Gobierno no realizará “gestiones” para evitar congestión en carreteras durante Semana Santa ante estrictos controles en cordones sanitarios

carreteras vehículos

El ministro Alfredo Moreno también fue consultado por los alcaldes de comunas costeras y turísticas que pidieron que cerraran sus ciudades para evitar que ingresen personas de otros puntos del país. La autoridad sostuvo que los jefes municipales que tomen por su cuenta este tipo de medidas cometen una “ilegalidad”.




Este lunes el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, anunció demoras y congestión en las carreteras durante los días festivos de Semana Santa debido a que se aplicarán estrictos controles en los cordones sanitarios anunciados en las regiones Metropolitana, Biobío y La Araucanía para evitar así el desplazamiento de personas a otras ciudades del país.

“Estos trámites van a traer una importante congestión porque van a ser registrados todos los automóviles que entran y salen de estas zonas”, aseguró la autoridad, quien agregó que en los peajes se tomarán las medidas necesarias para proteger la salud de los funcionarios.

El ministro relató que durante la Semana Santa del año pasado salieron 400.000 vehículos desde la Región Metropolitana hacia distintos puntos del país y espera que este año la cifra decaiga considerablemente. “No va a haber ningún tipo de medida de gestión en las carreteras”, anunció Moreno, apuntando a las aglomeraciones que se provocarán ante los controles que realizará la autoridad sanitaria.

Respecto a los cordones sanitarios que se establecerán en la Región Metropolitana, el Gran Concepción y las comunas de Temuco y Padre Las Casas, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, ya había explicado que los automovilistas que quieran salir de las ciudades comprendidas en estas zonas deberán contar con un salvoconducto de carácter similar al que se otorga a quienes se desplazan durante las horas del toque de queda.

Los automovilistas deberán enfrentarse además a las 94 aduanas sanitarias que se encuentran a lo largo del país. “Las personas que se salten estas aduanas arriesgan multas de hasta 50 millones de pesos y pueden ser sujetos de procesos por la Ley de Seguridad Interior del Estado”, insistió Moreno.

El ministro también fue consultado por los alcaldes de comunas costeras que piden que se “cierren” sus ciudades para evitar que ingresen personas de otros puntos del país que podrían provocar nuevos brotes de COVID-19. En esta línea, la autoridad sostuvo que establecer cordones sanitarios es exclusivamente facultad del Ministerio de Salud por lo que los jefes municipales que tomen este tipo de medidas cometen una “ilegalidad”.

Comenta