Mercedes-AMG S 63 E Performance: el lujoso sedán de 800 Hp y ahora híbrido enchufable

La división deportiva de la marca de alemana hace su estreno luego de un largo periodo de desarrollo.




La Clase S siempre ha tenido un importante papel en Mercedes-AMG. Hace 50 años demostraron que un sedán de lujo se podía transformar en un vehículo con toques deportivos con el Mercedes-Benz 300 SEL 6.8 AMG y ahora lo hacen con este Mercedes-AMG S 63 E Performance que cuenta con más de cinco metros de pura deportividad y con tecnología híbrida enchufable que alcanza a desarrollar 800 Hp de potencia.

Como buen deportivo lujoso de la firma alemana, en su exterior saca a relucir todas sus capacidades, por primera vez luce la calandra del radiador específica de AMG, la estrella de la firma en el radiador ha sido reemplazada por el emblema AMG en cromo plateado y negro. De costado destaca sus grandes llantas forjadas de hasta 21 pulgadas y embellecedor específicos y cierra en su parte trasera con elementos de diseño característicos de los modelos de los años 60, como los tubos de escape dobles.

Si por fuera demuestra todas sus cualidades, puertas adentro no se queda atrás. Sus asientos con un diseño de tapizado especial AMG y costuras distintivas lo hacen lucir todo un deportivo lujoso. A esto le acompaña un volante que integra dos botones con una pantalla digital con siete modos de conducción disponibles.

El sistema de infoentretenimiento denominado MBUX incluye varias pantallas y funciones específicas de AMG e híbridos. Esto incluye las pantallas en el grupo de instrumentos, en la pantalla central multimedia con orientación vertical en la consola central y la pantalla frontal opcional.

El nuevo Mercedes-AMG S 63 E PERFORMANCE llega con el poderoso motor biturbo V8 de 4.0 litros que se combina con un motor eléctrico síncrono de 140 kW (190 Hp) y una batería de alto rendimiento. La potencia del sistema total alcanza los 590 kW, o sea 802 Hp y un par máximo de 1.430 Nm, cifras impresionantes. La aceleración de 0 a 100 km/h llega en tan solo 3,3 segundos y una velocidad tope de 290 km/h.

Este modelo cuenta con siete modos de manejo: eléctrico (hasta 140 kilómetros), confort, batería en espera, sport, sport+, resbaladizo e individual.

En seguridad es otro punto fuerte en este Mercedes-AMG S 63 E PERFORMANCE ya que cuenta con una gran variedad de sistemas de ayuda a la conducción las cuales destacan, asistente de distancia activo distronic, asistente de dirección activa, asistente para señales de tráfico, asistencia activa para mantenerse en el carril, asistente de cambio de carril activo, asistencia de parada de emergencia activa, entre otros.

El precio aún no se ha revelado y queda pendiente también cuándo será comercializado.

Sigue en MTOnline

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.