Instituto Nacional: nuevo Manual de Convivencia tipifica como falta gravísima impedir las clases

Instituto Nacional

Instituto Nacional

El nuevo documento eleva las sanciones a hechos como interrumpir el desarrollo de clases, la elaboración de bombas de cualquier tipo y portar u ocultar elementos que permitan esconder la identidad. También tipifica sanciones contra apoderados.


Este martes, el Consejo Escolar del Instituto Nacional, integrado por representantes de los distintos estamentos, aprobó por 17 votos a favor y una abstención el nuevo Reglamento Interno de Convivencia Escolar (RICE), que rige el comportamiento de padres y apoderados, cuerpo docente, asistentes de la educación y estudiantes del liceo.

"El documento que se aprobó hoy sanciona de forma mucho más clara actos de extrema violencia como impedir el ingreso al establecimiento, tener elementos para fabricar bombas de cualquier tipo y portar sin autorización artículos que permitan esconder la identidad", detalló el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri.

En el nuevo RICE las faltas gravísimas aumentan de 11 a 18. Algunas de ellas son elaborar, instalar, ocultar o portar elementos que permitan la elaboración de bombas que contengan cualquier tipo de líquidos, incluyendo pintura, de ruido, de humo y/o incendiarias; impedir el flujo libre de personas en cualquier acceso del colegio; portar sin autorización u ocultar elementos que permitan esconder la identidad; cometer acciones que constituyan delito; destruir baños, camarines u otras estructuras y bienes dentro y fuera del establecimiento, entre otras.

Si bien quienes realicen estas acciones arriesgan la cancelación de matrícula y la expulsión, también se podrán aplicar medidas formativas, las cuales fueron aumentadas y acordadas para que los estudiantes no incurran nuevamente en este tipo de faltas, para que la expulsión se aplique solo en casos extremos.

La nueva normativa, que comienza a regir esta semana, también establece por primera vez sanciones contra apoderados. A partir de ahora, podrían perder su calidad como tal si se establece que son responsables de actos de difamación, hostigamiento, ofensas o cometan agresiones por cualquier medio contra un miembro de la comunidad educativa y/o realice acciones que impidan el desarrollo normal de las actividades del liceo. Además, baja de diez a nueve las faltas leves, que tienen como sanción aplicar medidas formativas; aumenta de ocho a doce las faltas graves, incluyendo hechos como realizar actos discriminatorios, destruir o dañar basureros, maltrato animal y vaciar extintores, entre otras.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".