Golpe Blanco 2.0: Comisión de Ética de la Corte Suprema notifica a ministros involucrados en polémicos chats que se sigue una causa en su contra

El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Blanco, citó para este jueves a primera hora a un pleno extraordinario. Quienes conocen de las intenciones del magistrado sostienen que en esa reunión dará a conocer que se ha notificado a algunos de los miembros de la cúpula del Poder Judicial que la Comisión de Ética ha abierto una investigación administrativa en contra de ellos por los chats en los que aparecen vinculados al caso Hermosilla y Topógrafo. Estas últimas conversaciones darían cuenta, a ojos de algunos, de presunto tráfico de influencias. El encuentro se da a sólo tres días de que el propio mandamás del máximo tribunal asegurara que no existía sumario alguno contra algún juez. ¿Un nuevo golpe de timón?


Este miércoles los termómetros en la Región Metropolitana marcaban 9 grados, en una de las jornadas más gélidas de julio en la capital, pero en el Palacio de Tribunales la temperatura era aún más fría. Apenas terminaron las audiencias en las cuatro salas de la Corte Suprema -civil, penal, constitucional, y laboral-familia-, un funcionario de la Corte Suprema sorprendió a los ministros: “Este jueves antes de los alegatos se realizará un pleno extraordinario a las 8:00 AM”.

¿El motivo? no se explicitó. Sin embargo, ya a esa hora -pasado el mediodía- se sabía que en una especie de “nuevo vuelco judicial” la Comisión de Ética había decidido notificar este miércoles a cuatro ministros de la apertura de un proceso administrativo en su contra por los supuestos chats que los involucrarían en investigaciones penales abiertas por el Ministerio Público.

No pocos se manifestaron sorprendidos por la nueva arremetida del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Blanco, quien también lidera la reactivada Comisión de Ética. Esto porque el pasado lunes en el pleno ordinario ante la consulta de los ministros Ángela Vivanco, Jean Pierre Matus y María Teresa Letelier les había aclarado que la instancia, instruida por la jueza Adelita Ravanales, sólo estaba recopilando información por una serie de reportajes realizado por el medio de comunicación Ciper y que no se refería a ningún “miembro determinado de esta Corte”.

Como un giro inesperado, bautizado por algunos como un “golpe Blanco 2.0″, el prosecretario de la Corte Suprema, Marcelo Doering, se había acercado durante la jornada a los ministros que aparecen mencionados en la investigación de Ciper y les había realizado la notificación de rigor: cada uno es blanco de una causa administrativa con carácter disciplinario por parte de la instancia de ética reactivada de oficio por el presidente del máximo tribunal hace algunas semanas.

Con ello, los jueces en cuestión debían someterse entonces a las diligencias que realice la magistrada Ravanal y que será “digerida” por los integrantes del Comité de Ética entre quienes se encuentra Mario Carroza, uno de los jueces también involucrados. Éste último al verse nombrado en un reportaje había renunciado a su rol en esa instancia, pero su dimisión fue rechazada por el pleno y -se entiende- que sólo se deberá inhabilitar cuando se trate su caso. El magistrado aparece solicitando apoyo al exministro Juan Antonio Poblete para una abogada en un cargo de notaria, y que quedó registrada en el teléfono incautado al exjuez de la Corte santiaguina.

Suprema notifica a ministros de polémicos chats que se sigue causa en su contra. En la imagen los magistrados Mario Carroza, Ángela Vivanco, María Teresa Letelier y Jean Pierre Matus.

“On fire”

Ya el lunes entre algunos integrantes de la Corte Suprema la respuesta del ministro Blanco había generado incredulidad. Esto porque cuando convocó de oficio a la Comisión de Ética lo había hecho presionado por los que alguno calificaban una “falta de liderazgo”.

De hecho, entre los abogados de la plaza es de común conversación el pleno de 24 de junio cuando dio un golpe de timón, o el “primer golpe Blanco”, y a diferencia de tres ocasiones anteriores en que le pidió la opinión y voto a sus pares, decidió ocupar la facultad que le daba el auto acordado del 2007 y decidió llamar de oficio a la instancia. Esto fue comunicado en una “performance” de -dirían algunos- la mitad del pleno detrás (sólo habían 10 titulares) y la nueva vocera, la ministra Soledad Melo, quien aseguraba que la decisión era respaldada por todos los presentes -excepto los incumbentes que por diversos motivos no estaban ese día- y que ellos reconocían en la figura de Blanco un líder indiscutido.

Suprema notifica a ministros de polémicos chats que se sigue causa en su contra

“Las cosas ya no están tensas, están tóxicas, el presidente está “on fire (en llamas)”, dijo uno de los integrantes del máximo tribunal que reconoce que la labor en las altas esferas de la Corte Suprema se ha vuelto menos amable debido a este caso. Y es que, varios reconocen en privado que si bien existirían motivos para al menos realizar una examen a las esquirlas que ha dejado los casos judiciales “Topógrafo” y el de Luis Hermosilla”, hay varios que tendrían “tejado de vidrio” al momento de reparar cómo lograron ser supremos -con la venia del mundo político: Ejecutivo y Senado-, y también sobre el comportamiento de parientes.

Uno de los jueces más impetuosos en la realización de un proceso ético fue el presidente de la Tercera Sala, ministro Sergio Muñoz, que tiene en su sala a dos magistrados “implicados” en estos casos: Mario Carroza y Ángela Vivanco. Sin embargo, no uno, si no cuatro magistrados recuerdan que cuando su hija -también jueza- fue sumariada por teletrabajar desde Europa y vinculada al caso Fundamenta en que firmó promesas de compraventa de dos departamentos en el proyecto paralizado, y cuyo futuro dependía del voto -entre otros- de su padre; nadie de los integrantes de la máxima cúpula del Poder Judicial hizo tema de ello en el pleno. Nadie.

Una vez más: el contexto de la crisis

Quienes contextualizan lo que está pasando en la Corte Suprema aseguran, en base al último ejemplo, de que Sergio Muñoz, a diferencia de Ricardo Blanco, tiene un carácter y ascendencia en el pleno muy distinto. De hecho, ponen como parangón lo que está ocurrieron hoy. “No se entiende nada, el presidente dice el lunes que nadie está siendo investigado, y ahora resulta que sí”, comenta uno de los jueces que no se ha visto salpicado por estos casos. Hasta ahora.

¿Cómo se detalló la crisis? Hace algunas semanas el Ministerio Público abrió una investigación por la presunta develación de secretos de acuerdos del pleno del máximo tribunal. Por esos días, la PDI registrara en un informe policial que el exjuez Juan Antonio Poblete -hoy preso por infringir la Ley de Inteligencia y espionaje ilegal- pidiera ayuda al expresidente de RN Mario Desbordes para su amiga María Teresa Letelier, en esa época integrante de la Corte de San Miguel, en sus aspiraciones al máximo tribunal, ampliando tal indagatoria a presunto tráfico de influencias. En ese celular incautado la policía también registró una conversación del supremo Mario Carroza con el exministro Poblete por una petición de ayuda para el nombramiento de una notaria.

Suprema notifica a ministros de polémicos chats que se sigue causa en su contra. En la imagen, Mario Desbordes.

Los chats fueron revelados por Ciper, como también el pantallazo a una conversación por WhatsApp entre Gonzalo Migueles, pareja de la ministra Ángela Vivanco, y el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, que -según el mismo medio- estarían en el celular del penalista Luis Hermosilla, hoy investigado por presunto cohecho. En el intercambio, el abogado le habría ofrecido un doctorado y un puesto en el Ministerio Público a cambio de apoyar a otro candidato en la época del concurso a fiscal nacional.

Finalmente, Matus, según Ciper otra vez, aparecería en chats de Hermosilla en la época de su ascenso al cupo de ministro externo del máximo tribunal. Esto, pese a que en reiteradas ocasiones el magistrado ha asegurado que no posee conversación alguna con el penalista.

La crisis que se ha instalado en el máximo tribunal amenaza con profundizarse. Pero todo se seguirá escribiendo en los plenos de la era Blanco.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.