Punta Arenas: detienen a un chileno y dos extranjeros por estupro y producción de pornografía infantil

Parte de los artículos incautados por la PDI desde los domicilios allanados en el operativo.

Juzgado de Garantía amplió en 48 horas el plazo de su detención. Uno de los imputados es un ciudadano argentino, contra quien pesa una alerta de búsqueda internacional de Interpol Argentina, por los delitos de lesiones graves y grooming, o acoso sexual a través de internet.




El Juzgado de Garantía de Punta Arenas amplió en 48 horas la detención de tres hombres -un chileno y dos extranjeros- aprehendidos el jueves en la capital magallánica por los delitos de estupro y producción y almacenamiento de material pornográfico infantil, además de desacato e Infracción a la Ley de Drogas.

La detención de los sujetos se logró tras más de tres meses de investigación por parte de la Fiscalia de Punta Arenas y la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales (Bridesex) de la PDI de esta ciudad.

El operativo policial incluyó el allanamiento de tres domicilios, donde fueron aprehendidos un ciudadano chileno, un dominicano y un argentino. Este último, registra una notificación roja (alerta de búsqueda internacional) emanada de Interpol Argentina, por los delitos de lesiones graves y grooming (acoso sexual a través de internet).

“Gracias al análisis criminal realizado por los detectives logramos concretar la detención de tres imputados. En los lugares se pudo incautar evidencia científica que vincularía a estos hombres con los delitos”, sostuvo la subprefecta Elvira Aranda, jefa de la Bridesex Punta Arenas.

Además fueron incautados dispositivos electrónicos con material pornográfico infantil, así como lencería y artículos de índole sexual, que serán periciados por peritos del Laboratorio de Criminalística. Asimismo, desde uno de los domicilios se decomisó $1.131.000 en efectivo, además de 347 gramos de clorhidrato de cocaína y 16 gramos de cannabis sativa, droga avaluada en más de siete millones de pesos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.