Minsal cambia formulación de suplementos para adultos mayores tras detectar bajo aporte nutricional

abuelitos-transantiago

Una investigación realizada por tres casas de estudio demostró que alimentos entregados en los consultorios tenían un déficit de vitamina D, B12 y calcio. En ese contexto, los investigadores trabajaron con el Minsal para llegar a productos que fueran más agradables sensorialmente y efectivos.


El Programa de Alimentación Complementaria del Adulto Mayor (Pacam) permite a los mayores de 70 años, que cumplen los requisitos, acceder a una entrega de alimentos que -según el sitio web del Ministerio de Salud- son “fortificados con micronutrientes, para mantener y mejorar su estado nutricional y mejorar su calidad de vida”.

Así, de forma mensual, los pacientes que reúnen los requisitos y estén inscritos en su consultorio local pueden retirar un kilo de ‘Años Dorados’, producto en polvo para preparar una crema instantánea en base a cereales y legumbres, además de una bebida láctea -también en polvo- elaborada con leche y cereales.

Sin embargo, según un estudio de la Universidad Finis Terrae, en conjunto a la Universidad de Chile y la Universidad Tecnológica Metropolitana, mostró que estos alimentos no entregan la cantidad de nutrientes necesarios.

La investigación reunió, entre 2018 y 2019, datos de 182 adultos mayores -79% mujeres y 21% hombres- adscritos al Pacam de las comunas de Ñuñoa, La Cisterna y Colina de la Región Metropolitana. Con eso, los expertos analizaron los alimentos que consumían y su estado nutricional y concluyeron que solo un 30% de ellos consumía la crema y que, además, su consumo era menor al recomendado.

Asimismo, se determinó que quienes estaban suscritos al Pacam tenían déficits de vitamina D de un 88%, B12 de un 34,7% y de calcio, un 33%. En ese contexto, los expertos de las universidades identificaron un problema: “El alarmante estado nutricional de los adultos mayores es un reflejo de la escasa oferta de ingredientes y alimentos saludables de consumo masivo y de alta aceptación”. Al mismo tiempo, encontraron una oportunidad: “Mejorar los procesos y mercados del sector alimentario”.

“Enmarcado en esa necesidad de mejorar los productos, nos dimos cuenta de que era factible mejorarlos en términos nutricionales y sensoriales. Y logramos obtener los mismos alimentos del Pacam, pero que sensorialmente fueran más agradables para los consumidores y que fuesen más efectivos en términos de su aporte complementario de vitaminas y minerales”, relata Salomé Mariotti, directora del Laboratorio de Investigación Avanzada de Nutrición y Salud (LIANS) de la Universidad Finis Terrae.

Reformulación del alimento

En ese escenario, la investigadora cuenta que trabajaron con el Ministerio de Salud para encontrar las soluciones: “El primer resultado fue que efectivamente había un déficit, principalmente de Vitamina D, en la población añosa chilena. Tras esto propusimos una manera fácil de hacer más efectivos los alimentos, con tecnología que son de amplia aplicación y le mostramos esos resultados al Ministerio. Después las autoridades sanitarias nos convocaron como expertos técnicos para hacer la modificación de las bases del Pacam y estuvimos trabajando todo el 2021 y parte del primer semestre de este año para presentar las nuevas bases técnicas”.

Así, este martes la Unidad de Programas Alimentarios y el Departamento de Nutrición y Alimentos del Minsal realizaron una capacitación telemática para los equipos de los Programas Alimentarios de los establecimientos de Atención Primaria, las seremi y los Servicios de Salud, con el objetivo de difundir el proceso de reformulación del Pacam y presentar el plan de incorporación de nueva marca que reemplazará a la actual “Años Dorados”.

Para cubrir el valor nutricional necesario, se solicitó que las vitaminas y minerales que componen los alimentos vayan microencapsulados y que estuvieran recubiertos de manera tal que su liberación sea en el lugar adecuado, en otras palabras, que se protejan de potenciales pérdidas durante la digestión. Además, se trabajó en la calidad sensorial del nuevo producto, así es fácil de consumir.

Trigal Mora, geriatra del Centro de Adulto Mayor de Clínica Universidad de los Andes, afirma que los alimentos deben tener una alta calidad nutricional, pues son fundamentales para distintos ámbitos de la vida de estos pacientes: “La vitamina D regula el organismo y ayuda al funcionamiento de huesos y músculos. La vitamina B12 tiene mucha importancia para el funcionamiento del sistema nervioso periférico. Entonces, recibir estos nutrientes es importante para el funcionamiento cognitivo, emocional y físico de los adultos mayores”.

Además, la especialista añade que “si un adulto no es capaz de mantener la alimentación equilibrada en su casa, por distintos factores, que pueden ser socioeconómicos o porque tiene problemas para digerir ciertos alimentos, son necesarios este tipo de suplementos”.

Actualmente, el Pacam va dirigido a los adultos mayores que están en tratamiento antituberculoso, beneficiarios y del Subsistema de Seguridades y Oportunidades (Ingreso Ético Familiar) y beneficiarios del Hogar de Cristo, que son atendidos en los establecimientos de atención primaria del Sistema Nacional de Servicios de Salud (SNSS).

El doctor Juan Carlos Molina, geriatra de la ClínicaMeds y presidente de la Fundación de Envejecimiento Activo y Saludable, sostiene que “el factor nutricional es importantísimo en el envejecimiento saludable. La nutrición y el ejercicio son los pilares de la autonomía en los adultos mayores. Por lo tanto, no podemos soslayar si hay déficit nutricional y que pueden darse en una crisis económica que está ad portas o que está ya, tenemos que dar la mejor alimentación a toda la población, pero en especial a los adultos mayores requerimientos proteicos y nutricionales”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.