Mails, llamadas y un nuevo acuerdo: la intrincada historia tras la ausencia de Vidal, Sánchez y Medel en un libro que adquirió el Mineduc

Medel. Vidal, Sánchez

Gary Medel, Arturo Vidal y Alexis Sánchez, los protagonistas de la polémica, en un partido de la Selección.

Según una reseña del texto Héroes y Leyendas del Deporte Chileno, publicado en 2018 y comprado por la cartera a fines de 2019, los íconos de la Generación Dorada no aceptaron ser ilustrados. Sin embargo, hay varios matices sobre la real responsabilidad que tuvieron los jugadores en el lío. Sergio Tanhnuz, director de la editorial, y Fernando Felicevich, el representante de los seleccionados, revelan detalles del conflicto.


“Este libro intenta dar cuenta de los deportistas más destacados de nuestro país, aunque el espacio impide que estén todos. Mención especial merecen los imprescindibles futbolistas Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Gary Medel quienes, a través de su común representante, no aceptaron aparecer ilustrados”. La aclaración, contenida a modo introductorio en el libro Héroes y Leyendas del Deporte Chileno, explica la ausencia de tres de los referentes de la Generación Dorada en la obra escrita por Marcelo Simonetti e ilustrada por Fabián Rivas. Entre un centenar de las principales personalidades de la actividad física a nivel nacional, resultaba extraño que no aparecieran el Niño Maravilla, el Rey ni el Pitbull. Primero, considerando la estatura que alcanzaron en el fútbol mundial y, luego, lo fresco de los logros que consiguieron con la Selección: todos fueron mundialistas en Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 e integraron los planteles campeones de América en 2015 y 2016.

Sin embargo, detrás del breve texto hay una justificación algo más compleja. La historia parte en 2017, cuando en pleno proceso de realización de la obra, y según su versión, Ediciones SM, cuyas ganancias benefician a la fundación homónima, se contactó con Fernando Felicevich, el representante de los futbolistas. Según cuentan desde el entorno de la empresa que produciría el libro, el agente los derivó con Enrique González, quien por entonces tenía a su cargo Vibra Marketing, otro de los brazos operativos del intermediario. Sin embargo, Felicevich aclara a La Tercera que ese contacto no existió. “Nadie habló conmigo y ningún jugador se negó a nada”, establece.

En ese momento, otra vez de acuerdo a la versión de la editorial, Sergio Tanhnuz, director de publicaciones generales de SM, se contactó vía correo electrónico con el ejecutivo, tal como lo había hecho con Cristián Ogalde, el asesor más directo de Claudio Bravo, y con Marcelo Ríos. En estos casos, le fue mejor: recibió una respuesta afirmativa. El 8 de mayo de ese año, González respondió negativamente a la solicitud de poner una o dos ilustraciones de los jugadores. La explicación fue que manejaban otras propuestas para proyectos editoriales y gráficos vinculadas a los seleccionados chilenos y que se iban a privilegiar esas propuestas.

La portada del libro en que no aparecen Vidal, Medel ni Sánchez.
La portada del libro en que no aparecen Vidal, Medel ni Sánchez.

Este fin de semana, a través de sus cuentas en Instagram, Vidal y Medel salieron a responder a las críticas por haberse negado a facilitar sus imágenes para una publicación que, finalmente, terminó siendo adquirida por el ministerio de Educación. “Hace cinco años, en 2017, salió un libro de ilustraciones de deportistas. Era un libro que se vendía en las librerías, no de ningún ministerio”, explicó el Rey en una publicación que atribuye el enredo a “los mismos payasos de siempre”, en alusión al periodismo. “En ningún momento, ni yo ni mi representante de toda la vida pedimos ningún dinero, ni nada, a las personas que hicieron el libro”, escribió. Y expuso además que en todo este tiempo se han realizado distintas obras en diferentes soportes relacionados con su vida. “Nunca hice ningún problema a nadie”, enfatiza. Medel ocupó un discurso parecido, acompañado de la serie de obras que ha inspirado su carrera. “Son decenas los libros, publicaciones, ilustraciones, caricaturas y hasta imitaciones que se han realizado sin mi autorización, y nunca hubo ningún reclamo ni nada parecido de mi parte”, expresó. Ciertamente, también apuntó a los medios de comunicación.

El origen

En efecto, tal como plantea Vidal, Héroes y Leyendas del Deporte Chileno no era un texto del ministerio de Educación. La obra era un proyecto de carácter comercial que no tenía vínculo inicial con la cartera. En principio, de una consideración menor: dos mil ejemplares que se comercializarían a 11.900 pesos cada uno. Sin embargo, en razón de la favorable evaluación que recibió su contenido, la repartición estatal lo adquirió. Ahí la magnitud cambiaría radicalmente, pues el Mineduc adquirió casi cien mil ejemplares, con el objeto de entregárselos a los niños para su libre disposición. En otras palabras, para regalárselos. Solo se dispuso un cambio: se reemplazaron las tapas duras por blandas, para abaratar costos, y se incluyó el logo del ministerio en la portada.

En Vibra reconocen que hubo una solicitud para la aparición de los tres astros que fue denegada, pero que era innecesaria para estos fines. El trámite fue anterior a que el ministerio adquiriera los derechos sobre el libro. Y acotan que se publicará una nueva edición, que incluirá a los tres referentes de la época más victoriosa del fútbol chileno.

“Ellos pedían una autorización de los jugadores por escrito, que es verdad que nunca se las mandamos, pero en realidad no la necesitaban, podían haber incluido a los jugadores sin problemas y lo sabían”, aseguran desde Vibra.

Sergio Tanhnuz, director de publicaciones generales de Ediciones SM, entrega una suerte de cronología del entuerto. “SM editó un libro sobre las personalidades más importantes de la historia del deporte chileno. Se seleccionaron 100 deportistas que para los autores, en conversación con nosotros, resultaban interesantes y representativos. Era un libro para el mercado regular y con el tiraje y el precio de venta acorde. Para ese libro, que era un libro de distribución corriente, se habló con una persona de Vibra Marketing y se le pidió autorización y nos indicó que estaban con otras ofertas para proyectos editoriales y gráficos, por lo que iban a privilegiar el análisis de esas ofertas y no iban a participar en nuestro libro”, sostiene.

El ejecutivo añade que, por la naturaleza de la publicación, les parecía que la presencia de los tres futbolistas resultaba indispensable. “Entendiendo que era muy extraño que un lector, un niño, no viera entre los 100 mejores deportistas a Alexis, Vidal, Medel, que son top de nuestra historia, creímos que se podía llegar a pensar en una negligencia de los autores. Es como hablar de literatura y no poner a Pablo Neruda. Por eso pusimos la leyenda”, sostiene, para justificar la explicación que abre el texto.

Y luego profundiza en las razones. “El Mineduc y otros ministerios o fundaciones revisan los textos, los seleccionan y los compran. Cuando editamos el libro, no sabíamos que lo iban a comprar. El Mineduc compra el libro tal cual está. No cambia ni una coma. Solo solicitó que viniera en un formato de tapa blanda, por un tema de presupuesto y se añadió el logo del Mineduc”, aclara.

Finalmente, intenta zanjar la polémica. “No es mentira nuestra, el Mineduc no tiene nada que ver con esto, ni los jugadores le dieron ninguna negativa al ministerio de Educación. Sí hubo una negativa a aparecer en un libro comercial, como estaba proyectado al principio”, sentencia.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.