Lavín por el ‘apruebo’ pero con un pie en la franja UDI del ‘rechazo’: Un trato entre él y JVR

Van Rysselberghe y Lavín la última vez que estuvieron en campaña, el 2017. FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

El asunto se ha tratado en el comité UDI que discute contenidos con el realizador Álex Hernández, pero las conversaciones y negociaciones de fondo son entre la senadora y el alcalde. Hay pros y contras. En el partido dicen que el sempiterno candidato sí aparecerá en el espacio que debuta el 26 de marzo, pero la directiva insiste en el suspenso. Hasta ahora, él no ha grabado.




La UDI tiene margen para agregar y editar quién aparece y quién no en la porción que le corresponde de la franja por el ‘rechazo’ hasta el deadline que impone el Consejo Nacional de Televisión: martes 24 de marzo, 72 horas antes de que debute el espacio. El suspenso se podría estirar hasta entonces si es que la directiva del partido -o mejor dicho su presidenta Jacqueline van Rysselberghe- insiste en mantenerlo respecto a sí allí aparecerá finalmente Joaquín Lavín, pese a que él es uno de los pocos gremialistas que están por la opción opuesta al colectivo fundado por Jaime Guzmán.

Hechas nuevamente las consultas en el alto mando del partido, la respuesta hoy en la mañana sigue siendo que “no lo hemos resuelto”. Pero entre los dirigentes históricos que tienen asiento en platea preferencial en este asunto que se arrastra al menos desde febrero, hay al menos tres que sostienen que ya está oleado y sacramentado que el alcalde de Las Condes, dos veces ex candidato presidencial y figura mejor posicionada del gremialismo sí aparecerá en la franja televisiva. ¿Cómo, si él está por la opción opuesta? No hay impedimentos legales, contestan en la UDI. Sin ir más lejos, el Partido Republicano de José Antonio Kast, cuadradísimo con el “rechazo”, se inscribió y obtuvo tiempo para figurar en la franja de la convención mixta y de la convención constituyente.

Bajo qué forma y con qué discurso irá, si finalmente sucede, a aparecer Lavín en los cuatro minutos y cinco segundos que le tocan a la UDI, no está sellado porque todavía no graba con el equipo dirigido por el realizador Álex Hernández, el ex director televisivo del Festival de Viña en quien el partido puso las fichas. Este punto es, justamente, uno de los que debe definir el comité ad hoc que opera cada lunes en la tarde y que integra alrededor de una decena de personas con jinetas ganadas en batallas electorales anteriores.

Aunque los participantes de este grupo no han asistido a todas sus reuniones, mantienen contacto por mensajería de celular. Partiendo por Van Rysselberghe, en la nómina están el exministro del Interior, Andrés Chadwick; el empresario y miembro de su comisión política, José Yuraszeck; el senador y único “coronel” en el Congreso, Juan Antonio Coloma; la exministra, exdiputada y exmilitante Marcela Cubillos; los exdiputados Ernesto Silva, Darío Paya y Gonzalo Cornejo, quien además asesora a la jefa UDI.

El caso de Lavín se arrastra desde el verano y así lo aseguran al menos tres integrantes del comité. Desde enero, por lo bajo. En febrero se convirtió en tema insoslayable luego que las palabras del alcalde y de la senadora chocaran por la prensa. El primer día de ese mes él admitió a La Tercera que le estaba pidiendo a Van Rysselberghe que le dieran minutos de tiempo en la franja del “apruebo” para promover esa opción. “Porque aun cuando la UDI está por el “rechazo”, yo estoy por el “apruebo” y no soy el único, por tanto creo que es lógico que se exprese esa diversidad en la franja. Y espero que ocurra”, dijo, insistiendo en que “viene una etapa distinta y me gustaría poder expresar eso en la franja” y que “el punto es que hay en la UDI dos opiniones”.

Pasaron apenas dos días y Van Rysselberghe dijo en radio Pauta que “la UDI solo va a estar en la franja del ‘rechazo’. No va a a estar en la franja del ‘apruebo’. Tenemos una posición institucional en torno a eso”. Y cuando le preguntaron por Lavín, dijo que “no lo sé, es un tema que tenemos que conversar con Joaquín para ver cómo lo hacemos”.

En los hechos eso le cerró la puerta a Lavín de promover su opción.

Quienes conocen bien a ambos en la UDI cuentan que después de eso hubo varias gestiones, llamados telefónicos, conversaciones de algunos históricos y otros dirigentes que intentaron convencer a Van Rysselberghe de cederle espacio al alcalde de Las Condes en la franja. En paralelo, el asunto impactaba en el comité. Uno de sus integrantes, Coloma, se jugó una personal el 29 de febrero en El Mercurio. Dijo dos cosas. Una, ante la pregunta de si era “un problema” que el candidato presidencial de la UDI estuviera por una opción contrapuesta a la de su partido, dijo que “es un tema, pero hay legitimidad de opción". Y luego “no sé cómo ni cuando, pero no me cabe duda de que Joaquín Lavín sí estará en la franja UDI, Tiene que estar”.

La decisión de que sí esté, insisten dos personeros UDI, la habrían zanjado directamente Lavín y Van Rysselberghe, y hasta ahora se habría evitado darlo por hecho formalmente en el comité de los lunes. Ambos hablan directamente, aunque a veces han requerido intermediarios, entre los que se contarían el expresidente del partido, Ernesto Silva.

Pero otra versión insiste en que entre ambos no se ha resuelto el punto.

En el comité cuentan que hay argumentos a favor y en contra. Unos, que él no necesita la franja si ya tiene el territorio de los matinales. Otros, que no puede ni resiste quedarse fuera, sobre todo si lo más probable es que los senadores RN y competidores suyos aparezcan: Andrés Allamand en la del “rechazo” y Manuel José Ossandón en la del “apruebo”. También están los admiten que para la UDI podría ser un perjuicio que parte de su tiempo en el espacio se “gasten” en la franja rival. Pero Lavín, dicen también, es el pretendiente UDI a La Moneda que hasta ahora parece estar surfeando esta crisis, y están decididos a cuidarlo.

Además hay otro punto. Que la UDI necesita un debut con impacto, que dé qué hablar y que tenga rating (históricamente la audiencia baja desde el segundo capítulo en adelante), y con Lavín en el debut eso podría conseguirse. Confían, además, en el “talento” -dicen- de Hernández. Pero también insisten en el colectivo que a menos de dos meses del referéndum necesitan centrar la campaña en el segmento de votantes de Piñera que no están o no parecen muy sensibilizados por la campaña.

Hasta ahora Hernández y su equipo han grabado sesiones con la jefa UDI y con diputados como Juan Antonio Coloma. La idea, cuentan en el partido, es que solo aparezcan algunos rostros de corte político, pero que haya más espacio para testimonios de gente común y corriente. Los contenidos los han ido testeando y tasando en redes sociales y -recalcan- aún les queda tiempo.


Comenta