Figueroa dice que lo fundamental es centrarse en “evitar tensiones innecesarias en el debate educativo” y lamenta que “en Chile se hizo de la educación una trinchera”

Raúl Figueroa, ministro de Educación.

Raúl Figueroa, ministro de Educación.

El ministro de Educación insistió en que son los padres los que decidirán si sus hijos retornarán presencialmente a las aulas pero aclaró que para que puedan decidir "se necesita una condición y es que los colegios estén disponibles”.




Minutos antes de que comenzara la reunión que sostienen a esta hora el Colegio de Profesores, alcaldes y el Ministerio de Educación por el inicio del año escolar 2021 el secretario de la cartera, Raúl Figueroa, conversó con Radio Duna donde abordó la polémica suscitada por el retorno a clases presenciales programado para marzo.

Consultado por las declaraciones del ministro de Educación, Lucas Palacios, quien ayer sostuvo que el magisterio “busca por todas las formas no trabajar” -lo que provocó molestia en el gremio y también en el mundo político- Figueroa respondió que Palacios ya aclaró sus dichos y reiteró su valoración al “esfuerzo, compromiso y dedicación” de los docentes en “un año de dificultades” debido a la pandemia.

“Hoy día lo fundamental es centrarnos en evitar todo tipo de tensiones innecesarias en el debate educativo y poder concentrarnos en cómo beneficiar al máximo a todos nuestros alumnos y alumnas y llevar adelante un año 2021, que con todas las dificultades que vamos a tener, sea mejor que el 2020″, expresó el titular de Educación.

En ese sentido, Figueroa destacó los dichos del Presidente Sebastián Piñera emitidos ayer martes donde el Mandatario “hizo una invitación a poner todos nuestros esfuerzos en hacer de la educación un espacio común, un espacio que nos una (...) y la clave es poner la pelota al piso y generar espacios de calma porque el objetivo fundamental es transmitirle confianza a las comunidades de cómo va a ser este año 2021 y despejar algunos mitos”, explicó el ministro.

“Cuando se dice que las clases parten en marzo es algo bastante evidente. Las vacaciones se terminan el primero de marzo. El trabajo escolar empieza. La forma en que ese trabajo se va a ir desarrollando será acorde a las condiciones sanitarias de cada comuna y a la forma en que cada colegio presentó su plan de funcionamiento. Significa que vamos a tener un régimen esencialmente mixto sobre todo al principio. A veces se genera una imagen bastante irreal, como si los 3 millones y medio de alumnos fueran a llegar todos el mismo día a sus salas de clases como si no hubiese pasado nada y eso no es así”, agregó.

En este sentido, el ministro insistió en que “estamos hablando de que de acuerdo al trabajo de cada comunidad educativa se pueda ir avanzando en una lógica paulatina, gradual y mixta donde se combine la educación a distancia con espacios de presencialidad cumpliendo todas las medidas sanitarias y eso se traduce en que los colegios que puedan ir a avanzando en esa lógica, el grueso de ellos, declaró que lo hará combinando jornadas”.

Respecto al retorno presencial a clases, Figueroa sostuvo que “son los papás los que eligen pero para que elijan los papás se necesita una condición y es que los colegios estén disponibles”.

Ante la “falta de diálogo” con el Colegio de Profesores -situación que ha sido cuestionada varias veces por el gremio y comentada hoy por el dirigente del magisterio Carlos Díaz en conversación con Radio Universo- el secretario de Estado descartó esta versión y aseguró que “hemos mantenido un contacto permanente con el Colegio de Profesores” y dijo que “a veces se instalan muchas cosas que tenemos que ir desmitificando”.

“Hemos tenido un diálogo permanente con Colegio de Profesores,con los alcaldes, me reuní apenas fue elegido con Carlos Díaz para volver a invitarlo al consejo asesor, del que se habían restado. El diálogo existe, obviamente las cosas siempre se pueden explicar mejor, pero también hay que tener ganas de escuchar y comprender”, comentó.

Frente a los desencuentros entre el Ministerio y el Colegio de Profesores, Figueroa lamentó que “en educación y en Chile se polarizó demasiado el debate educativo, se ideologizó, se hizo de la educación una trinchera y yo creo que ese el peor error que se pudo haber cometido en nuestro país y la peor receta para salir de una situación difícil como la que tenemos hoy día con el Covid”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.