El error de cálculo del gobierno

La propuesta de equilibrar el pago de las isapres entre hombres y mujeres no solo opacó la agenda de equidad de género anunciada por el Presidente Piñera, sino que abrió un flanco de críticas por el anuncio de que se subirá la prima que cancelan los varones.


En parte acaparó la agenda”, reconocían ayer en La Moneda tras el anuncio que realizó el miércoles el Presidente Sebastián Piñera sobre terminar con las diferencias entre los precios de los planes de isapres de hombres y mujeres. Una medida que enumeró el Mandatario dentro de la agenda que impulsará el Ejecutivo en materia de equidad de género, y que el gobierno ya ha tenido que salir a explicar en más de una ocasión.

¿La razón? Durante la alocución del Jefe de Estado en La Moneda, donde solo anunció el “titular de la medida”, que por la noche del miércoles profundizó en un programa de TVN. Ahí, el Presidente precisó que “vamos a igualar los precios (de los planes) (…), eso significa que los hombres van a pagar un poco más y las mujeres un poco menos “.

Declaraciones que estuvieron en línea con lo que el ministro de Salud, Emilio Santelices, había dicho horas antes en otro canal de televisión. Y que, de inmediato, comenzó a generar críticas en la oposición debido a que los cambios no apuntaban a modificar el sistema.

Si bien en La Moneda primó la opción de incluir el anuncio de las isapres en el mismo día que todas las otras medidas de género -y no esperar hasta la cuenta pública del 1 de junio- para evitar que ese proyecto captara toda la atención, en la práctica terminó por desviar la atención de la agenda de género y abrió un flanco con un tema de una complejidad mayor.
Dirigentes de Chile Vamos, de hecho, reconocían en privado “un error” del gobierno. Además, advirtieron que, en caso de que el Ejecutivo presente al Congreso un proyecto que compensara la disminución de los planes de salud de las mujeres con aumento en la prima cobrada a los hombres, no habría un respaldo de la coalición. El foco de la iniciativa, añadieron, debe estar marcado en el sentir de la ciudadanía, es decir, en terminar con el “abuso” de las isapres.

En La Moneda se percataron ayer “del ruido” que estaba generando el tema y salieron a aclarar que el proyecto también “tocará a las isapres”. El primero en explicar el punto fue el titular de Salud. A primera hora, por Twitter, Santelices dijo: “El foco de la agenda mujer es eliminar la discriminación por sexo. Para eso, las isapres como los hombres tendrán que apretarse el cinturón”.

Luego fue el turno del Mandatario, quien, en el marco de una actividad del Sename, aseguró: “También les vamos a pedir a las isapres un esfuerzo (…). Vamos a establecer un observatorio ciudadano para que todos podamos comparar y esa mayor competencia va a bajar los precios”.

Más tarde, el ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, y su par del Ministerio de la Mujer, Isabel Plá, abordaron el tema. Dijeron que no hay un plazo concreto para el envío del proyecto de ley y defendieron la iniciativa. “Podemos asegurar que es una reforma que va a tocar varios aspectos del sistema de salud privado, no solamente lo que tiene que ver con los precios de los planes (…). Va a ser una reforma que se va a definir de manera técnica y responsable, que será una reforma que va a poner un plan único, en el cual esté repartido de manera equitativa, especialmente el costo de la maternidad”, dijo Plá.

Con todo, ayer en La Moneda defendían que se haya realizado el anuncio debido a que “era parte de la agenda mujer”. Además, destacaban que hay “ejes claros”, por ejemplo, que será un plan único y sin discriminaciones.

Cuestionamientos

Pese a que en una primera instancia en la oposición celebraron las medidas anunciadas por el Mandatario, ayer varios dirigentes salieron a cuestionar el plan del Ejecutivo para terminar con el cobro abusivo de las isapres a las mujeres.

El PC convocó a un punto de prensa para cuestionar en duros términos el anuncio.“Estamos preocupadas de que la forma de rebajar la discriminación con las mujeres sea a partir de una compensación entre hombres y mujeres, sin sacar el negocio y el lucro de las isapres. Esperamos que el gobierno cambie esa actitud y que el resto de las iniciativas no tengan ese nivel de letra chica”, dijo la exministra Claudia Pascual, quien, además, destacó que “gran parte de lo anunciado” por el Mandatario fue impulsado por la expresidenta.

La diputada Camila Vallejo, en tanto, dijo estar “decepcionada” del Ejecutivo. “Un día duró nuestra buena impresión de la agenda del gobierno. Increíble la capacidad de transformar una causa justa en un negocio”, dijo.

Desde el PPD, el senador Felipe Harboe acusó a La Moneda de actuar “como una sucursal” de las aseguradoras de salud. “Aquí lo que se requiere en primer lugar es entender que el gobierno y el Parlamento están llamados a proteger a las personas, no los negocios de las isapres”, dijo.

En esa misma línea, la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández, señaló que “la salud es un derecho y no podemos traspasar el costo a los ciudadanos, las isapres con sus utilidades son las que deben asumir los costos”.

Por su parte, el excandidato presidencial de la Nueva Mayoría senador Alejandro Guillier advirtió que las “isapres ganaron más de $ 70 mil millones en 2017”, pero aún así -agregó- “serán las familias quienes van a financiar la igualdad, no las isapres. ¿Equidad de género con letra chica?”.


Para ver ampliada, haz click en la infografía

Seguir leyendo