabilidad como mandatario de la UDI en la comisión técnica que discute los detalles del proyecto constituyente, Ernesto Silva lleva consigo el histórico documento firmado el 15 de noviembre. En esta conversación, el expresidente gremialista sincera su simpatía por "No". "Estoy convencido de que la institucionalidad chilena puede ir evolucionando, más que constituirse desde cero", dice.


Lo primero que hace el exdiputado de la UDI Ernesto Silva, al dar esta entrevista, es sacar una copia del acuerdo político alcanzado la madrugada del 15 de noviembre por una nueva Constitución. Aquí, el expresidente de la UDI, elegido por su partido para ser parte de la comisión técnica que está afinando los detalles del proyecto de ley que permitirá tener un proceso constituyente, enfatiza la importancia de "ver los acuerdos como un todo y no por partes".

Más proclive a votar que No a una nueva Carta Magna en el plebiscito de entrada - "estoy convencido de que la institucionalidad chilena puede ir evolucionando y perfeccionándose más que construirse desde cero", dice-, sostiene que el equipo debe hacer todos los esfuerzos para que, en caso de realizarse una convención, se diseñen mecanismos que permitan llegar a acuerdos. Y si ello fracasa, sostiene Silva, la que sigue rigiendo es la actual Constitución.

¿Qué mandato le dio la directiva de la UDI para su rol en la comisión técnica?

Sacar adelante el contenido del acuerdo que se ha planteado y que lo que busca es restablecer la paz y el orden, e iniciar un proceso de construcción de una nueva Constitución. Hay temas que están siendo proceso de una conversación en los partidos y nosotros estamos atentos a lo que nos puedan señalar y si hay acuerdos diferentes que se puedan adoptar. Por ahora, la tarea que tenemos es implementar los contenidos de este acuerdo y esos se refieren a definir un plebiscito de entrada con dos preguntas que inicia este proceso en el mes de abril. En segundo lugar, diseñar los modelos de convención tanto mixta como constitucional, en base a un principio que está establecido, y que es que el mecanismo electoral que se usa para diputados, y un plebiscito de cierre en caso que se haya producido un acuerdo en la convención.

Hasta el viernes, la negociación estaba trabada en lo que refiere a los escaños reservados para pueblos indígenas, la lista para independientes y paridad de género. ¿Cree que habrá acuerdo?

Son puntos que están en la discusión de los partidos y los acuerdos se ven como un todo, no por partes, y los detalles se ven en un conjunto. Plantear hoy si hay acuerdo en el punto A o en el B no se puede, porque esto es un conjunto.

De los tres puntos, ¿cuál le gusta y cuál le incomoda?

No es ese mi rol. Tengo un mandato de cumplir lo que acuerden los partidos y en eso creo que los partidos están teniendo una discusión y espero que ellos lo vean. Creo que el acuerdo que se ha alcanzado es suficiente para implementarlo pronto. Si se quieren implementar aspectos nuevos, creo que los partidos lo tienen que terminar de trabajar. Pero cada día que pasa se hace más difícil llegar de buena forma al plebiscito de abril.

En su partido hay distintas posiciones respecto del plebiscito por una nueva Constitución. La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, por ejemplo, ha dicho que votará que No, pero el diputado Jaime Bellolio estará por el Sí. ¿Por cuál se inclina usted?

Me inclino por votar que No, porque estoy convencido de que la institucionalidad chilena puede ir evolucionando y perfeccionándose más que construirse desde cero. Creo que tenemos que tener una discusión al interior de la UDI y estoy atento a escuchar y revisar los argumentos.

En la comisión técnica hay distintas sensibilidades políticas. ¿Cuánto o cómo influye esa posición en el desarrollo del proceso constituyente que se les encomendó?

Todos los partidos que firmaron por la paz y una nueva Constitución tienen el compromiso de sacar adelante con éxito lo ahí acordado. Y, por tanto, la mesa técnica, y en mi caso en particular, tenemos el compromiso de hacer todo lo posible para sacar con éxito los contenidos de este acuerdo y asegurar un proceso que dé garantías, estabilidad y certezas para el diseño de una nueva Constitución.

[caption id="attachment_712192" align="aligncenter" width="900"]

FOTO: RICHARD ULLOA / LA TERCERA[/caption]

Luego de que la senadora Van Rysselberghe dijera que iba a votar que No, surgió el debate de por quién va a liderar la opción de rechazo a una nueva Constitución: si la UDI o José Antonio Kast. ¿Avizora un duro debate por quién lidera esa opción o lo ve como una oportunidad para aunar fuerzas con el exdiputado de su partido?

Mi preocupación está lejos de eso. Comparto la mirada de la presidenta de la UDI, pero creo que hay que reflexionar y tener esa discusión. Queda mucho todavía.

¿De qué forma cree que una nueva Constitución puede aportar a solucionar la crisis social?

Hay un punto muy importante y es que a la Constitución hay que entenderla como un sistema de normas que trabajan juntas y que requieren una mirada global. Es muy difícil abordarlo por partes. Por ejemplo, no se entendería aprobar solamente la existencia de un Presidente de la República, de un Poder Ejecutivo, sin un sistema de pesos y contrapesos que actúan en eso. Por eso es esencial en la tarea de este proceso de generación, de una nueva Constitución, que la Constitución se mire como un todo.

¿Se refiere a lo que ha planteado, por ejemplo, el senador Andrés Allamand, a que en el órgano constituyente se vote por articulado y también en general?

Una cuestión que contribuye a las certezas es asumir dos cosas centrales. La primera, entender a la Constitución como un todo y, por lo tanto, va a tener que tener una mirada global. Y parte de la tarea de la comisión técnica es implementar el acuerdo de la mejor forma posible para reflejar eso. Y lo segundo es entender que en cualquier proceso de creación de una nueva Constitución, por nueva que sea, hay cosas que siempre están, los derechos que ya se han reconocido y, en el fondo, muchos principios, como la deliberación democrática, democracia representativa. También los tratados internacionales, por ejemplo.

¿Usted está a favor de la 'doble ratificación', planteada por el oficialismo, desestimada por la oposición, que apunta a que el órgano constituyente tendrá que aprobar por 2/3 el nuevo texto al final de su función?

Ese es uno de los mecanismos y estamos discutiendo las formas en las que se puede llevar adelante.

¿No cree que corre peligro el acuerdo al plantear lo de la doble ratificación? Cuando el senador Allamand dijo esto, varios en la oposición hablaron de que no se estaba respetando lo acordado.

Es un punto de vista válido y veo un buen espíritu en la mesa técnica para implementar el acuerdo y encontrar la manera de hacerlo. Acá hay un texto que plantea un criterio, que está en el punto seis, y sumado a la idea de entender a la Constitución como un conjunto armónico de normas, va a permitir explicarlo.

¿Usted está planteando que la convención fracasa si un tercio de esta, con una supuesta doble ratificación, rechaza el texto final?

Aquí hay un proceso para la elaboración de una nueva Constitución que tiene distintas etapas y hay actores e instituciones para esas etapas. Hay una primera etapa que es el plebiscito. Si la opción ganadora es el "apruebo", se inicia una segunda etapa, que es la convención, ya sea mixta o no. La convención tiene que tomar sus acuerdos de acuerdo a un quórum de 2/3. Si la convención llega a un acuerdo por dos tercios, se pasa a la etapa siguiente, que es el plebiscito ratificatorio. Si no llegara a un acuerdo para los dos tercios, termina su trabajo esta convención.

¿A qué se refiere con que termina su trabajo?

La convención tiene un mandato que es redactar y aprobar una propuesta de texto constitucional en un período de nueve meses, prorrogable por tres. Y, por lo tanto, los eventos que pueden darse es que dentro de ese plazo apruebe una propuesta de texto constitucional, caso en el cual existirá un plebiscito ratificatorio, o puede darse que por distintas razones no se haya producido un acuerdo y en ese caso termina la tarea de la convención.

¿Y no cree que se produciría un problema parecido al que tiene el Reino Unido con el Brexit? Porque se habría realizado un plebiscito, donde ganó la opción por una nueva Constitución, pero la convención encargada de hacerlo no se puso de acuerdo y, por lo tanto, no hay nueva Carta Magna...

Si ese escenario se diera, el que sí hay convención, trabajamos para que este sea exitoso. Y hay que diseñarlo de manera tal de fortalecer y encaminar acuerdos, porque eso da certeza y estabilidad para Chile. Pero también puede existir el escenario de que en una instancia de ese tipo no se llegue a acuerdo.

¿Qué punto considera intransable y cree que debe estar en una nueva Constitución?

No, no va hacia allá mi punto. Serán las personas que trabajen en la nueva Constitución las que tendrán que ir haciendo esa tarea.

Comenta