Boric reconoce ante la ONU que el resultado del plebiscito “nos ha enseñado a ser más humildes” y que los chilenos demandan “un futuro de cambios con estabilidad”

El Mandatario, quien participó de la 77° asamblea del organismo internacional, aseguró también que de la consulta también aprendieron que hay que "asumir que la construcción del Chile que soñamos no está en las recetas de ningún sector en particular, sino en la síntesis que podamos hacer combinando lo mejor que cada uno pueda aportar”.


Cerca de 22 minutos duró la primera intervención del Gabriel Boric, como Presidente de Chile, ante las Naciones Unidas. Este lunes el Mandatario nacional viajó a Nueva York, Estados Unidos para ser parte de la 77° asamblea del organismo internacional.

El discurso del Jefe de Estado estuvo marcado por varios hitos, entre ellos algunos gestos a Salvador Allende, un balance de lo que fue el estallido social y el proceso constituyente, además de una serie de gestos a la situación que se vive en Palestina e Israel además de la condena a diversas situaciones en el extranjero.

Es así como Boric dio inicio a su discurso con la frase “vengo de Chile”, la misma con la cual Allende comenzó su intervención ante la ONU hace 50 años, en 1972.

“Vengo de Chile, que es un hermoso país situado en el sur, en el extremo sur de América. Entre la Cordillera de los Andes, que es la columna de nuestro continente y el majestuoso e imponente Océano Pacífico”, dijo el Mandatario. Y agregó: “El pueblo chileno es trabajador y solidario, gracias a su esfuerzo hemos pasado, en algo más de dos siglos, de ser la colonia más pobre de España en América, a ser un país independiente, libre, soberano y pujante. Un país con tremendas posibilidades que hoy está a las puertas de un desarrollo integral y que estamos trabajando que sea para todos y no para unos pocos”.

Estallido social y plebiscito

El discurso de Boric estuvo centrado en contar ante los otros jefe de Estado y representantes diplomáticos, la crisis social que vivió Chile y el proceso posterior para encausar dicho malestar ciudadano.

Fue en ese marco que el Mandatario hizo un nuevo gesto a Allende: “Dentro de pocos meses se cumplirán 50 años desde que el Presidente Salvador Allende, desde esta mista testera, diera cuenta de los importantes cambios sociales y políticos que vivía nuestro país, porque somos un país que lleva largo tiempo buscando su camino propio a la dignidad. Y si bien durante los gobiernos democráticos de los últimos 30 años se redujo notablemente la pobreza y hubo importantes avances en materia social, resulta indesmentible que el modelo de desarrollo que adoptamos en Chile ha mantenido una alta concentración de la riqueza, llevándonos a ser uno, y esto nos duele, nos duele, uno de los países más desiguales del mundo”.

“Esta desigualdad ha obstaculizado nuestro camino al desarrollo, pero no solo eso, es una amenaza potente a la democracia, porque fractura la sociedad misma, destruye la cohesión social y, por lo tanto, termina siendo un impedimento para entendernos y construir juntos y juntas un devenir que sea más libre y justo”, agregó el Presidente.

En esa línea el Presidente aseguró que el estallido social que ocurrió en Chile “no fue casualidad, sino la consecuencia de innumerables historias de dolor y postergación, que se fueron incubando y afectando el corazón mismo de nuestra sociedad. Y quiero decirles que aquello, aunque no se espere, puede pasar en sus países también, los quiero invitar a anticiparnos en la búsqueda de una mayor justicia social”.

Boric también abordó lo que fueron las violentas protestas que se vivieron en octubre de 2019. “Este descontento se manifestó también en graves episodios de violencia, como la inaceptable quema de estaciones del Metro y la vandalización de centros cívicos. Y por otro lado, fuimos testigos de una represión descontrolada, que terminó con muertes, heridos y más de 400 personas victimas con trauma ocular producto de la acción del Estado, lo que constituye, desde el punto de vista de nuestro gobierno y de organismos internacionales de DD.HH., en una grave violación a los DD.HH. que debe ser reparada y así lo será”.

Sobre el proceso constituyente, el Mandatario fue claro en señalar ante la ONU que “la salida para caminar en la solución pacífica y democrática de la crisis que vive nuestro país fue un acuerdo importante entre las principales fuerzas políticas que permitió la elaboración de una ruta hacia la redacción de una nueva Constitución (...) esta ruta, impulsada por la sociedad chilena, desde la protesta y la lucha social y encausada políticamente por distintas instituciones, fue refrendada por un plebiscito de entrada en donde un 80% de los votantes se manifestó a favor de una nueva constitución escrita por un órgano especialmente electo para aquello”.

Sobre el resultado del plebiscito de salida, donde el Rechazo se impuso por un 62%, Boric reconoció que “hoy como país estamos buscando nuevas formulas para construir ese lugar de encuentro entre todos los chilenos. Mi opción personal en ese plebiscito fue de aprobar la propuesta, pero el resultado fue el contario. Algunos han querido ver el resultado del plebiscito como una derrota del gobierno, y con toda humildad quiero hoy decirles que nunca un gobierno puede sentirse derrotado cuando el pueblo se pronuncia. En democracia, la palabra popular es soberana y la guía para todo momento”.

“A diferencia del pasado, en que las diferencias en Chile fueron resueltas a sangre y fuego, hoy las chilenas y los chilenos acordamos enfrentar de manera democrática nuestros desafíos”, añadió.

Pero también hubo un espacio para una reflexión sobre lo que el resultado del plebiscito dejó de lección para el gobierno. “Este mismo pueblo se acaba de expresar dando una elección de democracia que tomamos. Chile le ha exigido a su democracia y a sus actores políticos estar a la altura de sus demandas y el desafío de hoy es estar a la altura de ellas. Como gobierno hemos recogido el resultado del reciente plebiscito con los ojos y el corazón bien abierto, queremos escuchar lo que el pueblo nos está diciendo, porque confiamos en su criterio y voluntad y hay cosas que hemos entendido muy claramente y que quiero compartir con ustedes: los resultados son la expresión de una ciudadanía que demanda cambios sin poner en riesgo sus logros presentes, que quiere un mejor futuro, construido con seriedad y sin caer en nuevas inseguridades, un futuro de cambios con estabilidad”, indicó.

“El resultado del plebiscito en nuestro país nos ha enseñado a ser más humildes, la democracia debe ser humilde y asumir que la construcción del Chile que soñamos no está en las recetas de ningún sector en particular, sino en la síntesis que podamos hacer combinando lo mejor que cada uno pueda aportar”, sostuvo Boric.

Para cerrar su intervención sobre dicho punto con que “como presidente de Chile estoy convencido de que en corto plazo Chile tendrá una constitución que nos satisfaga y enorgullezca”.

Canciller: “Hay mucho interés en la comunidad internacional”

La Canciller Antonia Urrejola, quien es parte de la comitiva del Mandatario, abordó el discurso del Mandatario y el hecho de que haya estado centrado en la política interna de Chile.

“Yo creo que era muy importante que el Presidente explicara en un foro como Naciones Unidas lo que fue el resultado del plebiscito del 4 de septiembre. En las distintas reuniones que he tenido, este mismo fin de semana en Londres, donde habían muchos Mandatarios y cancilleres, la pregunta permanente que se me hizo era qué pasa con el proceso constituyente, que pasó el 4 y lo próximo. Fue en ese sentido que el Presidente se refirió a aquello, porque hay mucho interés de la comunidad internacional, mucho más allá de lo que podamos ver en Chile, hay mucho interés en entender el proceso constituyente”, aseguró Urrejola desde Nueva York.

En ese sentido, afirmó que “lo que más se ha valorado, y por ejemplo este fin de semana, con varias de las personas con las que hablé, fue el discurso del Presidente el mismo 4 (de septiembre), en que él salió reconociendo una derrota y eso mismo da certezas como también da certezas de que sigue habiendo un proceso de diálogo institucional frente al tema constituyente y eso es muy valorado en la comunidad internacional”.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.