Convención y jurisprudencia




SEÑOR DIRECTOR

Es ampliamente conocido el tema de los zigzags de la jurisprudencia, en que los jueces ante casos idénticos emiten sentencias distintas, cambiando sus votos una y otra vez. Es más grave aún cuando esa conducta la realizan los ministros de la Corte Suprema, quienes integran una corte de casación que tiene por finalidad la unificación de la jurisprudencia. Es un tema que debiera concitar interés transversal y la búsqueda de una solución debe ser parte de las preocupaciones de todos los poderes del Estado.

Sin perjuicio de lo discutible que puedan ser muchos textos que contiene el proyecto de Constitución que elabora la Convención Constitucional en otras materias, en el caso de la jurisprudencia, es bien acertado y cabe destacar la casi unanimidad observada en su aprobación. En efecto, el artículo que le asigna a la Corte Suprema la función de uniformar la interpretación del derecho fue aprobado en su primera votación por 149 de los 154 convencionales, con solo cinco votos en contra, situación excepcionalísima e indicativo de que la uniformidad jurisprudencial constituye una materia ampliamente compartida en nuestra sociedad; aunque algunos ministros de la Corte Suprema sigan incurriendo en ella.

Alejandro Vergara Blanco

Profesor titular de Derecho Administrativo

Pontifica Universidad Católica de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.