Chadwick activa rol de jefe político e intensifica diálogo con oposición

Los ministros Chadwick y Blumel junto a los senadores del PPD, en el Congreso. Foto: Ministerio del Interior

Ministro se reunió, junto a Gonzalo Blumel, con senadores del PPD. En La Moneda dicen que titular de Interior iniciará una nueva etapa, focalizada en el trabajo político.


“Es como mi hijo”. La frase la lanzó este miércoles el vicepresidente de la República, Andrés Chadwick, mientras caminaba junto a su par de la Segpres, Gonzalo Blumel, y lo abrazaba al salir de la reunión que ambos sostuvieron con los senadores del PPD.

Los secretarios de Estado habían almorzado con los legisladores de ese partido en el piso 14 de la Cámara Alta, en Valparaíso, para abordar materias legislativas y, sobre todo, la relación de ese partido con el gobierno. Y la escena refleja la relación entre ambos secretarios de Estado y el inicio de lo que en el oficialismo califican como una “nueva etapa” de parte del ministro del Interior, que se suma al encuentro que lideró el domingo en la noche con senadores de la ex Nueva Mayoría y de Chile Vamos.

Hasta ahora, Chadwick había estado concentrado principalmente en materias de seguridad, justamente las que dependen de su cartera. Y si bien sostuvo al inicio del gobierno reuniones con las directivas de los partidos de oposición, en La Moneda dicen que no tuvieron el mismo carácter que los encuentros de estos últimos días, en los que ha ejercido un rol más activo.

Ahora, en cambio, fuentes de La Moneda sostienen que el ministro ha activado, de manera pública, su rol político como jefe de gabinete del gobierno del Presidente Sebastián Piñera, algo que hasta ahora había ejercido de manera privada. Esto, complementando la tarea de Blumel y justo en medio de la tensión entre el oficialismo y la oposición por el trabajo legislativo.

En el Ejecutivo sostienen que Chadwick, dada la contingencia actual de cuestionamientos de la oposición, ha salido a “reforzar políticamente” a Blumel, quien hasta ahora había liderado los diálogos en el Congreso con los parlamentarios. Incluso, algunas fuentes de Palacio dicen que el tema se habría conversado directamente con Piñera. Esto, con la idea de recomponer las relaciones con la oposición.

“Es importante, y además natural, que el vicepresidente de la República haya venido a almorzar con el comité de senadores. Le planteamos un conjunto de temas que creemos que son importantes”, dijo el senador Felipe Harboe, junto con agregar que un cambio al Tribunal Constitucional fue planteado como “una condición fundamental para seguir avanzando en los acuerdos”.

Quienes asistieron dicen que el PPD marcó un contraste con la actitud de los socialistas. Esto, planteando disposición a actuar como una “oposición colaborativa” y abordando temas como el TC, salud y previsión, además de un reclamo por el rol que han jugado algunos intendentes, quienes -cuestionaron en la cita- no estarían actuando con “ecuanimidad”. Las mismas fuentes sostienen que el propio Chadwick hizo ver en el encuentro la diferencia entre el PS y el PPD, valorando que miembros de este último partido sean parte de las comisiones para buscar acuerdos.

El rol de Chadwick es visto con atención principalmente en Chile Vamos, bloque en el que existen distintas visiones sobre si su presencia en conversaciones en el Congreso fortalece y complementa el trabajo de Blumel o, por el contrario, puede terminar debilitando al titular de la Segpres. “Andrés tiene una vida política desde hace muchos años y conoce a los senadores. Me parece bien que trabajen en equipo usando las potencialidades que cada uno tiene”, comenta la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe. El diputado Jaime Bellolio añadió, consultado por el rol de Chadwick, que “me parece que era necesario, porque excede el tema de solo la agenda legislativa, que la ve el ministro Blumel, sino que tiene que ver con una relación política más permanente”.

En todo caso, en La Moneda dicen que en el Congreso se debe cumplir un rol legislativo y otro político, y que en este caso eso lo ejercerían, respectivamente, Blumel y Chadwick. Cercanos al titular de la Segpres dicen que este diseño no lo incomoda y que, incluso, el “capital político” del ministro del Interior es una ayuda para abrir vínculos con la oposición. Además, recalcan que históricamente el jefe de esa cartera es quien lleva adelante los “grandes temas políticos” que se discuten en el Congreso.

#Tags


Seguir leyendo