Catalina Parot, presidenta del Consejo Nacional de Televisión: "Si en esta franja no se ve a la sociedad civil, eso aumentará la distancia con los partidos"

Imagen-_O8A9682

foto: juan farías

Luego de difundir este viernes el reglamento para la campaña del plebiscito de abril, exministra emplaza a las colectividades -que lanzaron cuestionamientos- a que "no traten de tirar la pelota para el córner".




La presidenta del Consejo Nacional de Televisión, Catalina Parot, dio a conocer este viernes las normas que regularán la franja para el plebiscito constitucional de abril. Y una de las definiciones que más ha generado cuestionamientos es la de no darles un espacio autónomo a organizaciones sociales para estar presentes en ese espacio televisivo, sino que, más bien, dejar eso en manos de los partidos.

La resolución -adelantada la semana pasada por La Tercera- va acompañada, sin embargo, de un llamado a las colectividades que molestó a varios dirigentes

Usted impulsaba la idea de que quedara establecido un espacio propiamente tal para las organizaciones civiles, pero eso quedó sujeto al tiempo que destinen los partidos. ¿Queda conforme?

Trabajamos mucho para que existiera la posibilidad de que esta franja le diera voz a muchas organizaciones, y que se la diera de forma directa. Sin embargo, después de un debate siento que como consejo avanzamos de una manera sustantiva, porque si bien no se logró la participación directa, sí se establece que los partidos políticos deben entregar una parte significativa de su tiempo a la sociedad civil. Y yo creo que ese "deberá" al que llama el consejo en su reglamento, es un llamado fuerte, que si no es escuchado hoy por los partidos, va a tener una repercusión en la sociedad civil.

Pero dado el contexto de crisis que se ha generado, ¿no cree que es un error dejarlo a criterio de los partidos? Es, justamente, la clase política la que está cuestionada…

No hablaría de error. Creo que en la vida se avanza, y se avanza no a zancos, a veces se dan saltos, pero esos saltos pueden ser saltos complicados. Teníamos poco tiempo, esa es la verdad, para implementarlo. Y, además, no teníamos un acuerdo sobre cuáles serían las organizaciones de la sociedad civil respecto de las cuales se entregaría esta titularidad. Pero se avanzó y se avanzó mucho. El consejo hizo un gran esfuerzo por encontrar un mecanismo dentro del espacio que entendió existente, que es un espacio de tiempo corto donde no era fácil definir cuáles eran los actores que tendrían que tener un espacio en la franja. Me habría gustado más, sería faltar a mi propia convicción decir que esto es algo que me deja absolutamente satisfecha, pero también sería erróneo decir que no se avanzó.

Usted habla de que estaban contra el tiempo. Ese fue, entonces, uno de los criterios que se consideraron a la hora de tomar la decisión. Aparte de eso, ¿qué otro elemento se consideró finalmente para dejar fuera a las organizaciones?

No se dejaron fuera a las organizaciones.

Pero si no hay participación de ellos directa ni autónomamente, sino que depende de los partidos…

Quedaron incorporadas a través del mandato que entrega el Consejo Nacional de Televisión a los partidos. La obligación que transmite el CNTV si bien no es posible fiscalizarla, sí hay un llamado fuerte a que se incorpore a la sociedad civil. Uno de los factores fue que estábamos contra el tiempo, porque teníamos muy poco espacio para dictar este reglamento y, en segundo lugar, para poder abrir un proceso. De hecho, tenemos solamente siete días para que los partidos puedan manifestar su interés de participar en la franja en una de las opciones y también los comandos. Entonces, habría solamente siete días para que las organizaciones también hubieran podido manifestar su opción… Y, segundo, no logramos coincidir en cuál era el referente en que nos íbamos a apoyar para decir qué organizaciones de la sociedad civil sí y cuáles no.

¿No es que haya habido una cierta presión de los partidos para que quedara en manos de ellos el darles espacio a las organizaciones en la franja?

En todas las reuniones que tuve con los representantes de los partidos siempre me manifestaron que estaban abiertos a la participación de la sociedad civil. Casi todos me hicieron presentes las dificultades para abrir este proceso, porque esto es algo que nunca se ha hecho, pero la voluntad de los partidos que me manifestaron a mí directamente fue que ellos eran partidarios de que se incluyera a la sociedad civil.

Usted, previo a esta entrevista, hizo un llamado a los partidos a estar a la altura de lo que pide la ciudadanía. ¿Cree que se va a volver complejo el hecho de que solo se mandate a destinar un parte significativa de la franja? Finalmente, va a depender de lo que cada uno entienda por significativo…

Hago un llamado a los partidos políticos a ser sensibles a lo que está viviendo el país hoy en día. Creo que en esta franja tienen que aparecer nuevos rostros y, además, tienen que aparecer rostros y propuestas e ideas que no solamente son de la Región Metropolitana. Tiene que aparecer el país. Y si en esta franja, en que vamos a tomar decisiones de fondo respecto a nuestro futuro, no se ve a la sociedad civil, eso va a aumentar de alguna manera la distancia entre los partidos políticos y la sociedad civil. Creo que aquí los partidos tienen una oportunidad enorme de acercarse a la sociedad civil, de acercarse al país y de escuchar al país.

¿Qué le parecen las críticas desde los partidos por el reglamento? En RN, por ejemplo, señalaron que les "tiraron la pelota" a las colectividades de algo que ustedes no pudieron organizar...

A los partidos que critican les digo, en lenguaje futbolero, que no traten de tirar la pelota para el córner.

Se supone que se tiene que hacer otra franja más adelante para la campaña para los constituyentes y para el plebiscito ratificatorio, donde se deberá hacer un nuevo reglamento. ¿Espera que en esa ocasión puedan participar las organizaciones de manera autónoma? Ahí van a tener mayor plazo para prepararlo…

Ese es un objetivo que tenemos en mente y que vamos a tratar de ir construyendo los consensos para que eso sea posible… Esperemos que ahí sí haya una voz directa de la ciudadanía.

¿Cómo ha visto el rol del gobierno en el proceso constituyente?

El rol del gobierno, como garante de este proceso, es muy importante. Debemos garantizar que todas las opciones tengan los mismos derechos y que puedan expresar sus posiciones dentro del marco del respeto y de los valores que tenemos como país. Además, el gobierno tiene que garantizar que el proceso plebiscitario pueda sea una realidad en los próximos meses, que el debate sea racional y respetuoso.

¿Le parece bien que tenga un rol prescindente y que esa hay sido la instrucción a los ministros?

Prescindente y garante.

Comenta