Crítica gastronómica de Don Tinto: Berlin Doner Kebab, lleno, lleno de sabor



Por Alvaro Peralta Sáinz, cronista gastronómico

En un pequeño local de la avenida Irarrázaval me encontré con estos famosos sandwiches turcos que en ciudades como Berlín están por todas partes. Acá, en el Berlin Doner Kebab, hay solo una mesa por lo que sus clientes piden los doners para luego comerlos en las inmediaciones del negocio (también tienen delivery por aplicaciones). Así las cosas, ordenamos un doner mixto ($6.190) sin nada más y otro de solo carne ($6.290) pero con todos los ingredientes extra disponibles más dos bebidas en lata ($1.690) más una trilogía de papas fritas ($1.890).

Apenas tuvimos el botín en nuestras manos nos dirigimos a una plaza cercana donde nos instalamos a comer bajo la sombra de un árbol. Partimos con el doner mixto, que no llevaba más que carne de vacuno y pollo. Este último, pasó sin pena ni gloria. Blando y jugoso, levemente aliñado, pero nada del otro mundo. Sin embargo, la carne de vacuno era otra cosa. Blandísima y con un aliño tan indescriptible como maravilloso. Seguramente con muchos ingredientes, los que le daban a la carne un perfume y un gusto muy agradables. Como para en la próxima visita pedir uno de vacuno y nada más, vale la pena.

Vamos ahora por el doner de vacuno con lechuga, tomate, pepino, perejil, repollo morado y cebolla morada; más las salsas de ajo, finas hierbas y una picante. Un sandwich húmedo, crocante y -sobre todo- contundente. Pero lo más importante: lleno de sabor. Una fiesta de aromas y sabores que gustan mucho y hasta te manchan la camisa. Pero da lo mismo, porque la recompensa en sabor es altísima. Y aunque no fue el caso esta vez, tiendo a pensar que un doner con todas sus salsas debe ser una maravilla para disfrutar a la mañana siguiente de una noche de juerga o en ese bajón nocturno que acecha cuando uno anda de fiesta por ahí.

Mención aparte merecen las papas, que no fuimos capaces de comerlas junto a los doners porque simplemente era demasiada comida. Así que más tarde, en casa, las probamos. Se trataba de una mezcla de papas fritas clásicas con cáscara, otras muy crocantes y unas hechas en base a camote. Todas bastante buenas, a pesar del recalentado casero que les debimos dar. Pero, créanme, a estos donners no les hacen falta papas fritas ni nada más.

¿Alguna queja? Bueno, se agradecería un local más grande y si vendieran cerveza no estaría nada mal. Pero claro, uno sabe cómo funcionan las cosas y lo más probable es que el único cambio que veamos en este lugar sea cuando -más adelante- demuelan todo para hacer una nueva e inmensa torre de departamentos. Mientras tanto, hay que aprovechar de saborear estos tan buenos sandwiches.

CONSUMO TOTAL

$16.060

DIRECCIÓN

Irarrázaval 1520, teléfono 935914451, Ñuñoa.

HORARIO

Martes a domingo 12:30 a 21:30 hrs.

ESTACIONAMIENTO

No tiene.

PÚBLICO

Apto para todas las edades.

EVALUACIÓN

✮✮✮

Calificaciones:

✮✮✮✮✮ Sobresaliente / ✮✮✮✮ Excelente / ✮✮✮ Satisfactorio / ✮✮ Mucho que mejorar / ✮ Para no volver

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.