Con cabinas para 10 personas: MOP detalla proyectos de teleféricos y analiza integrar la tarjeta bip! al de Santiago

El director general de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Juan Manuel Sánchez, visitó Europa para conocer en detalle las máquinas que serán parte de los trazados de movilidad sostenible que se levantarán en Santiago, Iquique, Valparaíso y Puerto Montt.


En el marco de los proyectos sobre movilidad sostenible impulsados por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), el pasado 18 de enero el director general de Concesiones de dicha cartera, Juan Manuel Sánchez, viajó a Europa para conocer los detalles de la construcción de las cabinas de teleféricos que llegarán a Chile.

Esto, luego de que el ministerio, liderado por Juan Carlos García, anunciara en julio de 2022 la reactivación del proyecto urbano de Santiago que buscará unir las comunas de Providencia y Huechuraba en menos de 13 minutos y que comenzaría su construcción durante el primer semestre de 2023.

“La infraestructura pública puede ser una herramienta fundamental para reducir, de manera rápida y efectiva, algunas de las desigualdades en nuestras ciudades. En el caso de los teleféricos, ofrecen un sistema de transporte limpio, seguro y regular, y conectan en poco tiempo los centros urbanos con sectores alejados, que generalmente implican largos tiempos de viaje y pocas opciones de conectividad. Cuando como gobierno nos comprometemos con tener ciudades más amigables e integradas, este tipo de infraestructura responde a la necesidad de la ciudadanía por un mejor trato, incorporando, además, señales importantes de cuidado al medioambiente”, señaló el ministro.

En conversación con La Tercera, Sánchez detalló que el viaje tuvo por objetivo conocer en detalle esta tecnología de transporte “en el país que es líder mundial en teleféricos, como lo son Austria y Suiza, cuyo sistema industrial ha logrado generar las condiciones adecuadas para fabricar las piezas tanto de las cabinas como de todo el sistema de transporte de teleféricos. Nosotros creemos como ministerio, y principalmente desde la Dirección General de Concesiones, que las ciudades requieren dignificar el transporte público y aumentar la oferta de alternativas y modos, adicionalmente a los buses que desarrollan sostenibilidad en las regiones”, explicó.

En concreto, el sistema consta de cabinas con capacidad para 10 personas cada una y que, a diferencia de lo que ya existe en Chile, operarán de forma telemonitoreada. “Otra de las ventajas de este medio de transporte es que su construcción demora muy poco. Un teleférico con estas características tarda alrededor de nueve meses en construirse, desde la primera pieza hasta el último tornillo. Posee una construcción ligera y su inserción territorial también cuenta con bajo impacto territorial, porque solo necesitan de pilares para su edificación”.

El director de Concesiones también estuvo en Austria, en el valle de Montafon, donde visitó centros de esquí y revisó el funcionamiento “autónomo” del transporte que se utiliza en la zonas donde en invierno se practican los deportes de invierno como esquí, patinaje en hielo, curling y snowboard.

CWA Constructions

Pero la visita no solo se abocó al proyecto de teleférico “Bicentenario”, dentro de la Región Metropolitana (RM), sino que también se concentró en conocer el sistema que se implementará en los otros tres proyectos teleféricos que se encuentran en carpeta: Alto Hospicio-Iquique, Valparaíso y Puerto Montt.

De norte a sur

El ministerio ha comenzado la planificación del teleférico que unirá a la ciudad de Iquique con Alto Hospicio, en la Región de Tarapacá. El proyecto fue declarado de interés público en marzo de 2018 y considera una inversión de 78 millones de dólares y su llamado a licitación se espera para este año.

Esta iniciativa plantea la implementación y operación de un medio de transporte público que permitirá el traslado directo y expedito de pasajeros entre ambos puntos geográficos. Con una extensión de 5,5 km y tres estaciones, su trazado se inicia en el sector de Los Cóndores, en Alto Hospicio, y finaliza en el sector Rotonda El Pampino, en la comuna de Iquique.

De acuerdo a las proyecciones, el sistema tendrá una capacidad máxima de 3.000 pasajeros (hora/sentido), los cuales serán trasladados entre los extremos del trazado en un tiempo estimado de 16 minutos de manera sustentable. El proyecto se integrará, además, a un sistema alimentador por medio de buses de acercamiento en las comunas de Iquique y Alto Hospicio, incluyendo sectores como El Boro, para aumentar la conectividad del área de influencia.

El segundo proyecto es el que busca instalarse en Valparaíso, a la par de los ascensores característicos de la ciudad porteña, pero con diferencias sustanciales. La propuesta busca conectar los sectores altos de Valparaíso con el plan de la ciudad. Con una inversión de 78 millones de dólares, este buscará generar mejores índices de movilidad en la población y contribuir a la sustentabilidad del sistema de transporte de la comuna.

La construcción también dotará de un nuevo atractivo turístico a la ciudad, generando nuevos polos de atracción en torno a las estaciones. De esta manera, según el MOP, se crearán nuevas fuentes laborales, además de las propias que se producirán durante su fase de construcción.

Actualmente, este proyecto está en los estudios de prefactibilidad y desde la cartera se tiene previsto el llamado a licitación durante 2025.

Por último, el MOP también buscará implementar y operar una red para la comunidad de Puerto Montt, que uniría el centro de Puerto Montt con la estación de ferrocarriles La Paloma (línea 1), así como al sector de Mirasol y Angelmó (línea 2).

La primera línea tiene una extensión de 2,7 km y consta de cuatro estaciones, las que permitirán remontar las pronunciadas pendientes existentes en la zona de proyecto, mientras que la segunda considera una extensión de 2,34 km y consta de cinco estaciones, según información del MOP.

Esta iniciativa fue declarada de interés público en noviembre de 2021, pero deberá ser ajustada, pues se desarrolló una modificación para la incorporación de la segunda línea de teleférico, además de un electrocorredor de buses. Todo bajo una inversión de 96 millones de dólares.

Actualmente, la obra se encuentra en etapa de proposición y se espera el llamado a licitación para 2026.

Posible implementación tarjeta bip!

Si bien la construcción es la prioridad para el gobierno dentro del desarrollo de los proyectos de movilidad, de forma paralela desde el MOP afirman que se ha comenzado a pensar en los tarifarios y en una posible implementación de la tarjeta bip! para el servicio que se desarrollará en la Región Metropolitana.

“Este es un deseo tanto del MOP como del Ministerio de Transportes (MTT) y la Dirección Metropolitana de Transporte (DTPM), porque esto es parte constitutiva del sistema de movilidad de Santiago. Y, en consecuencia, la idea es que esto en adelante sea a través de una integración tarifaria. Estamos haciendo todavía los estudios de impacto de cuánto puede implicar para el sistema, pero ese es el deseo”, concluyó Sánchez.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..